Reflexiones sobre el agua*

 

[Medio Ambiente / Familia]

 

Los recursos de agua dulce son finitos y la demanda del planeta aumenta sin cesar. La agricultura es el principal consumidor de agua, utilizando más de dos tercios del total a nivel global, proporción que pasa del 85% en muchos países áridos, y en España se acerca al 75%. Las fluctuaciones en las precipitaciones, con periodos de extrema sequía a inundaciones catastróficas, contribuyen a desequilibrar el balance entre suministro y demanda. Frente a la escasez del recurso, cabe aumentar el suministro o controlar el crecimiento de la demanda y se debe avanzar en ambos sentidos para evitar situaciones insostenibles en el futuro.

En este contexto la Real Academia de Ingeniería Española ha organizado, conjuntamente con la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, unas jornadas sobre el agua en las que intervienen como ponentes los investigadores Antonio Embid, de la Universidad de Zaragoza, y María José Polo, de la Universidad de Córdoba. Otros tres académicos de la RAI completan el programa de esta sesión: Juan Miguel Villar-Mir, Miguel Ángel Losada y Josefina Gómez Mendoza, como moderadora. Con ellos estarán Elías Fereres y Alberto Galindo, presidentes de ambas academias organizadoras, así como Javier García Cañete, de la Fundación Botín y Ramón Llamas, director del Observatorio del Agua de dicha Fundación.

Durante la jornada, el académico y presidente de la Real Academia de Ingeniería Elías Fereres**, ingeniero agrónomo especializado en agricultura sostenible, ha avisado de que la reciente preocupación por la seguridad alimentaria a nivel global lleva a preguntarse si habrá suficiente agua para producir los alimentos que necesitará la humanidad en los próximos años. Dicha producción depende en buena parte del regadío que produce más del 40 % de los alimentos en un 17 % de la superficie cultivada. La escasez de agua a nivel mundial es un motivo de gran preocupación a todos los niveles y entre la comunidad científica. A ello se une la amenaza, de resultados inciertos, del cambio climático.

El profesor Fereres se mueve en un entorno internacional de ingenieros y científicos convencidos de que las sequías recurrentes y otras fluctuaciones climáticas extremas, como las inundaciones, unido al uso de combustibles fósiles, crearán una situación insostenible a largo plazo y la humanidad tendrá que plantearse desafíos importantes en los próximos años, para seguir disponiendo de agua dulce suficiente para todos los usos, incluido el de la producción de alimentos.

 

Demanda, uso y consumo de agua en la agricultura

El doctor Fereres, experto en agua para una agricultura sostenible, ha explicado que España es líder en la ciencia y técnica para un uso eficiente del agua en la agricultura de riego. En concreto, es el primer país europeo en publicaciones científicas sobre ese tema y el tercero a nivel mundial detrás de EEU y China. Se han producido grandes avances en el regadío español en los últimos veinte años de manera que, a grandes rasgos, se ha reducido a la mitad la cantidad de agua de riego necesaria para producir un kg. de alimentos. Sin embargo, hay que seguir avanzando porque la agricultura española tendrá que adaptarse a escenarios de mayores temperaturas lo que en principio conlleva una mayor demanda hídrica de los cultivos.

Aún así, el mayor riesgo para nuestros agricultores es que aumente la frecuencia de los acontecimientos extremos como las sequías, porque frente a eso se pueden defender mucho peor que frente a un aumento progresivo de las temperaturas.

Por todo ello hay que apostar por “más ciencia, más técnica, más preparación de los agricultores y, si conseguimos que mejoren las predicciones meteorológicas a medio plazo, un mejor manejo de las reservas de agua. Tenemos suficiente conocimiento y técnica para hacer una agricultura de riego que sea más productiva y más amigable con el medio ambiente, y si eso se prima el resultado será muy positivo para la sociedad y para  la conservación de la naturaleza”.

Tras dos décadas en las que se pensaba que habría alimentos suficientes en el futuro, las grandes subidas de precios desde 2008 han alertado a la sociedad de la inseguridad alimentaria en el futuro, que continúa sufriendo un porcentaje importante de los habitantes del planeta. Los investigadores agrónomos vienen advirtiendo a las autoridades sobre todos estos riesgos, para que se pueda garantizar una alimentación sana y nutritiva a todos los habitantes del planeta.

El profesor Fereres, por ejemplo, interviene muy activamente en los foros internacionales donde se debate el problema. Actualmente un total de 20 países participan en un programa europeo sobre agricultura, seguridad alimentaria y cambio climático que busca, en esta misma dirección, cuatro grandes objetivos:

> Intensificar de forma sostenible la producción agraria

> incrementar la productividad del área cultivada

> combinar la productividad con la conservación del medio ambiente

> adaptar a los agricultores al cambio climático y ver de qué manera la agricultura puede contribuir a mitigarlo

 

Real Academia de Ingeniería (RAI)
www.raing.es
prensarai@raing.es
Madrid, 30-10-2012

*Jornada conjunta Real Academia de Ingeniería y Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.
**Fereres promovió y fue director del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC y la Universidad de Córdoba, uno de los más prestigiosos de España. Sus investigaciones se centran en la mejora de la gestión del agua en la agricultura y han contribuido a la mejora del regadío andaluz, a través de los trabajos desarrollados por su grupo de investigación y en el Instituto de Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA).

 

Páginas de origen de la imágen:
poemasrimasycuentos.blogspot.com/2011/05/la-gotita-de-agua.html