Nawal El Saadawi – Feminista, escritora y doctora en medicina

 

[Mujeres Hoy / Cultura – Literatura] 

 

Nawal El Saadawi, (1931 – 2021) fue una gran escritora, feminista, doctora en medicina, defensora de los derechos de las mujeres y activista política egipcia. Está considerada como una de las feministas más importantes de su generación.

En 1972 escribió el libro ‘Mujeres y Sexo’, en el que denunció la práctica de la mutilación genital femenina, lo que la llevó a perder su trabajo como Directora General de Salud Pública del gobierno egipcio. La obra fue censurada: el sexo era un tema tabú en la sociedad egipcia.

La lucha contra la opresión de la mujer y, especialmente, el intento de organización activa de las mujeres en ese empeño, le valió a El Saadawi tanto el reconocimiento internacional, como el hostigamiento continuo de las autoridades egipcias a lo largo de su vida.

Es autora de más de medio centenar de obras traducidas a 40 idiomas en las que se manifestó contra la poligamia, el velo, y la desigualdad de derechos entre hombres y mujeres en el mundo árabe. Muchos de sus libros se basan en sus vivencias personales.

 

Nawal El Saadawi 

El Saadawi (que significa ‘regalo’) nace el 27 de octubre de 1931 en el pequeño pueblo de Kafr Tahl, en la provincia de Al-Kalyoubeya, población cercana al río Nilo, en el Delta norte de El Cairo.

Nawal El Saadawi es la segunda de nueve hermanos que, sin excepción, reciben educación al menos hasta llegar a la universidad. Su madre, Zaynab Hamen, creía en la necesidad de educar no sólo a los varones sino también a sus hijas, lo que compartía también, de alguna manera, su padre.​

A los seis años, en 1937, se le practica la ablación del clítoris, una tortura que marca su vida y su obra: “Cuando tenía 6 años la daya (comadrona) vino con una cuchilla en la mano, me sacó el clítoris de entre los muslos y lo cortó. Dijo que era la voluntad de Dios y que ella había cumplido su deseo”. Nawal El Saadawi, ‘La hija de Isis’, p.18.

 

Formación y primeras experiencias

Nawal El Saadawi estudia medicina en la Universidad de El Cairo, donde se licencia en 1955, especializándose en psiquiatría.

Dedica sus primeros años como doctora a atender a los pacientes del ámbito rural en Kafr Tahl, su pueblo natal, donde puede observar las dificultades y desigualdades a las que se enfrentaban las mujeres rurales.

Allí adquiere un compromiso crítico, que aumenta a medida que crece profesionalmente como doctora y escritora, pero también como activista política en el Egipto de Gamal Abel Nasser.

En 1957, plasma en su libro ‘Memorias de una joven doctora’, publicadas primero por capítulos en la revista ‘Rose el-Yusuf’ y, en 1960, en un libro, las experiencias y reflexiones de sus primeros años dedicados a la medicina.

Nawal sufrió, como tantas mujeres de la época, una doble represión, religiosa y colonial, pero supo sobreponerse y enfrentarse a ella.

 

Su vida profesional

Desde 1955 a 1965 Saadawi trabaja en el Hospital Universitario. En 1966 se gradua en Salud Pública en la Universidad de Columbia. ​

Entre la década de los 60 y los 70, su actividad profesional resulta especialmente productiva y de responsabilidad: de 1966 a 1972 Nawal El Saadawi ocupa el puesto de Directora General en el Departamento de Educación Sanitaria en el Ministerio de Sanidad de El Cairo y en el mismo intervalo de tiempo, entre 1968 y 1972 asume también la Secretaría General de la Asociación Médica en El Cairo.

En 1971 funda la ‘Asociación Egipcia de Mujeres Escritoras’ y en 1972 publica ‘Women and Sex’ mientras sigue en su puesto de Directora de Educación Sanitaria en el Ministerio de Sanidad.

Junto con su tercer marido Hatata, funda la ‘Asociación de Educación de la Salud’ y la revista ‘Health Magazine’, de la que fue directora editorial de 1968 a 1974.

 

La cárcel

Saadawi es despedida de sus puestos de trabajo y pasa a la lista negra tras expresar su opinión, entre otras cosas, sobre la situación de las mujeres en una de las conferencias que imparte en la Facultad de Medicina de la Universidad de Ain Shams de El Cairo.

Para evitar la censura egipcia, Saadawi empieza a publicar en el Líbano y en 1972 termina por exiliarse. Ella misma argumentó: “Me sentía extranjera en mi país”.

El 6 de septiembre de 1981 es encarcelada junto con otros egipcios opuestos a la firma de los ‘Acuerdos de Paz de Camp-David’ (17 de septiembre de 1981) entre Egipto e Israel. Permanece encarcelada durante dos meses, hasta la muerte de Anwar el-Sadat, el 6 de octubre de 1981.​

Nawal cuenta su historia en la prisión en ‘Memorias de la cárcel de mujeres’, que se publicó en árabe en 1983 (“Fui arrestada porque creí en Sadat. Él dijo que había democracia y que teníamos un sistema de multipartidos, y tú podías criticar. Entonces, yo empecé a criticar su política, y aterricé en la cárcel”).

En la cárcel estaba prohibido que las presas políticas tuvieran papel y lápiz pero Nawal utilizó para sus notas papel higiénico y papel de liar.

Allí escribe ‘La caída del Imán’, en la que denuncia cómo los hombres utilizan la religión, la política y la moral para controlar a las mujeres. Obra que, aún hoy, sigue prohibida en Egipto.

 

Después de la cárcel

Un año más tarde de su experiencia en la cárcel, Nawal El Saadawi continua con su activismo y en 1982 funda y preside la AWSA (Asociación Solidaria de Mujeres Árabes), organización de carácter internacional que tenía por objetivo apoyar la participación activa de las mujeres árabes y musulmanas en la sociedad, en todos los ámbitos.

Fue clausurada por el régimen egipcio en 1991, así como también la revista ‘Noon’, que redactaba y distribuía la asociación.

En 1983, es cofundadora de la ‘Asociación Árabe para los Derechos Humanos’ y en 1985 representa a los países africanos en la conferencia de Nairobi organizada por las Naciones Unidas. Mientras crece su popularidad, aumenta también la presión y la censura. ​

El 8 de enero de 1993 Al Saadawi abandona Egipto tras recibir, desde junio de 1992, amenazas de muerte de grupos islamistas.

Se instala en Estados Unidos, donde imparte clases en diferentes universidades en el área de Estudios Internacionales y Lenguas y Literaturas Asiáticas y Africanas.

 

Sus múltiples actividades ​

Desde 1974 a 1978 forma parte del Consejo Supremo de Artes y Ciencias Sociales de El Cairo como escritora.

Fruto de esa simbiosis entre la medicina y la escritura, trabaja en la investigación de la neurosis en las mujeres en la Universidad Ain Shams entre los años 1973 y 1976 publicando su resultado en 1975 en la obra ‘Mujeres y Neurosis’.

Entre 1977 y 1987, Saadawi funda la ‘Asociación Africana para la Investigación y el Desarrollo de las Mujeres’, de la cual es también vicepresidenta durante diez años.

Además, de 1978 a 1980 es nombrada consejera del programa de las Naciones Unidas para las mujeres de África (CEP) y de Oriente Medio (CEPA) trasladando su residencia a Addis Abeba (Etiopía).

Ello la conlleva a realizar continuos viajes a otros países africanos. Sin embargo, la escritora, decepcionada de la organización, en otoño de 1980 dimite del cargo y regresa a Egipto.

 

Nawal El Saadawi, feminista

Presenta su candidatura a la presidencia de Egipto en 2005 estimando que, solo por el hecho del debate suscitado por su candidatura, ya se producía un avance.

Según sus palabras en una entrevista del 5 de mayo de 2005, al preguntarle por sus motivaciones responde:

“La mayor parte de las mujeres como yo que dan su opinión son castigadas por el poder local y global.

Lo que me ha motivado para presentarme es el conocimiento del origen de la opresión local y global, y cómo las mujeres están oprimidas en todos los niveles, desde el nivel familiar hasta el nivel nacional e internacional”. Nawal El Saadawi, ‘Ending Subjugation’.

La escritora aborda temas como la política, la cultura, la sexualidad, o la religión denunciando la discriminación sexual y la violencia que se ejerce contra las mujeres, especialmente a través de la ablación con argumentos sociales y de tradición.

También reivindica que los hijos e hijas puedan adoptar el apellido de la madre y no exclusivamente el del padre. ​

Con frecuencia utiliza sus experiencias para narrar historias de ficción. En otras ocasiones escribe directamente memorias autobiográficas. ​

 

Lo que denuncia Nawal

La vigencia de las circunstancias denunciadas por El Saadawi en sus obras da testimonio del hecho de que algunas de las mismas se encuentren aún prohibidas en su país natal.

En la introducción de la versión española de ‘La cara oculta de Eva’ (Kailas, 2017), Nawal El Saadawi explica cómo en el año 2016 se siguen llevando a cabo prácticas como la ablación, a pesar de que la ley egipcia de 2008 prohíbe la mutilación genital femenina.

Cita datos recientes de la ONU, que sitúa el número de mujeres que ha sufrido la ablación cercano a los doscientos millones en todo el mundo, con Egipto a la cabeza de esta lista, con un 25% de ese total.

Otros usos tales como la dificultad de las mujeres para obtener el divorcio o la posibilidad de los hombres de contraer matrimonio con cuatro esposas siguen estando igualmente a la orden del día en el país.

El poder del hombre

Lamenta cómo muchas jóvenes hoy sólo aspiran a casarse con un buen marido, ante la imposibilidad de encontrar trabajo, al tiempo que en un 30% de los hogares egipcios la mujer es la que trae el sueldo a la casa mediante ocupaciones precarias, mientras sus maridos están en el paro.

Así, “La mayoría de los pobres son las mujeres asalariadas que alimentan a su familia y a sus hijos bajo el poder despótico del marido, privadas de una organización política que defienda sus intereses”.

En una entrevista publicada en el periódico El País en 2017, denunciaba: “El cristianismo, el islamismo y el judaísmo, las tres religiones monoteístas que dominan al mundo, son un sistema machista, racista, militar y fanático que oprime particularmente a las mujeres y a los pobres».

 

Su vida personal

Saadawi se casa en tres ocasiones. En 1955 lo hace con Ahmed Helmi, a quien conoció a los 20 años mientras estudiaba medicina.

Era un ferviente nacionalista implicado en la lucha contra el colonialismo británico. El matrimonio dura dos años. En 1956 nace su hija Mona que cursó estudios ambientales y es escritora y poeta.

Su segundo marido es el Dr. Rashad, un hombre considerablemente rico, con quien se casa por la insistencia de su familia.

Finalmente en 1964 contrae matrimonio con Sherif Hatata, médico, escritor, activista político a quien conoció en el Ministerio de Salud, tras haber sido preso político durante 13 años.

Fruto de su matrimonio nace Atef, su segundo hijo. Sin embargo, tras más de cuarenta años de matrimonio, se divorcian. Hatata tradujo mucha de la obra de Nawal al inglés. ​

 

Nawal El Saadawi murió el 21 de marzo de 2021, a los 89 años de edad, en un hospital de El Cairo.

 

Este artículo es de libre reproducción, a condición de respetar su integralidad y de mencionar al autor y el medio.

 

Equipo Torrese
eMagazine 39ymas.com

Fuentes:
Wikipedia
fundacionacm.org

Origen de las imágenes:
Mujeres bacanas
Portadas novelas de Nawal El Saadawi

VER:
> Mary Ellen Mark – Fotografiar el mundo tal como es
> Núria Salán – Entrevista – Feminizar la tecnología
> Mujeres – Recuerdo a las pioneras – 8 de marzo
> Mujeres investigadoras españolas – Conciliación, perspectivas, discriminación y acoso
> Las niñas y la ciencia – Impulsar las vocaciones STEAM
> Gertrude Bell – La intrépida ‘reina del desierto’
> Carme Torras – Robótica asistencial e Inteligencia artificial 
> Louise Bourgeois – Una de las creadoras más relevantes del siglo XX
> Katherine Johnson – Matemática clave para la llegada a la Luna
> Carme Valls Llobet – ‘Mujeres invisibles para la medicina’    
> Jacinda Ardern – Primera ministra de Nueva Zelanda    
> Virginia Johnson – Las mujeres y sus orgasmos múltiples