Ruth Orkin y Morris Engel – Fotógrafos que documentaron los cambios de la sociedad

 

[Cultura – Fotografía] 

 

Ruth Orkin y Morris Engel documentaron la vida en la que los cambios en la historia y en la sociedad se sucedían con un ritmo intenso. Ellos fueron parte integrante de esa época, ella moderna y determinada, él comprometido y audaz. Su novedosa investigación visual rompía los límites del lenguaje y de la emoción, tanto en  fotografía como en cine.

 

Encuentro de la pareja en la PhotoLeague 

A finales de los años ’40 se encontraron con la PhotoLeague, el templo de la fotografía social, el lugar por donde pasaban todos los grandes del momento, como Berenice Abbott, Margaret Bourke-White Paul Strand, o Walter Rosenblum. En esta Asociación independiente  Morris Engel con 18 años, en 1936, aprendió la técnica fotográfica y con el tiempo se convierte en profesor. Ruth Orkin, llegada desde Hollywood, lo conoce mientras daba una conferencia quedándose prendada al instante. Se casaron en 1952, después de años de relación tanto personal como profesional.

Ambos realizaban instantáneas por  las calles, recogiendo verdaderas escenas del teatro de la humanidad en el corazón vibrante de Nueva York que ofrecía continuos “espectáculos”. Sólo en los años ‘70 este tipo de fotografía documental encuentra un puesto digno en la Historia del Arte y del coleccionismo e, inevitablemente, a Orkin y Engel les tienen reservados un puesto de honor.

 

El panorama cinematográfico independiente de los años ’50 

Ruth Orkin, hija de una actriz de cine mudo, había perseguido las celebridades desde pequeña para conseguir sus autógrafos. Más adelante trabajó en los estudios de la MGM como chica de los recados y, finalmente, descubrirá su pasión inmortalizando con su máquina fotográfica a estos protagonistas. Sus retratos fotográficos de estrellas del espectáculo son testimonios únicos de personajes que revelan también la persona que hay detrás de la máscara pública, porque Orkin sabía indagar con gran desenvoltura el universo más amplio y emocional. La profesión fotográfica dejaba también espacio para la investigación artística, como demuestra la famosa serie de fotografías hechas desde la ventana del apartamento que daba a Central Park, donde vivía con su marido y sus dos hijos.

Morris Engel, alumno del gran Paul Strand –quien lo iniciará en el lenguaje de la imagen en movimiento– construía arquitecturas perfectamente equilibradas con los sujetos que después  recogía en la espontaneidad de las escenas de la vida cotidiana. La cuidada organización de los espacios en la composición de la fotografía consigue valorizar la individualidades y a sugerir, al mismo tiempo, las interrrelaciones con los otros sujetos. Esta dinámica se confirma en las panorámicas e color que realizó en los años ’80, cuando retoma la cámara fotográfica después de años de trabajar sólo con la cámara  de cine.

Juntos, Ruth Orkin y Morris Engel, jugaron un papel fundamental en el panorama cinematográfico independiente de los años ’50 y juntos realizaron el ‘Pequeño Fugitivo’ la primera película americana que, no fue grabada en los estudios de Hollywood sino en la calle y con un presupuesto irrisorio, pero que consigue repercusión internacional, llegando a un gran número de público y logrando premios de gran prestigio. La atrevida elección de utilizar una cámara de 35 mm consiguió lograr tomas frescas y ágiles que inspiraron a nuevas generaciones de directores. Francois Truffaut afirmó que sin esta película la Nouvelle Vague no hubiera existido. 

A pesar de la existencia, desde 1985, de dos archivos separados que conservaban las obras de Ruth Orkin y Morris Engel, en 2006 Mary Engel decidió crear el Orkin/Engel Film and Photo Archive, que por fin une y acerca el trabajo cinematográfico y fotográfico de ambos artistas.

 

Ruth Orkin

Ruth Orkin nació en 1921 en Boston, Massachussetts. Hija de Mary Ruby, una actriz de películas mudas, y de Samuel Orkin, un fabricante de barcos de juguete, creció en Hollywood en los años de oro entre los ’20 y los ’30. A los 10 años recibió su primera cámara fotográfica, una 39 cent Univex y empezó a retratar a sus amigos y profesores en la escuela.

A los 17 Ruth hizo un largo viaje con su bicicleta desde Los Angeles hasta Nueva York para ver la Feria Mundial de 1939.

Llevando siempre su cámara consigo, tomó fotografías en Washington, Chicago y Boston. En 1943 se mudó a Nueva York y empezó a trabajar para todas las revistas más importantes.

Apasionada desde siempre de música y el cine, fotografió muchos músicos durante conciertos, actores y personajes famosos.

En 1951, gracias a la revista Life, fue a Israel con la filarmónica israelí. Después, se fue a Florencia donde encontró a Nina Lee Craig, una estudiante americana de historia del arte que se convirtió en la protagonista de American Girl in Italy.

La fotógrafa regresó a Nueva York y entró en el colectivo PhotoLeague, donde conoció a Morris Engels, con el que se casó en 1952. Juntos, produjeron dos películas, entre las cuales el clásicoLittle Fugitive’.

En 1959 nació su primer hijo, Andy, y en 1961 su hija, Mary. Entre 1976 y 1978 Orkin enseñó en Nueva York en la School of Visual Arts y en 1980 en el International Center of Photography.

Ruth Orkin murió en 1985 en el mismo apartamento donde vivía con Morris Engel y desde donde tantas fotografías había tomado.

 

Morris Engel  

Fotógrafo y cineasta, Morris Engel nació en Brooklyn en 1918. Se diplomó en la Lincoln High School y en 1935 Engel se inscribió en el colectivo Photo League para atender un curso básico de fotografía. Poco después ya enseñaba y hacía exposiciones allí. Trabajó con Aaron Siskind en el proyecto Harlem Document, una de las principales encuestas fotográficas sobre sujetos urbanos de distintas etnias, y colaboró también con Paul Strand en su famosa película Native Land.

Como fotógrafo, Engel formó parte del equipo de PM, un periódico de izquierda de Nueva York y durante la Segunda Guerra Mundial se unió a la Marina de Estados Unidos, como hizo otro miembro de la Photo League, Walter Rosenblum.

Estuvo en la Unidad de combate n.8 y participó en el desembarco de Normandia el 6 de junio de 1944.

A su regreso trabajó como freelance para revistas como Ladies’ Home Journal, McCall’s y Fortune en la que fue la época dorada de la fotografía editorial, y publicó muchas historias para la serie How America Lives.

Se casó en 1952 con Ruth Orkin, junto a la cual tuvo dos hijos, Andy y Mary, administradora de los archivos fotográficos de los padres y directora a su vez.

Los ’50 y ‘60 son los años más productivos en la producción cinematográfica de Engel. En este periodo dirijió con su esposa la galardonada película Little Fugitive (1952) y Lovers and Lollipops (1955), a solas Weddings and Babies (1958) y I Need a Ride to California (1968).

Entre los años ‘70 y ‘80 su enfoque volvió a la fotografía y comenzó a fotografiar panorámicas en color por las calles de Nueva York, que había ya retratado 60 años antes.

En la década de los ‘90, Engel volvió a hacer cine produciendo dos videos: A Little Bit Pregnant en 1994 y Camillia en 1998. Falleció en 2005.

 

 

 

Fuente:
Sala Municipal de Exposiciones de San Benito
, Valladolid (España)

Página de origen de la imagen principal:
orkinphoto.com

Imágenes cedidas por la Sala de Exposiciones San Benito

____________

La retrospectiva ‘Ruth Orkin + Morris Engel. Lenguaje y emoción’ se expuso en la Sala Municipal de Exposiciones de San Benito en el mes de febrero de 2011 (finalizó el 20). Por primera vez se puso juntos a estos dos maestros de la fotografía y de la cinematografía internacional, Ruth Orkin y Morris Engel, compañeros en la vida y en el trabajo. Durante 30 años, trabajaron juntos y a menudo realizaron también sus proyectos artísticos por separado, pero siempre unidos por una sensibilidad común.
La exposición se realizó con la colaboración de la Howard Greenberg Gallery de Nueva York, y Admira en Milán, ciudad que posteriormente presentó la muestra. Comisarió la exposición Enrique Vigano.

 

 

 

 

 

3 – 24-10-2017
2 – 11-09-2015
1 – 06-02-2011