Cuidadores familiares – Un trabajo invisible

 

[Familia/- 3陋 Edad]

 

Mujer sana, de entre 45 y 65 a帽os, ama de casa, su padre o su madre tiene discapacidad. 脡ste es el prototipo de la mayor铆a de cuidadores que atiende a personas mayores con necesidad de atenci贸n permanente debido a enfermedades como Alzheimer, demencia o par谩lisis. Seg煤n diversos estudios, en torno al 80% de los cuidadores familiares responde a este perfil, y s贸lo en el 20% de los casos el cuidado recae en un hombre de la familia o en otras personas. Del total de atenciones que necesitan recibir estas personas, se calcula que el 88% se desarrolla en el entorno familiar y s贸lo el 12% restante corresponde a personal sanitario. Para cubrir con personal profesional las atenciones que resuelven los cuidadores familiares, en Espa帽a ser铆a necesario contratar a 650.000 personas a tiempo completo.

 

Un trabajo invisible聽

Hist贸ricamente, el desarrollo de la vida de la mujer dentro del seno familiar ha contribuido a que esta situaci贸n se prolongue en el tiempo, como si el cuidado de cualquier miembro de la familia fuera inherente a la condici贸n femenina. As铆 lo recoge tambi茅n el Instituto de Salud P煤blica de Navarra (Espa帽a) en sus materiales de asesoramiento a cuidadores: 鈥淐uidar ha constituido una obligaci贸n moral de las familias y de las mujeres, por encima de sus proyectos de vida, un trabajo no pagado, que se hace en casa, 鈥榠nvisible鈥 y poco valorado鈥.

 

Tristeza y agotamiento聽

Adem谩s de la tristeza, otro de los s铆ntomas habituales en los cuidadores familiares, es el agotamiento. Las alteraciones que pueden observarse en un cuidador son de tipo f铆sico, como cansancio, dolor de cabeza, problemas de insomnio y dolor聽 en articulaciones. Se advierten tambi茅n dolencias de tipo ps铆quico, como problemas de ansiedad y depresi贸n; sociales, debido a la ausencia de tiempo libre, y laborales, pues en algunos casos el cuidador debe dejar al margen su vida profesional para poder hacerse cargo del familiar incapacitado.

El conjunto de todas estas dolencias constituye el llamado 鈥榮铆ndrome del cuidador鈥, una enfermedad que puede afectar a la persona encargada del cuidado debido a que asumir esta responsabilidad supone, adem谩s de un esfuerzo sobrea帽adido, un cambio radical en el modo de vida y el desgaste moral de ver c贸mo se deteriora un ser querido.

 

Cuidar a la cuidadora o cuidador聽

Como se observa, la progresiva incorporaci贸n de la mujer al trabajo no ha incidido apenas en una distribuci贸n m谩s equitativa de estas labores entre hombres y mujeres. Incluso, en los casos en los que por distintas circunstancias ning煤n miembro de la familia puede hacerse cargo permanentemente del familiar incapacitado, ser opta por contratar preferentemente a mujeres.

La tarea de cuidar de un familiar puede convertirse en una amenaza para la salud f铆sica y emocional del cuidador. Ser escuchado por un profesional que comprenda la situaci贸n del cuidador y ofrezca algunas pautas resulta de gran ayuda.

 

Algunas claves para que la tarea del cuidador no acabe siendo una pesada carga:

1.- El cuidado de otra persona debe ser compartido; as铆 la atenci贸n se realizar谩 mejor.

2.- El cuidador debe cuidar su propia salud; de lo contrario, y debido al estr茅s que genera ese trabajo, su situaci贸n degenerar谩聽 en enfermedades psicosom谩ticas y aislamiento.

3.- Hay que solicitar ayuda. Las administraciones cuentan con algunos recursos de apoyo para estas personas. As铆, desde los servicios sanitarios existe un programa de atenci贸n domiciliaria. No obstante, se intenta que la ayuda ofertada a nivel individual se desarrolle en el propio centro de salud. Una vez al a帽o se presentan cursos de educaci贸n a la salud dirigidos a grupos de cuidadores.

4.- Los cuidados que requiere una persona discapacitada son de tres tipos: instrumental (comprar, cocinar y otras tareas dom茅sticas), personal y sanitario (alimentaci贸n, aseo personal, movilidad, descanso y alivio de los s铆ntomas) y emocional (informarle sobre su proceso, potenciar su autoestima, compa帽铆a, entre otros). Tanto el cuidado instrumental como el personal y sanitario pueden ser abordados por profesionales. Sin embargo, el emocional, de compa帽铆a y vigilancia del enfermo, es conveniente que lo atienda un familiar, es el trabajo constante y el que supone una sobrecarga.

5.- La mejor ayuda es una escucha activa; para ello es necesario aceptar que, entre los sentimientos, puede aparecer la culpa.

6.- Se puede conseguir aprovechar el enriquecimiento humano que supone el apoyo y cuidado a otra persona, y mucho m谩s a un ser querido.

7.- Hay que saber pedir ayuda, delegar y planificar el trabajo compartido. Para ello es imprescindible que el cuidado de un familiar surja de una reflexi贸n y de una decisi贸n consensuada entre las personas del entorno m谩s pr贸ximo.

 

 

Del art铆culo publicado en la revista Cancha,
editada por Caja Navarra (Espa帽a), n潞 13
cancha@delfos.can.es

P谩gina de origen de la imagen:
Familiados
goiasedemais.com/2010/11/cidadania-inscricoes-abertas-para-curso.html

 

Ver:
> 驴Qu茅 es ser gerocultor? – La profesi贸n que est谩 teniendo m谩s demanda

> El cuidador perfecto – El cuidador juega un papel muy importante en la vida del anciano
> Hay m谩s personas mayores que ni帽os 鈥 El colectivo de personas mayores es cada vez m谩s numeroso
> Posibles soluciones en la tercera edad 鈥 Hacerse mayor es un proceso normal, es una evoluci贸n y nadie escapa a ella
> Personas mayores y dependencia

 

 

 

 

 

 

8 – 20-11-2017
7 – 03-10-2016
6 – 16-08-2015
5 – 31-01-2015
4 – 18-06-2014
3 – 11-08-2013
2 – 16-10-1012
1 – 08-02-2006
diciembre 2005