Rachel Whiteread y sus confrontaciones – La primera mujer que fue galardonada con el ‘Turner...

 

[Cultura – Escultura / Mujeres Hoy]  

 

Rachel Whiteread (Londres, 1963) estudió pintura en la Universidad Politécnica de Brighton y escultura en Slade School of Fine Arts. Es una de las figuras clave de la joven escultura inglesa. 

Fue la primera mujer galardonada con el Turner Price (1993). En 1997 se le otorgó el Premio de la Bienal de Venecia al mejor artista joven. Ha realizado más de 200 exposiciones colectivas e individuales en galerías como Gagosian Gallery de Londres y Nueva York, Luhring Augustine de Nueva York o Koyanagi Gallery de Tokio y museos tan prestigiosos como Tate Modern de Londres, Solomon Guggenheim de Nueva York el Contempory Art Museum de Chicago, Tate Gallery de Liverpool, Stedelijk Van Abbemuseum de Eindhoven, Deutsche Guggenheim de Berlín, Scottish National Gallery of Modern Art de Edimburgo, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, Kunsthalle de Basilea, Victoria & Albert Museum de Londres, Museo d’Arte Contemporanea de Nápoles, Kunsthaus de Viena, o en el Centro de Arte Contemporáneo de  Málaga (España).

Whiteread pertenece a la generación de Jóvenes Artistas Británicos (YBA) que surgió a mediados de los 90, aunque ella siempre destacó por la serenidad de su obra en contraposición con el resto de sus compañeros de generación.

El arte de esta especial y singular escultora se basa en las series de confrontaciones (público-privado, copia-original…) y en el “vaciado” de espacios, en convertir los objetos en creadores gracias al perfeccionamiento de la técnica del negativo.

rache-whiteread-190Entre sus obras se pueden ver objetos que reflexionan sobre los elementos que forman parte de nuestra vida cotidiana, reinventando bañeras, camas, mesas, suelos, sillas o puertas en las que se muestra el espacio vacío de estos objetos. 

Según Fernando Francés, que comisarió una exposición suya en el CAC Málaga en el 2007, «la artista inventa la realidad desde su más simple esencia, aislándola, alejándola de cuanto le rodea y de lo que le es superficial e incluso innecesario desde los cánones de su propia mirada. Ella ha hecho que la fe pierda sentido o, aún mejor, ha confirmado los presagios de la fe. Ahora no sólo sabemos que el aire ocupa lugar, ahora lo vemos. Ha posibilitado que sea el arte y no la ciencia quien descubra los misterios del espacio, lo que ocupa y lo que es ocupado. Sería torpe aclarar sus conceptos de positivo y negativo, de macho y hembra, de acoplamientos y ocupaciones, de lleno y vacío o incluso de los vacíos en general. Es absolutamente vacuo. Prefiero pensar que a ella le preocupan más las cosas sencillas, las preguntas elementales, las relaciones con los objetos que le son familiares y los espacios que éstos recrean. Así se explica la gran conexión existente entre su obra y el espectador anónimo. Esto tampoco es ya un misterio, porque las claves, los temas y las preocupaciones coinciden y se complementan con absoluta sencillez. Ahí sí hay misterio o será mística».

Rachel Whiteread trabaja con moldes en diversos materiales como escayola, resina, goma de caucho o cemento dental. Con ello quiere que se perciba lo extraordinario que yace bajo lo ordinario.

Una de sus obras: Village, se compone de 53 casas de muñecas cuidadosamente dispuestas e iluminadas desde dentro. Son objetos de segunda mano que la artista coleccionó durante veinte años y que posteriormente ha transformado. La perspectiva de la obra es asombrosa. Las casas de diferentes tamaños están situadas como si estuvieran en un valle, sobre la ladera de una colina con calles sinuosas. Estas casas, algunas con más de 70 años, se hicieron para entretenerse cuando no era tan fácil comprar juguetes; otras, sin embargo, más modernas, las ha comprado a través de Internet. La artista rememora así su historia familiar en distintos pueblos de los alrededores de Londres. Es una obra que aunque se considera concluida, la artista con el paso del tiempo jugará con ella, ampliándola, reinterpretándola, buscando en ella nuevos significados.

rache-whiteread-550

En Sixteen Spaces se pueden ver vaciados de sillas en resinas coloreadas y transparentes que muestran las correlaciones entre individuos.

Otro elemento fundamental en la obra de Whiteread es el suelo que representa el trabajo femenino doméstico que lo ha mantenido limpio y, a la vez, es escultura y arquitectura. La suavidad de las gomas y las resinas industriales o de la cera aplicada a los metales constituyen los suelos de Whiteread, que a su vez son vaciado de vaciados en yeso de suelos reales.

La escultura Room 101 es verdaderamente impresionante no sólo por sus dimensiones (300 x 500 x 643 cm) sino porque de alguna manera resume todas las preocupaciones, todos los intereses de Rachel. Es un vaciado de una habitación completa. Equivale al aire de la habitación y como éste se detiene en todos los rincones del espacio dando fe de cada desconchado de las paredes, de cada imperfección, de cada una de las texturas y de los  elementos que componen la piel de la habitación, como los marcos, las puertas, dinteles, etc.

La escultora moldea el vacío interior del objeto. La propia artista asegura que «su trabajo se parece a la confección de una máscara mortuoria de la antigua Roma, una representación sólida de la muerte». En parte de su obra aparece cierta sombra siniestra, pues mata la utilidad del objeto. Ella afirma: «Yo soy el tú en el que me he revertido, tu huella. Tú eres exactamente lo que ha desparecido desde el momento en que sólo tú encajarías en el molde en que yo me he convertido».
 

 


Fuente:
CAC Málaga (Centro de Arte Contemporáneo de Málaga), España

Fernando Francés, comisario
http://cacmalaga.eu/    

 


Página de origen de la imagen principal:
likesuccess.com
Fotografías cedidas por el CAC (Centro de Arte Contemporáneo) de Málaga (España)

 

 

 

 

3 – 04-10-2017
2 – 12-09-2016
1 – 31-05-2007