La humanidad entra en déficit ecológico – El Planeta en números rojos – Hay que...

 

[Medio Ambiente

 

El 1 de agosto de 2018 la humanidad agotó todos los recursos que la naturaleza puede regenerar este año. Es el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra – ‘Earth Overshoot Day’, en inglés-, una fecha que no ha dejado de adelantarse desde 1970: en 2016 fue el 8 de agosto y en 2017 el 2 de de agosto. Ya vivimos como si tuviésemos 1,7 planetas a nuestra disposición, lo que supone, básicamente, que estamos viviendo a costa de los recursos naturales de las futuras generaciones. ¿Hasta cuándo podremos seguir forzando los límites del planeta?

En menos de 8 meses hemos utilizado más recursos naturales de los que el planeta puede producir en 12 meses. Hemos agotado el presupuesto ecológico de la Tierra y, durante el resto de 2018, estaremos viviendo a costa de los recursos de las futuras generaciones.

El precio de este déficit ecológico es cada vez más evidente: tiene forma de deforestación, de sequías prolongadas, de erosión del suelo, de agotamiento de las pesquerías, de pérdida de biodiversidad, de contaminación de los océanos y, especialmente, de cambio climático. El 60% de la huella ecológica de la humanidad se debe al carbono que tiene que absorber la atmósfera por nuestras emisiones.

 

Vivir en Un Planeta

El siglo XXI plantea a la humanidad un doble desafío: mantener viva la naturaleza y construir un mundo equitativo para las personas en un planeta finito. Conseguir ese ambicioso objetivo, un planeta en el que las personas vivamos en armonía con la naturaleza, es la finalidad de nuestro trabajo en WWF (World Wildlife Fund). Para hacerlo tenemos que cambiarlo todo: desde el modo en el que consumimos y producimos los alimentos, a cómo nos movemos, cómo conseguimos nuestra energía o cómo y en qué se invierte nuestro dinero.

Estamos a tiempo de lograr detener la degradación de la Tierra: si retrasásemos el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra 4,5 días cada año, en 2050 volveríamos a vivir dentro de los límites del Planeta. Hay cosas que todas las personas podemos hacer en nuestro día a día para retrasar la fecha: por ejemplo, acabando con el 50% del desperdicio de alimentos en el mundo, la retrasaríamos 11 días. Reduciendo a la mitad el uso del coche, la moveríamos 10 días atrás en el calendario.

Cada acción y cambio, por pequeño que sea, puede suponer una diferencia. Pero también hacen falta cambios globales y a gran escala, y en ello también trabajamos en WWF. La adopción de los ‘Objetivos de Desarrollo Sostenible’ de la ONU y la firma del ‘Acuerdo de París contra el cambio climático’ son señales para el optimismo.

Contamos contigo para proteger nuestro único Planeta y lograr un futuro mejor, en el que los seres humanos vivamos en armonía con la naturaleza.

El 1 de agosto de 2018 ha sido la fecha que marca el punto de inflexión entre lo que consumimos y lo que es capaz de regenerar el Planeta cada año, según datos de la la Global Footprint Network (GFN), la organización socia de WWF en el análisis de la huella ecológica.

Hemos entrado en déficit ecológico por nuestro consumo desmedido. España contribuye a este superávit negativo, al consumir casi el triple de lo que nuestro país es capaz de regenerar.

El Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, que este año es el 1 de agosto, marca la fecha en la que la demanda anual de recursos naturales de la población mundial excede lo que la tierra puede regenerar en ese año. Este “déficit ecológico” se debe a que emitimos más dióxido de carbono a la atmósfera de lo que los océanos y bosques pueden absorber y a que agotamos las pesquerías y talamos los bosques más rápido de lo que se pueden regenerar y mantener.

WWF denuncia que las emisiones de CO2 son el causante más importante del exceso ecológico, con una huella de carbono que representa el 60% de la demanda mundial sobre la naturaleza, que es lo que conocemos como huella ecológica. Según dijo  Mar Asunción, responsable del Programa de Clima y Energía de WWF España: “Si queremos cumplir los objetivos establecidos por el Acuerdo de París adoptado por casi 200 países en diciembre de 2015, la huella de carbono tendrá que reducirse hasta cero en 2050″. Y añadió: “Para conseguirlo, es urgente un cambio en nuestra forma de vida”.

“Este nuevo modelo tiene muchas ventajas, pero también requiere un esfuerzo”, afirmó Mathis Wackernagel, cofundador y director de la Global Footprint Network. “La buena noticia es que es posible que con la tecnología actual se tengan más beneficios que costes, ya que se potenciarán sectores emergentes como las energías renovables, al tiempo que se reducen los riesgos y costes asociados con el impacto del cambio climático. El único recurso que todavía necesitamos potenciar es la voluntad política”.

Afortunadamente, algunos países están aceptando el desafío. Por ejemplo, Costa Rica generó el 97% de su electricidad de fuentes renovables durante los tres primeros meses de 2016. Portugal, Alemania y Gran Bretaña también demostraron niveles revolucionarios de capacidad de energía renovable de este año: el 100 % de su demanda de electricidad se cubrió con energías renovables durante varios minutos o, en el caso de Portugal, durante varios días.

En China, por su parte, el Gobierno ha esbozado un plan para reducir el consumo de carne de sus ciudadanos en un 50%, lo que reducirá las emisiones de dióxido de carbono equivalentes de la industria ganadera de China en mil millones de toneladas en 2030.

A medida que la población mundial ha crecido y se ha incrementado el consumo – en particular con respecto a las emisiones de carbono – el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra se ha ido adelantando desde finales de septiembre en el 2000 al 1 de agosto de este año. Como nota positiva, la tasa de adelanto del Día de la Sobrecapacidad de la Tierra se ha reducido: si a principios de 1970 se adelantaba 3 días cada año, en los últimos 5 años sólo se adelanta un día.

 

Fuente:
WWF – www.wwf.es


VER:
Hogar – Productos naturales para la limpieza de nuestra casa y otros consejos para no contaminar el medio ambiente
La carta de la Tierra – Principios
La carta de la Tierra – Los fundamentos de la seguridad global están siendo amenazados   
Pérdida de biodiversidad marina a un ritmo sin precedentes
Control exclusivo sobre semillas – Grandes empresas como Monsanto patentan semillas
Qué hacer cada día para ahorrar energía – I 
Cómo ahorrar hasta un 20% en la factura de la luz 
Formas de ahorrar energía – Cómo reducir el gasto energético de nuestros hogares    
Energías renovables – Penalizadas en España    
Planeta Tierra, equilibrio roto – I       
Planeta Tierra, equilibrio roto – II        
El planeta en peligro    
El deshielo – Los glaciares del Planeta retroceden
Federico Mayor Zaragoza – Hemos llegado a un punto medioambiental y poblacional de no retorno
Comprar, tirar, comprar – La Obsolescencia Programada     
Cada gota cuenta – No desperdiciar el agua potable      
Biorrefinerías de tercera generación anti CO2 – Preguntas al investigador Juan Carlos Villar      
Proyecto europeo NOSHAN – Transformar residuos alimentarios en piensos funcionales para la alimentación animal    
Transformando contaminantes en fertilizantes      
Perú – Energía fotovoltaica a domicilio para las familias de las comunidades rurales aisladas      
Incapacidad de proteger las especies amenazadas    
La arquitectura bioclimática permite ahorrar del 80 al 90 por 100 de energía convencional    
La deforestación de la Amazonia – La Amazonia necesita medidas urgentes para no desaparecer    

 

Página de origen de la imagen:
elarsenal.net 

 

 

 

Rev. 04-10.2018
Rev. 06-08-2017

1 – 12-08-2016