Eudald Carbonell – ‘Nuestra especie entra en colapso’

«No se han utilizado tecnologías que permitirían hacer un uso razonable de los medios que tenemos»

[Cultura – Arqueología]

 

El arqueólogo Eudald Carbonell, propone, en su ensayo Elogio del futuro, un cambio ambicioso en la manera de comprender la evolución del ser humano y de nuestra especie.

Dejar a un lado las explicaciones basadas únicamente en el pasado histórico y priorizar una construcción ‘consciente’ del futuro. Esto se tendría que lograr mediante un relato que impulse la acción humana hacia el punto óptimo de nuestra evolución.

 

Arqueólogo y prehistoriador

Eudald Carbonell (Ribes de Freser, 1953) es uno de los arqueólogos y paleontólogos más prestigiosos de España. También es un renombrado y reconocido geólogo y antropólogo. Ha sido durante hace muchos años director general de la Fundación Atapuerca (Burgos), que recibió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1997.

Carbonell es autor y coautor de centenares de artículos científicos en revistas nacionales e internacionales. También ha publicado numerosos libros de ensayo y divulgación sobre arqueología, antropología y evolución social. En la actualidad es profesor de la Universitat Rovira i Virgili e investigador del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social.

 

Los hallazgos de Atapuerca

Los trabajos en Atapuerca nos ofrecen cuatro décadas de hallazgos increíbles, así como reconocimientos internacionales al trabajo de los investigadores y noticias sorprendentes en torno al origen del hombre y la evolución.

De hecho, han contribuido a enriquecer espectacularmente el conocimiento científico sobre la prehistoria y la paleoantropología. De modo muy especial con respecto a la evolución de la tecnología lítica encontrada en Atapuerca y, particularmente, en la extraordinaria población exhumada en la Sima de los Huesos​ y en los restos de TD-6, donde se ha descubierto una nueva especie de homínido: el Homo Antecessor, el explorador que salió del continente africano hacia Europa.

 

‘Elogio del futuro’

Eudald Carbonell, cuando presentó su libro Elogio del futuro, editado por Arpa, en la Fundación Caja Castellón, puso de relieve que el libro «está pensado para los y las jóvenes, para que reflexionen tomando unas cañas y tengan un pensamiento crítico cuando obtengan una capacidad operativa de mayores. Un político no puede transformar solo a la sociedad, sino que es la sociedad quién transforma a las personas».

Para Carbonell es fundamental «el fin de la lucha de clases, que ha hecho que unas minorías extractivas controlen y dominen a la mayoría. La erradicación de la lucha de clases debería dar paso a un sistema de pensamiento que beneficie a la ecología y a las relaciones, pues hemos vivido sistemas muy animales y poco humanos».

 

El fin del capitalismo

«Por intereses económicos, no se han utilizado tecnologías que permitirían hacer un uso razonable de los medios que tenemos, porque sabemos que algunos son limitados y otros no, como el sol. Todo ello, generará, con toda probabilidad, el fin del capitalismo. A lo largo de la historia los sistemas han ido cambiando y el capitalismo ya tiene muchos años. Es algo que sucederá al igual que ocurrió con la extinción de las especies, que siempre siguen un mismo patrón: emergen, se desarrollan y desaparecen».

 

Los monos inteligentes

El científico nos invita a «pensar sobre nosotros mismos y a decidir cómo tiene que construirse el futuro». También nos anima a tomar conciencia de que «somos una sola especie: el ‘homo sapiens’, así que todos somos iguales, independientemente de nuestra raza, cultura o religión… Esta conciencia nos tiene que llevar a saber si queremos caminar todos juntos hacia algún lugar».

“La especie humana aún no ha conseguido ‘humanizarse’. De momento, sólo somos monos inteligentes, nada más y nada menos», reflexiona el arqueólogo.

 

Comprender la evolución del ser humano

Plantea un cambio ambicioso en la manera de comprender la evolución del ser humano y de nuestra especie. Tendríamos que dejar a un lado las explicaciones basadas únicamente en el pasado histórico y priorizar una construcción ‘consciente’ del futuro. Para ello deberíamos impulsar la acción humana hacia el punto óptimo de nuestra evolución. Insiste en «intervenir en la sociedad para que sea crítica y así no aceptar todo lo que le impongan».

 

Opiniones del arqueólogo

Carbonell es pesimista respecto a la investigación en España: “La España que no quiere investigar ha vuelto con la crisis de 2007. Estos diez años que llevamos de crisis han golpeado de forma grotesca a nuestra ciencia, expulsando a nuestros ‘nietos científicos’. Toda la gente joven relacionada con la investigación ha emigrado; están trabajando en países serios”.

También lo es con respecto a un futuro inmediato: «A corto plazo, mi visión es muy oscura. Entramos en colapso. Nuestra especie para poder metabolizar la actual revolución tecnológica perderá un tercio de su población actual. Algo parecido ocurrió con la primera revolución industrial”.

 

Cíbors e inmortalidad

El arqueólogo también asume que «en poco tiempo generaremos diversidad, tendremos gente modificada genéticamente y cíborgs (organismos cibernéticos). Será muy interesante porque seremos grupos parahumanos muy parecidos pero a la vez muy distintos, tanto por su origen como por su form.

Para Carbonell los retos más inminentes para nuestra especie consisten en cuestionarnos «cuántos queremos ser en el Planeta, cómo extraer la energía para sobrevivir en condiciones y si seremos capaces de vivir fuera de nuestro planeta». También hay que asumir, según el peleontólogo, que «la inmortalidad puede acabar siendo una realidad», aunque reconoce que «es tan importante hacer la vida interesante y buena para todos como saber que se acaba».

 

A 40 años de los primeros descubrimientos de Atapuerca

En 2018 se cumplieron 40 años del comienzo de las excavaciones de Atapuerca. Para conmemorar este aniversario Eudald Carbonell, vicepresidente de la Fundación Atapuerca, y Rosa M. Tristán, periodista especializada en divulgación científica, publicaron el libro Atapuerca: 40 años inmersos en el pasado, editado por RBA y National Geographic. El libro está prologado por otros dos codirectores del proyecto Atapuerca y compañeros de trabajo de Carbonell: Juan Luis Arsuaga y José María Bermúdez de Castro.

Desde 1991 los directores de este proyecto: Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, han encontrado todas las especies (no descartan tener alguna sorpresa). Han encontrado sapiens, heidelbergensis, antecesor, homo erectus —posiblemente—, neandertales…, descubrimientos que han sido portadas de revistas como Nature y Science.

 

Equipo Torrese

Fuentes:
Fundación Caixa Castelló, Castellón, España
Ciclo ‘En primera persona’
programacion@fundacioncajacastellon.es
Zenda
Burgos conecta

Imagen cedida por la Fundación Caixa Castelló

 

VER:
> Eudald Carbonell y Cinta S. Bellmunt – Paleo recetas. La dieta de nuestros orígenes

> La humanidad entra en déficit ecológico – El Planeta en números rojos   
> El deshielo – Los glaciares del Planeta retroceden – Nuestra reserva de agua dulce 
> Pérdida de biodiversidad marina a un ritmo sin precedentes 
La carta de la Tierra – Principios         
> Control exclusivo sobre semillas – Grandes empresas como Monsanto patentan semillas    
> Planeta Tierra, equilibrio roto – I 
Planeta Tierra, equilibrio roto – II    
Alexandra Cousteau – Colaboradora de National Geographic y asesora de Oceana    
> Federico Mayor Zaragoza – Hemos llegado a un punto medioambiental y poblacional de no retorno    
> ¿Alguien sabe dónde encontrar otro planeta tierra?      
> Carta del jefe Seatlle al Gran Padre Blanco de Washington en 1854 
La carta de la Tierra – Los fundamentos de la seguridad global están siendo amenazados  
> Reflexiones sobre el agua 

 

 

1 – 13-12-2918