Javier Cercas – «En ‘El monarca de las sombras’ hay una voluntad de mirar al...

 

[Cultura – Literatura] 

 

Más de quince años después de la publicación de ‘Soldados de Salamina’, Javier Cercas regresa a la Guerra Civil con una novela más íntima y personal que indaga en el pasado más incómodo de su familia. En ‘El monarca de las sombras’ investiga en sus antepasados y en la Guerra Civil, y el resultado es una nove­la absorbente, pletórica de acción, de humor y de emoción, que nos enfrenta a algunos de los temas esenciales de la narrativa de Cercas: la naturaleza radiante, poliédrica y misteriosa del heroísmo, la terca pervivencia de los muertos y la dificultad de hacerse cargo del pasado más incómodo. Exploración a la vez local y universal, personal y colectiva, novela belicosamente antibelicista.

La novela arranca de la búsqueda del rastro perdido de un muchacho casi anónimo que peleó por una causa injusta y murió en el lado equivocado de la historia. Se llamaba Manuel Mena y en 1936, al estallar la Guerra Civil, se incorporó al ejército de Franco; dos años después murió combatiendo en la batalla del Ebro, y durante décadas se convirtió en el héroe oficial de su familia. Era tío abuelo de Javier Cercas, quien siempre se negó a indagar en su historia, hasta que se sintió obligado a hacerlo.

javier-cercas-portada‘El monarca de las sombras’ tiene que ver con ‘Soldados de Salamina’ y con todas mis novelas, pero tiene que ver más con otros libros donde sí está la guerra, como ‘El impostor’ e, incluso, ‘Anatomía de un instante’. Dicho esto, la novela se asemeja a ‘Soldados de Salamina’ en cuanto que aquella era una reivindicación vehemente de la herencia republicana, encarnada por un viejo solado abandonado en un asilo francés, y ‘El monarca de las sombras’ es una asunción de la propia herencia porque vivimos en una democracia y aquel fue el último experimento democrático español antes de la guerra, pero también tenemos que asumir nuestro pasado. Yo vengo de una familia franquista, cuyo “héroe” era un joven falangista. En este sentido la novela dialoga con ‘El impostor’, que señalaba algo muy normal y muy humano: cuando hablamos del pasado más desagradable y duro, lo que hacemos, tanto individual como colectivamente, y no me refiero solo a los españoles, es edulcorarlo, maquillarlo o esconderlo, que es lo que hacía Enric Marco. Marco se creaba un pasado heroico y hermoso para ocultar un pasado mediocre” ha afirmado el autor.

“En ‘El monarca de las sombras’ hay una voluntad de mirar al peor pasado de frente y de verdad, con toda la complejidad, con toda la honestidad y con todo el coraje del que soy capaz. Yo vengo de donde vengo y tengo que saberlo. El libro no habla solamente de la Guerra Civil, sino de la herencia de la Guerra Civil; hablo del pasado en la medida en que el pasado es presente”, concluye.

Javier Cercas (Ibahernando, Cáceres, 1962) es escritor, traductor, periodista y licenciado en Filología Hispánica por la Universitat Autònoma de Barcelona. Su primera obra publicada en 1987 —cuando obtiene plaza como lector de español en la Universidad de Illinois— se denomina ‘El móvil’, por la que recibe una buena acogida por parte de la crítica. Ha publicado ocho novelas más: ‘El inquilino’, ‘El vientre de la ballena’, ‘Soldados de Salamina’, ‘La velocidad de la luz’, ‘Anatomía de un instante’, ‘Las leyes de la frontera’, ‘El impostor’ y ‘El monarca de las sombras’.

Su obra consta también de dos ensayos, ‘La obra literaria de Gonzalo Suárez’ y ‘El punto ciego’, y de tres volúmenes de carácter misceláneo: ‘Una buena temporada’, ‘Relatos reales’ y ‘La verdad de Agamenón’. Sus libros han sido traducidos a más de treinta idiomas y han recibido numerosos premios nacionales e internacionales, tres de ellos al conjunto de su obra: el Premio Internazionale del Salone del Libro di Torino y el Premio FriulAdria, «La storia in un romanzo», en Italia, y el Prix Ulysse en Francia.

Una de sus obras más afamadas fue ‘Soldados de Salamina’ (2001) que fue llevada al cine por el director David Trueba en 2003. Por la obra ‘Anatomía de un instante’ fue galardonado con el Premio Terenci Moix de Ensayo y el Premio Nacional de Narrativa en 2009.

 

 

Fuente:
Fundación Caja Castellón
programacion@fundacioncajacastellon.es   

Imagen principal cedida por Fundación Caja Castellón