Más acoso en las aulas

 

[Familia – Niños – Adolescentes]  

 

–¿Ahora hay que ir al cumpleaños?
–Ya hemos comprado el regalo
–“Laia” también viene
–¿Por qué viene esa perra?
–Ella también ha puesto para el regalo
–Yo no he puesto y voy
–¡Mierda de cumpleaños!
–Igual me piro…

 

 

Detrás de mí un grupo de quinceañeros mantenían esta conversación, por decirlo de algún modo.

En ella una joven “Laia” era la maltratada. Y no creo equivocarme si digo que muy bien pudiera ser acosada.

En la frase oída se trasluce un sexismo puro y duro: “perra y me fijé en el muchacho que la dijo. Un chico no muy alto, delgado, imberbe. Parecía que además del colgarle el pantalón, las palabras las decía también colgándolas, desmañándolas, y al hablar también dejaba colgar su mandíbula.

Quizá también hablará así a su madre, si la tiene, y ella quizá lo acepte y no le recrimine su sexismo. Y ¿cómo tratará a su hermana, si la tiene? Me pregunté también.

Las dos chicas que iban en el grupo no dijeron nada, no protestaron por su maltrato a la compañera ausente, “Laia”, más bien parecía que querían parecerse a él, que no querían ser diferentes a él. Y continuaron hablando colgando las palabras como si no hubieran oído lo de “perra”.

Me dolió, no por mí, que sé cómo defenderme, sino por ella, la ausente, y también por las dos presentes. Porque ellas, mujeres, se dejaban decir “perras” (dado que se traslucía en el chico ese desprecio por la mujer en general) y no protestaban y no le ponían en su lugar. Así ¿cómo vamos a evitar el maltrato de género? Si la misma mujer acepta sin rechistar que se la humille a tan temprana edad.

Y los otros dos chicos del grupo tampoco le recriminaron nada. También hablaban de la misma forma desganada, como si nada les importara, como si tuvieran derecho a todo y obligación a nada.

Si me dejo llevar por el pesimismo creo que esta generación del móvil adosado no tiene remedio pero, inmediatamente vienen a mi mente jóvenes maravillosos de esta misma generación y la esperanza retorna.

Hay que trabajar empezando desde que nacen los niños. Los padres son los primeros implicados y si no saben qué hacer para educar se tendrán que informar. No se puede decir siempre que sí a lo que los niños piden, la palabra NO es importante decirla de vez en cuando, cuando es necesario. No hay que tener miedo de los hijos. Hay que hacerles ver que no hace falta ir todos vestidos con la misma marca, que hay unas normas que se deben cumplir, que las cosas se consiguen con esfuerzo, que hay que respetar a los demás y especialmente a sus profesores. Que los padres no son los “coleguis” de sus hijos, son los responsables de ellos. En casa además de querer a los hijos hay que educarlos. Tener un hijo requiere tener tiempo para dedicárselo.

Fuera de casa, empezando desde la guardería, darles unos valores, unas pautas de comportamiento y de disciplina. Los buenos profesionales de la educación tienen que estar más apoyados por los padres. Entre todos podemos restablecer una mejor convivencia y erradicar los casos de acoso escolar. Es mucho trabajo pero debemos ponernos manos a la obra con rapidez.

 


© Leonor Sedó

 
Conductas más frecuentes en primaria (España)

Me llaman por motes 16%
Me insultan 13,5%
No me hablan 12,6%
Me acusan de cosas que no he dicho o hecho 12,5%
Se ríen de mí cuando me equivoco 11%
No me dejan hablar 10,3%
Van contando por ahí mentiras acerca de mí 9,4%
Me chillan o gritan 9%
No me dejan jugar con ellos 8,4%
Me imitan para burlarse de mí 8,4%
Se meten conmigo por mi forma de ser 8%
Hacen gestos de burla o desprecio hacia mí 7,4%
Me pegan collejas, puñetazos, patadas… 7,3%
Se meten conmigo para hacerme llorar 6,9%
Se burlan de mi apariencia física 6,7%
Me critican por todo lo que hago 6,5%
Les dicen a otros que no estén o que no hablen conmigo 6,5%
Cambian el significado de lo que digo 6,3%
Me esconden las cosas 6%
Intentan que me castiguen 6%

Fuente: Informe Cisneros

 
En una encuesta elaborada por Metra-Seis para el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia en España se hace referencia al componente sexista del bullying, el 65% de las víctimas de acoso escolar son chicas y se indica que los acosadores tienen muchas posibilidades de convertirse en adultos agresores de sus parejas, física y psíquicamente.

Esta encuesta también señala que el 2,5% de escolares españoles de entre 12 y 16 años es acosado por algún compañero. A los agresores les gustan las actividades de riesgo (59%), películas y videojuegos violentos (41%) y en el 39,3% de los casos sienten rabia u odio hacia los demás. El tipo de maltrato más presente entre las víctimas es el emocional (82,8%), seguido del físico (50,9%).

Fuente: La Vanguardia, 23-10-2005


Informe sobre violencia y acoso escolar en alumnos de primaria,
ESO y bachiller

(basado en opiniones de 5000 alumnos de la Comunidad de Madrid, España)

Llamarlo por motes 14,16%

Reírse de él cuando se equivoca 8,86%

No hablarle 8,54%

Insultarlo 8,07%

Acusarlo de cosas que no ha dicho o hecho 6,94%

Contar mentiras acerca de él 6,45%

No dejarle hablar 6,03%

Meterse con él por su forma de ser 5,81%

Burlarse de su apariencia física 5,10%

Gestos de burla o desprecio hacia él 4,95%

Criticarlo por todo lo que hace 4,95%

No dejarle jugar con otros 4,85%

Chillarle o gritarle 4,63%

Cambiar el significado de lo que dice 4,51%

Imitarlo para burlarse 4,51%

Esconderle las cosas 4,46%

Pegarle collejas, patadas… 4,26%

Odiarlo sin razón 4,04%

Ponerlo en ridículo ante los demás 3,64%

Tenerle manía 3,52%

Meterse con él para hacerle llorar 3,52%

Meterse con él por ser diferente 3,15

 

Duración del acoso:

Todo el curso 24%

Desde hace meses 22%

Desde hace unas semanas 20%

No sabe, no contesta 18%

Desde siempre 16%

 

Autores del acoso:

Niños de mi clase 26,1%

Niños de otras clases 20,8%

Niñas de mi clase 12,9%

Otros 9,9%

Profesores 4,0%

La tasa de acoso escolar entre niños resulta ser de un 26,8%, entre niñas es de un 21,1% y de acoso total es del 24,0%.

Fuente: Instituto de Innovación Educativa y Desarrollo Directivo (IDEI)
Publicado en el periódico La Vanguardia el 20-09-2005

 

 

Más información:

El acoso escolar, libro escrito por Javier Ricou
Relata el calvario sufrido por un joven de una localidad de Lleida (España) que estuvo a punto de quitarse la vida por no poder aguantar más el acoso al que era sometido en el instituto.


Más:

 

¿Qué hacen los padres? 

Mucho más acoso en las aulas

Prevenir el acoso escolar – Más de un 10% de niños sufre acoso escolar
Las niñas en el país de las pesadillas
El suicidio de Jokin (In Memorian) 
Maricón el último 

 

Ayuda:

Teléfono contra el acoso escolar – 24 horas –
900 018 018

ACAECAT (España): Tel. 600 67 20 77 –  E-mail: acaecat@acaecat.es – acaecat@jfrauca.jazztel.es
http://avb.mforos.com/1177030/6129506-acaecat-asociacion-contra-el-acoso-escolar/ 

Asociación contra el acoso escolar  

Acoso y violencia en centros escolares:
SOSbullying es un servicio de atención en casos de acoso escolar. Ha sido creado por el sindicato ANPE (barcelona@anpe.es) de Catalunya (España) y fue puesto en marcha el día 1 de noviembre de 2004. Es un canal de comunicación confidencial para exponer la situación y pedir ayuda.

www.noalacoso.org 
Asociación no al acoso. Ayuda y orientación a las personas que sufren o han sufrido acoso

Fundación ANAR
Tel. 900 20 20 10
www.anar.org

 

Los escolares podrán denunciar por la Red:

Acoso Escolar – Antibulling 
www.acosoescolar.info
Línea de ayuda contra el acoso escolar.
Diez psicólogos estudiarán las denuncias de los escolares sometidos a acoso.
Es una iniciativa de Protégeles (asociación que vela por la seguridad de los pequeños en la Red) y del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid (España).


Información:

www.el-refugioesjo.net/
www.acosoescolar.com
www.bullying.co.uk/
www.bullying.org
www.antibullying.net

 

Página de origen de la imagen:
guiainfantil.com

 

 

 

 

2 – 01-02-2006
1 –  02-11-2005