Envejecimiento activo – Educarse para envejecer bien con uno mismo

 

[Familia – 3ª Edad]

 

Una de las definiciones del envejecimiento activo es el educarse para envejecer bien con uno mismo y con los recursos que uno tiene.

La ONU estima que en el año 2050 la población mundial con más de 65 años sumará 1.420 millones de personas.

La población residente en España de 65 años o más era de 8.908.151 personas el 1 de enero de 2018 (un 19,1% del total), fecha de los últimos datos definitivos del Padrón Continuo (INE), el registro administrativo donde constan los vecinos de cada municipio, a diferencia del censo que se realiza cada 10 años mediante cuestionarios.

Aumenta en mayor medida la proporción de octogenarios, en 2017 representaban el 6,1% de toda la población. En el mismo año el sexo predominante en la vejez era el femenino: con un 3,6% más de mujeres (4.995.737) que de hombres (3.768.467). De ellos, más de seis millones y medio no son dependientes.

 

Envejecimiento activo

Para que estos mayores que no son dependientes, tarden lo más posible en serlo, deben fomentar su actividad tanto física como mental, comprometerse con el entorno, no encerrarse en sí mismos creyendo que ya nadie les necesita ni pensar que ya lo han hecho todo.

Las personas jubiladas disponen de mucho tiempo libre y, mayoritariamente, el colectivo de mujeres es el más activo. Es el que más actividades desarrolla, posiblemente, porque al trabajar fuera y dentro de casa siempre ha tenido cosas que hacer y no se ve sentada durante horas mirando al infinito como vemos en muchas ocasiones, en parques y plazas, a muchos hombres. El hombre no se adapta fácilmente a esta nueva etapa de su vida. Muchas veces cae en la depresión o en la tristeza porque no sabe qué hacer con el tiempo.

La forma de disfrutar de un envejecimiento activo es cuidándonos a nosotros mismos manteniendo el cuerpo y la mente ocupados, cultivando nuestras relaciones y fomentando de nuevas, participando en el mundo que nos rodea y teniendo cosas que hacer mañana y pasado.

 

Formación permanente

Diferentes universidades han abierto “aulas universitarias”, que ofrecen cursos específicos, seminarios, salidas culturales, ciclos de charlas y conferencias, viéndose año tras año más concurridas, lo que les ha obligado a ampliar las plazas y ofertar mas cursos. Desde septiembre hasta julio, estas aulas se llenan de jubilados y de prejubilados con un interés que es la alegría del profesorado. Estos colectivos complementan lo que aprenden con su propia experiencia. Un dato importante es que el 80% de los asistentes a las aulas de difusión cultural o de extensión universitaria son mujeres (Fuente: Afopa)*. Los temas que más interesan son la Historia, la Filosofía, el Arte y las Ciencias de la Salud.

 

Aficiones

La realización de actividades que siempre se habían deseado hacer pero para las que no había tiempo es una forma muy gratificante de ocupar el tiempo libre.

La astronomía, la cata de vinos, la gastronomía, el cuidado de un acuario, diferentes voluntariados (leer a personas que no pueden hacerlo, acompañar al médico a alguien que no puede ir solo, cuidar y sacar a pasear a perros abandonados, ser un informador voluntario de algún museo que, después de una preparación, explica a escolares y mayores los contenidos del mismo…), la pesca, la fotografía, la pintura, formar parte de los usuarios de los huertos urbanos, bailar, ser miembro de una coral o continuar las clases de piano que se dejaron en la adolescencia.

 

Proyectos 

Es el momento de poner en práctica alguno de los proyectos que se había dejado olvidados:

> Formar una asociación de tipo social, cultural o política para poder tener una presencia significativa en la sociedad y poder demandar lo que el colectivo de personas mayores hecha en falta (más servicios sociales, ayudas en casa, apartamentos tutelados…).
> Asesorar a jóvenes empresarios o a quienes quieran montar una empresa de cómo hacerlo.
> Escribir las experiencias profesionales o personales.
> Los viajes y excursiones planificados para gente mayor suelen ser muy agradables y gratificantes.

 

Deporte

Algunos grandes gimnasios están implantando prácticas deportivas para mayores de 55 años. Encontramos tonificación, fitness, partidas de ping-pong, natación, gimnasia en el agua, gimnasia de mantenimiento y otras actividades adecuadas para esta etapa de la vida.

Hay evidencias clínicas contrastadas en las que vemos una relación directa entre la actividad física y la esperanza de vida. La realidad es que las personas que realizan ejercicio físico de forma regular tienen la sensación de encontrarse mejor, tanto desde un punto de vista físico como mental.

Quienes hacen ejercicio habitualmente obtienen diferentes beneficios para su salud: incremento del funcionamiento del sistema cardiovascular y respiratorio, aumento de la circulación cerebral, fortalecimiento del sistema osteomuscular (huesos, cartílagos, ligamentos, tendones), además de un aumento de su calidad de vida.

La actividad física también opera cambios en la mente de la persona hacia direcciones más positivas, con independencia de cualquier efecto curativo. Un programa de ejercicios adecuados puede producir efectos positivos sobre ciertos estados depresivos, de ansiedad, de estrés, a lo que le podemos sumar bienestar psicológico.

El ejercicio físico nos da una mayor capacidad de trabajo, favorece la eliminación de toxinas y oxidantes, y mejora el aspecto físico de la persona.

Una manera de hacer ejercicio sin darse casi cuenta es incluirlo en las actividades cotidianas. Subir escaleras en lugar de usar el ascensor, dar paseos, si puede ser, diariamente; subir o bajar del transporte público unas paradas antes o después de nuestro origen o destino.

Se pueden planear las vacaciones y fines de semana incluyendo alguna actividad de turismo activo, aprovechando para ir en bicicleta, nadar, jugar a palas y/o baliar, que es uno de los ejercicios más completo. 

 

 

Equipo Torrese

Página de origen de la imagen:
mipagina.1001consejos.com/forum/topics/deportes-para-adultos-mayores

 

Este artículo es de libre de reproducción a condición de respetar su integralidad y de mencionar al autor o autores y la fuente.

 

VER:
> Tercera edad – Aumento progresivo de la población mayor
> Beauty – Envejecimiento hormonal: Causas y cuidados  
Envejecimiento – 10 reglas importantes  
> La pareja después de la madurez
> Superabuelos del siglo XXI  Gente mayor y crisis: pensiones, vivienda, dependencia y soledad
> Cuando las personas mayores necesitan ayuda
> Cuidadores familiares 
> Teléfono gratuito de ayuda a los cuidadores 
> Tercera edad – Aumento progresivo de la pobación mayor
> ¿Qué es ser gerocultor? 
> Abuso y violencia en las personas mayores
> Sesenta y tantos
> Mentes activas
> Radiografía de nuestros mayores
> La ley de autonomía del paciente
> Tiempo compartido
> Investigación y calidad de vida 
> Hay más personas mayores que niños – Tiempo de júbilo
> Herencia – Informaciones
> Páginas amigas de la 3ª edad      

 

Más información:

*Afopa (Aulas de Formación Permanente para la Gente Mayor de Catalunya, (España))
http://ajuntament.barcelona.cat/gentgran/es/canal/aules-de-formacio-permanent 
http://www.afopa.info/    

Universidad de Barcelona – Aulas para mayores
https://www.ub.edu/web/ub/es/estudis/oferta_formativa/altra_oferta/aules/aules.html 

Universidad Autónoma de Barcelona (España)
www.uab.es/ice

Universidad de Barcelona (España)
www.ub.edu

Ayuntamiento de Barcelona (España)
http://w110.bcn.cat/portal/site/GentGran/ 

Astronomía, Barcelona (España)
www.aster.org

Universidades de mayores – Imserso
http://www.imserso.es/InterPresent1/groups/imserso/documents/binario/idi66_06ubarcelona.pdf 

 

 

 

 

5 – 06-01-2018
4 – 02-01-2017
3 – 10-11-2014
2 – 11-09-2013
1 – 10-03-2013