Edward Burtynsky – La destrucción del medio ambiente reflejada en sus fotografías

 

[Cultura – Fotografía]

 

 

Las imágenes de Edward Burtynsky son como metáforas sobre el dilema de nuestra existencia moderna; buscan el diálogo entre la atracción y la repulsión; la seducción y el miedo. Estamos siempre atraídos por el deseo -es una suerte para poder vivir bien- sin embargo, sabemos consciente o inconscientemente que el mundo sufre por nuestro éxito. Nuestra dependencia en la naturaleza para proveernos de los materiales necesarios para nuestro consumo y asimismo, el interés portado en la salud de nuestro planeta, nos sitúa en una contradicción que nos causa preocupación y desasosiego. Para Burtynsky, estas imágenes funcionan como el reflejo del esfuerzo realizado en nuestra era.

edward-burtynsky-2Nacido en 1955 en St. Catharines (Ontario, Canadá), en el seno de una familia ucraniana, se licenció en fotografía por la Universidad Ryerson. El artista reconoce que el desarrollo de su trabajo fotográfico ha estado influenciado por los lugares y las imágenes de la planta de la General Motors, presente en su ciudad natal. Sus fotografías exploran la compleja relación entre la industria y la naturaleza, transformando los elementos toscos de las minas, de las cuevas, de la industria, de los barcos, de las estaciones petrolíferas, y del reciclaje en visiones elocuentes, fuertemente expresivas, que encuentran la belleza y la humanidad en los lugares más improbables. En 1985,  Burtynsky funda también Toronto Image Works, una estructura polifuncional, dirigida a todos los niveles de la comunidad artística de Toronto, con cámaras oscuras, un laboratorio digital y un centro de formación informática sobre los nuevos medios y la tecnología digital. Burtynsky es también miembro de varios consejos directivos: El Festival Internacional de Fotografía de Toronto, Contact, la Galería Ryerson y el centro de investigación.

Desde el inicio de su carrera que ya cuenta con una experiencia más de treinta años, Edward Burtynsky se ha interesado siempre por la naturaleza en transformación, y en particular por el efecto del progreso sobre el paisaje. Pocos han desarrollado este tema de manera tan sistemática y partiendo del dilema entre El Hombre y La Naturaleza como el núcleo central de su investigación artística. Ninguno como él ha sabido recoger las sublimes panorámicas manipuladas por la industrialización y la explotación de los recursos naturales. Burtynsky ha apuntado  su objetivo sobre los efectos de la intervención humana sobre la naturaleza, sobre la invasión apabullante de la industrialización en el paisaje. Ha fotografiado canteras y minas, extracciones de petróleo y construcciones de diques, desde América hasta China, siguiendo las grandes mutaciones en el medio ambiente. El consumismo se vuelve insaciable. Explotamos todos los recursos del planeta, saqueamos la materia prima y lo convertimos en un paisaje transformado y enfermo. Sus imágenes son una metáfora de la eterna contradicción del hombre, que desde siempre coge de la naturaleza aquello que le sirve para “mejorar” la calidad de vida, pero inevitablemente causando un gran deterioro.

«El pequeño hombre siembra hoy verdaderamente en grado de “comer” la montaña grande e indomable. Las imágenes de Burtynsky son un testimonio impresionante de esta lucha. Transpiran epicidad, fijando aquellas formas de dimensiones colosales,  marcadas de heridas por los golpes realizados por los inscansables buscadores de mármol.  Transmiten una sensación apocalíptica, casi del día después, pero juntas evocan un interés potente y misterioso. Son imágenes llenas de laceraciones. También evocan emociones por su dimensión de fuerza y majestuosidad.», escribe Giuseppe Frangi, autor del texto crítico Imágenes para un nuevo pensamiento en el cuatro Cuaderno del CMC.

Para terminar con sus palabras, Burtynsky no niega la posibilidad de un futuro mejor subrayando el papel central que juega la cultura . «…Porque es a través de la cultura cuando analizamos nuestra conciencia y construimos nuestras historias. Y a través de la cultura podemos sensibilizar al hombre de las consecuencias de su comportamiento».

Su trabajo se conserva en más de medio centenar de grandes museos de todo el mundo, entre los que se encuentran el Museo Guggenheim, la Galería Nacional de Canadá, y la Biblioteca Nacional de Francia en Paris, o el MoMA de Nueva York.

 

 

 

Fuente:
Sala Municipal de Exposiciones de San Benito (Valladolid),
Esta Sala presentó por primera vez en España una monográfica de obras de Burtynsky con el título «Edward Burtynsky, la metáfora en imágenes» en junio/julio de 2011.

 

Imagen principal: en.wikipedia.org
Las demás imágenes han sido cedidas por la la Sala Municipal de Exposiciones de San Benito

 

 

 

 

 

4 – 01-07-2017
3 – 06-09-2016
2 – 05-01-205
1 – 25-06-2011