Federico Mayor Zaragoza – Hemos llegado a un punto medioambiental y poblacional de no retorno

 

[Barcelona Eventos / Tendencias / Medio Ambiente

 

Salón de Actos del Pabellón Docente del Hospital Universitario Vall d’Hebrón,
Barcelona (España)

La periodista Lídia Heredia, entrevista al profesor Federico Mayor Zaragoza
9 de noviembre de 2015 

entrevista-mayor-zaragoza-550-1
Fotografías: ©2015 L. Sedó

Dentro de las actividades programadas con motivo del 60 aniversario del Hospital Universitario Vall d’Hebrón, Lídia Heredia, presentadora de Els Matins de TV3, ha entrevistado al profesor Federico Mayor Zaragoza. El acto abre el ciclo Els convidats dels 60 anys, impulsado por la Obra Social ‘la Caixa’.

Federico Mayor Zaragoza (Barcelona, 27 de enero de 1934), profesor, político y alto funcionario internacional español, fue director general de la Unesco entre 1987 y 1999.

Mayor Zaragoza es doctor en Farmacia por la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (1958). Fue catedrático de bioquímica de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada, siendo rector de esta Universidad entre 1968 y 1972. Ese mismo año obtuvo la Cátedra de Bioquímica de la Universidad Autónoma de Madrid, cargo que ocupó hasta 2004. Fue nombrado vicepresidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en 1971 y posteriormente presidente en funciones (1972-1973). Cofundador en 1974 del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), y director del mismo hasta 1978.

Fue subsecretario de Educación y Ciencia del gobierno español (1974-1975), diputado en el Parlamento de España (1977-1978) por UCD; ya en la transición política, consejero del presidente del gobierno (1977-1978), ministro de Educación y Ciencia (1981-1982) y diputado en el Parlamento Europeo por el Centro Democrático y Social (1987).

entrevista-mayor-zaragoza-550-2
Fotografías: ©2015 L. Sedó

En 1978 fue nombrado director general adjunto de la Unesco, puesto que desempeñó hasta 1981. En 1987, la 24ª Conferencia General de la Unesco lo eligió como director general, cargo en el que permaneció hasta 1999.

Desde el año 2000 preside la Fundación Cultura de Paz. Es presidente del Consejo Científico de la Fundación Ramón Areces desde 1993. En 2005 fue designado copresidente del Grupo de Alto Nivel para la Alianza de Civilizaciones, por el secretario general de las Naciones Unidas. En junio de 2008 fue nombrado presidente del Consejo Directivo de la Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS). Preside la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte desde 2010.

Es miembro de múltiples organizaciones, academias y asociaciones nacionales e internacionales, y ha recibido condecoraciones y distinciones de diferentes países. Ha sido nombrado Doctor Honoris Causa por numerosas universidades nacionales e internacionales.  

En 2007 fue premiado con el reconocimiento Madre Terra de los Premios ONES Mediterránia por su trayectoria en la lucha por la igualdad, la justicia social y la defensa medio ambiental.  

entrevista-mayor-zaragoza-550-3
Fotografías: ©2015 L. Sedó

La primera pregunta de la periodista Lidia Heredia al profesor Mayor Zaragoza, se refiere a sus padres.

«Mis padres eran gente sencilla que no pudo estudiar, pero eran unas personas muy inteligentes. Mi madre me aconsejó dormir lo justo para poder disfrutar de todo lo que nos ofrece el día. Ella cantaba el siguiente estribillo ‘Cantemos y bailemos que ya descansaremos cuando nos muramos’.

Mi padre me animaba a tener capacidad de actuar cuando la conciencia me lo indicara: ‘cuando creas que tienes que hacer algo, hazlo sin pedir permiso, ya que si lo pides es posible que nunca llegues a hacerlo’. También insistía en que tuviera perseverancia.

Yo estoy contra la inercia, de hacer las cosas porque siempre se han hecho de cierta manera. Hay que inventar fórmulas para el futuro».

Ha recordado una frase del presidente Kennedy: ‘Me dicen que la paz es imposible, yo demostraré que es posible’.

«Hay que crear un mundo diferente. Es posible con inteligencia y siempre pacíficamente».

entrevista-mayor-zaragoza-550-4
Fotografías: ©2015 L. Sedó

Heredia le pregunta: ¿en cuál de sus cargos se ha sentido más cómodo?

«Cuando fui rector de la Universidad de Granada. Fue un gran reto el intentar acercarme a la gente joven. Era también una época de cambios. Estábamos en 1968, intenté encontrar maneras originales de acercarme a los demás. Sentía que cada día aprendía, inventando cada día nuevos procedimientos.

Recuerdo una frase de un profesor que tuve en Oxford: ‘en investigación y progreso es ver lo que los otros también ven y pensar lo que los otros no han pensado’».

entrevista-mayor-zaragoza-550-5-ok
Fotografías: ©2015 L. Sedó

La periodista le pregunta cómo gestiona las frustraciones.

«Volviendo a empezar. En el año 2000, en la Carta de la Tierra, se dice que cada día tiene que ser un nuevo comienzo. Día nuevo, vida nueva.

Una vez Rigoberta Menchu me recordó un escrito maya que me gustó mucho: ‘…perdona, amanecer, por no haberte recibido como mereces’.

En procesos de paz destaco a Nelson Mandela y Mikhail Gorbachev. Hay muchos imposibles de ayer, que son posibles hoy».

entrevista-mayor-zaragoza-550-6
Fotografías: ©2015 L. Sedó

Hábleme sobre la inercia, sobre ‘lo que siempre se ha hecho así’, le dice Lidia Heredia.

«Hay valores intemporales: la justicia, la solidaridad, la igualdad… y hay cosas que ya no son útiles pero que se siguen haciendo por inercia.

La evolución significa ir cambiando las cosas, si no se hace, entonces llega la revolución. Y no me gusta porque siempre tiene un componente de violencia.

Muchas veces el pensamiento del ser humano se anticipa. Sin embargo debemos tener cuidado con los que nos distraen. La humanidad ha vivido siglos con un hombre en el poder. Siempre el poder absoluto. La gente no se podía expresar, siempre con miedos: al infierno, al poder…, hasta hace unos pocos años.

Ahora tenemos conciencia global, somos ciudadanos del mundo, conocemos lo que pasa en él. Sabemos que la condición humana tiene impacto directo con las condiciones ambientales de la Tierra.

Después de la Segunda Guerra Mundial muchos dijeron que una cosa así no podía volver a ocurrir. Eleanor Roosevelt presidió la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y creó La Declaración Universal de Derechos Humanos en la que uno de sus principales puntos era ‘liberar a la Humanidad del miedo’.  

Creo que cuando haya un elevado porcentaje de mujeres tomando decisiones las cosas podrán cambiar. No puede ser que haya 20.000 personas al día que mueran de hambre mientras nosotros hablamos de neoliberalismo o cosas parecidas. No puede ser que se gasten dos mil millones de dólares al día en armamento y gastos militares.

Si cada año dedicáramos el gasto de 20 días en armamento a paliar el hambre, se podría acabar el hambre en el mundo.

Ahora ya no somos invisibles, ya no estamos atemorizados, ni somos obedientes súbditos. Ahora somos ciudadanos. La gente tiene que verlo, hay que conocer de dónde viene todo esto, las raíces. Nosotros, los pueblos, hemos de evitar el horror del hambre y de la guerra. Hay que compartir y repartir.

Con respecto a las Naciones Unidas, no puede ser que unos 20 países manden sobre 193. Ha llegado en momento de rehacer las Naciones Unidas.

Hay que saber que hemos llegado a un punto medioambiental y poblacional de no retorno. O se soluciona ahora o no estamos a tiempo. Se está afectando a la habitabilidad de la Tierra. Incluso el papa Francisco en su Encíclica ecológica o de ‘emergencia ecológica’ hace una crítica sobre el sistema de desarrollo que envuelve a la humanidad y al mundo y que parece empujarlos hacia el callejón sin salida de la auto-aniquilación. Y dice: ‘ahora, es hoy; mañana puede ser tarde’.

Esta generación tiene un reto global y somos los últimos en poderlo solucionar».

entrevista-mayor-zaragoza-550-7
Fotografías: ©2015 L. Sedó

Usted nos habla de acuerdos globales, de pactos a largo término, incide la periodista.

«Antes en Europa había líderes de gran nivel. Ahora sólo hay unión monetaria. Hay tres campos muy importantes que marcan una vida digna: Educación, salud y ciencia. En educación es importante y fundamental que las personas lleguen a ser libres y responsables.

La Europa monetaria hay que hacerla bien hecha. No puede ser que rechace a los refugiados, a que actúe en contra de ellos. No puede ser que vuelva a pasar lo que ocurrió años atrás».

 

Mayor Zaragoza está disgustado con las nuevas leyes de educación españolas “‘se han hecho en la antidemocracia’. Hay que tener ojo con las mayorías y ojo con lo que pueden ser trampas. No hace ninguna falta corregirlo todo. Hay que cambiar lo que haya que cambiar, no todo. La nueva ley es un disparate. Costó mucho conseguir la aconfesionalidad y ahora hemos vuelto atrás».

entrevista-mayor-zaragoza-550-10 
Fotografías: ©2015 L. Sedó

¿Que reflexión haría a los asistentes?, le pregunta Lídia Heredia.

«La sanidad y la educación es lo más importante y el Hospital Universitario Vall d’Hebrón, es una referencia mundial. Me gusta su lema de que ‘el paciente es lo que importa’. En este su 60 aniversario, les felicito. El Valle de Hebrón es un ejemplo de que no todo es el dinero.

Recomiendo que pensemos que el mundo es redondo, que debemos tener en cuenta a todo el muno, a todos, y que nos preocupemos por los problemas del mundo.

Se habla de la sociedad del bienestar que teníamos sin tener en cuenta que ésta excluía al 80% de la población mundial.

La Tierra se está deteriorando en sus cuestiones primarias. Estamos destruyendo la Tierra y el mar.

Serán los pueblos lo que arreglaran las cosas. El mundo necesita serenidad, mirar a la otra persona y ver que es igual en dignidad que uno mismo».

entrevista-mayor-zaragoza-550-9
Fotografías: ©2015 L. Sedó

La periodista le pregunta si es un buen paciente a lo que el profesor responde que no porque es impaciente.

Mayor Zaragoza escribe poesía, dice que porque con la poesía puede decir lo que quiere con pocas palabras. Son poemas escritos en los distintos lugares del mundo en los que ha estado trabajando como hombre de paz. Son desde el apunte filosófico hasta la reflexión sobre el amor, la paternidad o los problemas sociales.

Ha traído con él un volumen para regalárselo a Lídia Heredia, la cual le ha instado a que nos leyera uno de ellos. Después de la emocionante lectura ha sido muy aplaudido y felicitado por los asistentes.  

Mayor Zaragoza es un hombre convencido de que todo ser humano es igual en dignidad y no puede entender que nos resistamos a las miradas de tantos y tantos refugiados, muchos de ellos extenuados por las penurias pasadas, que nos preguntan sin palabras ¿así nos tratáis??

 

 

leo-can-ribes-500-nov.2015

 

 

Leonor Sedó
Barcelona, 09-11-2015

 

Ver:
60 aniversario del Hospital Universitario Vall d’Hebrón de Barcelona – Referente europeo en eficiencia y excelencia    
Sección de Salud
Sección Medio Ambiente
Sección BCN Eventos

Federico Mayor Zaragoza – De súbditos a ciudadanos: la gran transición