Propiedades de las semillas de amapola, calabaza, chía…

Hay muchas variedades de semillas beneficiosas para la salud, destacamos las de amapola, calabaza, chía, girasol, lino y sésamo.

[Activa tu salud]

 

Para quienes les encante cocinar, deberían tener en cuenta las propiedades de las semillas y que son un elemento natural de nutrientes. Cada vez se incorporan más en la dieta y en las formas de cocinar.

Hay muchas variedades de semillas, y sus principales propiedades destacan por su contenido en fibra, que contribuye a la salud intestinal y a prevenir enfermedades crónicas; así como también, destacan por su contenido en grasas saludables y en minerales que el cuerpo necesita.

Las semillas más usadas o conocidas son:

 

Amapola

Son muy energéticas. Tienen un elevado contenido de grasas insaturadas (ácidos oleico, linolénico y linoleico) y antioxidantes naturales. También tienen un efecto calmante.

Aporte calórico: 500 cal/100 g.

Contienen vitamina A, con efecto antioxidante y protector de la piel y el cabello, y destaca en hierro.

Se pueden añadir semillas de amapola (1 cucharadita) a la masa de panes, galletas, repostería o entre los ingredientes de alguna salsa o vinagreta.

También se pueden incluir en ensaladas, helados o yogures.

 

Calabaza

Por su poder antioxidante protegen las células del envejecimiento prematuro y ayudan a prevenir enfermedades degenerativas y cardiovasculares.

Ricas en vitaminas A, B1, C y E y en minerales como magnesio, selenio, potasio, fósforo, cinc, hierro y calcio.

Contienen betacaroteno, precursor de la vitamina A con propiedades antioxidantes.

Aportan ácidos grasos poliinsaturados (oleico, linolénico y linoleico), y triptófano, un aminoácido esencial que ayuda a regular los niveles de la serotonina. Su deficiencia puede causar un tipo de depresión caracterizada por tristeza, irritabilidad o estallidos agresivos, ansiedad y problemas de sueño.  

Otras propiedades de las semillas de calabaza es que son ricas en ácidos grasos omega 3 y omega 6, y en fibra por lo que también ayudan a reducir el colesterol en sangre y a evitar el mal funcionamiento intestinal.

Se pueden consumir de muchas formas, tanto crudas en ensalada como en panes y dulces.

 

Chía

De origen mexicano. Sus semillas aportan grandes cantidades de ácidos grasos omega 3, fibra y antioxidantes.

Poseen proteínas de buena calidad, selenio con poder antioxidante, hierro, magnesio, calcio y fósforo entre los minerales más abundantes.

Son ricas en cinc, un elemento importante para el adecuado funcionamiento del sistema inmune.

Se pueden añadir a batidos, ensaladas, cremas de verduras o macedonias.

Cuando se mojan forman un gel que, al ser ingerido, tiene efecto saciante y retrasa el aumento de azúcar en la sangre.

 

Girasol

Tienen efecto protector.

Contienen ácidos grasos mono y poliinsaturados que ayudan a reducir el colesterol malo y elevar el colesterol bueno en sangre y a proteger la salud del corazón y las arterias.

Ricas en fibra, ácido fólico, potasio, fósforo, magnesio, calcio (minerales con efecto antioxidante) y vitamina E.

Estos micronutrientes son fundamentales para el funcionamiento del sistema nervioso y muscular del organismo. 

Se suelen consumir, como los pistachos, los anacardos o las almendras, solas como aperitivo, generalmente tostadas.

Se emplean en la elaboración de panes y galletas.

 

Lino

Contienen ácidos grasos omega 3 por lo que resulta un buen alimento para el corazón.

También son ricas en vitamina C y E con fuerte poder antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades.

Contienen minerales como el calcio, hierro, potasio y magnesio.

Otras propiedades de las semillas en el campo de la salud son que su riqueza en fibra soluble ayuda a reducir las glucemias y el colesterol, también ayuda a mejorar la salud del intestino, así como a aliviar y prevenir el estreñimiento y la acidez gástrica. Hay  quien las usa en el tratamiento del colesterol y de la artritis.

Su consumo, en el pan, con ensaladas, yogur o zumos, contribuye a mejorar la función arterial.

Contienen antioxidantes como los lignanos, protectores del organismo.

 

Sésamo (o ajonjolí)

Ricas en proteínas de origen vegetal. 

Aportan vitamina E y vitaminas del complejo B que ayuda al funcionamiento del sistema nervioso central.

Entre los minerales destaca su contenido en calcio. En menos cantidad el hierro, fósforo, magnesio y  cinc. 

Contienen fibra y grasas insaturadas.

Como parte de la dieta pueden contribuir a reducir el colesterol y a prevenir afecciones como la osteoporosis. Estimula la digestión, fortalece el sistema inmune y da energía.

Para absorber todos sus nutrientes es necesario tostarlo.

 

 

Este artículo es de libre de reproducción, a condición de respetar su integralidad y de mencionar a la autora y la fuente. 

 

 

Equipo Torrese
eMagazine 39ymas.com

Páginas de origen de las imágenes:
Freepik
©2014 L. Sedó

VER:
> Las vitaminas – Mitos y secretos resueltos por la ciencia   
> Nutrición básica – Los macro y micronutrientes
> Los Green Smoothies – Minerales, carbohidratos y mucha fibra  

> La menopausia – Soja, isoflavonas, fitoestrógenos y lecitina 
> Alimentos y remedios naturales contra la Artritis – Menú
> Magnesio y potasio – Refuerzan el organismo
> Vitamina C – Frutas y verduras que la contienen 
> Una alimentación cardiosaludable y el nivel de colesterol 
> El consumo de cereales y vegetales beneficia nuestra salud
> Propiedades de 50 alimentos que mejoran nuestra calidad de vida
> Ana María Lajusticia – El magnesio y la artrosis
> Vitaminarse y mineralizarse contra el cansancio 
> El arándano rojo – Propiedades antiinflamatorias altos niveles de antioxidantes
> La soja y sus propiedades – Disminuye el colesterol en la sangre
> Cientos de productos realizados con soja

 

 

 

 

 

3 – 13-10-2018
2 – 15-09-2017
1 – 04-08-2014