Antienvejecimiento – Productos naturales – Copos de avena, germen de trigo, frutas, verduras, vitaminas y...

 

[Activa tu salud

 

Radicales libres y antioxidantes

 

Hay diferentes productos naturales que nos ayudan a mantener nuestra salud y a retrasar los síntomas del envejecimiento (oxidación). Una alimentación variada aumenta el buen estado de salud general, pero si se conocen más específicamente las propiedades de los productos que existen en el mercado podemos adaptar mejor la alimentación a nuestras necesidades.

 

En la tercera edad

> Son necesarias menos calorías, pero las mismas cantidades de nutrientes.

> Se asimila mal el zinc, por lo que hay que consumir mariscos e hígado de pollo para compensar esta carencia.

> Los antioxidantes como la naranja y los cítricos son vitales (el boniato es también un poderoso antioxidante).

> Aumentar el consumo de agua para evitar la deshidratación.

> Las personas con un sistema inmunológico débil tendrían que consumir frutas o verduras de color rojo intenso o verde intenso. La razón está en que contienen vitamina C por lo que son antioxidantes y ayudan a combatir los estragos de la polución. Igualmente son primordiales para sintetizar el colágeno, que entre sus diferentes propiedades, tiene la de dar elasticidad a la piel.

En todas las edades es importante aportar, con la alimentación, todos los elementos necesarios para tener una buena salud y mantenerla tanto como sea posible. Invertir tiempo en conocer cómo alimentarnos mejor nos rendirá, a la larga, pingües beneficios.

 

Bioflavonoides

Se hallan en la corteza de los cítricos. Combaten la fragilidad capilar (evitan la formación de cardenales y varices), estimulan las defensas frente a los virus y retardan la oxidación celular, o sea el envejecimiento.

 

Flavonoides

Los flavonoides o bioflavonoides son pigmentos naturales presentes en los vegetales y que  nos protegen del daño de los oxidantes, como los rayos ultravioletas cuya acción aumenta en el verano; la polución ambiental, con la presencia de minerales tóxicos, como el plomo y el mercurio; las sustancias químicas presentes en los alimentos: colorantes, conservantes, etc. Como el organismo humano no puede producir estas sustancias químicas debemos obtenerlas de la alimentación o en forma de suplementos.

Incluir en la dieta varias porciones de vegetales (de la famlia de las coles, verduras de hoja verde, frutas rojas y moradas y cítricos) a lo largo del día.

Los flavonoides pueden hallarse en los siguientes extractos:

   Arandano
Fortalece la estructura de los capilares y venas; además se usa en ceguera nocturna y diurna y degeneración macular.

  Gingko biloba
Ayuda en la pérdida de memoria, mala circulación, jaquecas, degeneración macular, zumbido de oídos y sindrome de Raynaud.

  Cardo Mariano
De él se extrae la silimarina que mejora la función hepática; protege al hígado de las toxinas ambientales.

  Crataegus
Es una buena fuente de antocianidinas y otros flavonoides; disminuyen la presión arterial por dilatación de los vasos sanguíneos, mejoran la función cardiovascular en caso de enfermedad cardíaca congestiva y reducen la angina de pecho.

Hasta donde se sabe los flavonoides son efectivos y sin contraindicaciones pero no se conocen las dosis ni lo que puede suceder con su toma durante largo tiempo. La utilización como suplemento nutricional o como fitoterapia debe realizarla el profesional.

 

antienvejecimiento-productos-naturales-2Copos de avena

Contienen cinc, mineral muy eficaz contra la oxidación (combate los radicales libres). Contienen 14 miligramos de zinc por cada 100 gramos.

 

Fenoles
(Contra el envejecimiento)

Son astringentes, desintoxicantes y antioxidantes. Se hallan en los ajos, la soja, el té verde y los cítricos.

 

Germen de trigo

Contiene fósforo, manganeso y vitaminas B1, B2, D, E, y K. Se utiliza para estados de desmineralización, anemias, astenias, enfermedades cardiovasculares, diabetes y neurosis. La vitamina E se conoce como la vitamina de la longevidad por ser una sustancia antioxidante que protege las membranas celulares y otras sustancias presentes en las células. De esta manera incrementa la resistencia y energía muscular. Actúa sobre los órganos genitales mejorando sus funciones.

 

Lecitina de soja

Es un antioxidante natural que posee multitud de propiedades, una de las más destacadas es su intervención en el metabolismo del colesterol.

La lecitina de soja, debido a su importante acción emulsionante, interviene de forma activa en el metabolismo de las grasas, favoreciendo de forma natural la digestión de la grasa y su absorción, ayudando a que el colesterol no se deposite en los vasos sanguíneos.

La lecitina de soja, es una importante fuente de fósforo orgánico muy asimilable. Favorece la concentración en los trabajos intelectuales y en los que requieres esfuerzos mentales. Está indicada en los procesos de pérdida de memoria.

 

Magnesio

Ayuda a la formación de proteínas, a la producción y empleo de la glusoca y refuerza el tono muscular. Protege los huesos del envejecimiento, regula el ritmo cardíaco y tonifica los vasos sanguíneos.

Es el responsable del equilibrio nervioso, para no tener carencia de él es preciso consumir 30 gr diarios de pan (mejor integral) o de cereales y tomar legumbres al menos tres veces por semana.

Es antioxidante, frena los efectos del envejecimiento del sol. Ingiriendo alimentos ricos en magnesio se refuerza la queratina del pelo y de las uñas.

Se encuentra en el cacao, la soja, frutos secos, chocolate negro, pan integral, cereales, el coco, germen de trigo, arroz integral, pescados azules, leche de vaca y en algunas aguas minerales.

 

Perejil y albahaca

Potentes antioxidantes que protegen del cáncer y enfermedades cardíacas.

 

Apenas contiene calorías. Es excitante, diurético y facilita la digestión. Es rico en sustancias antioxidantes que retardan el envejecimiento de las células.

Su contenido en flúor protege contra las caries. Protege también contra las enfermedades de las encías.

Su contenido en cafeína hace que, al tomarlo, disminuya la sensación de somnolencia y cansancio. Estimula las funciones intelectuales. Si se consume demasiado puede provocar nerviosismo.

La cantidad recomendada es de 3 tazas diarias y mejor tomarlas fuera de las comidas, ya que puede disminuir la absorción de minerales.

 

Cítricos:

Contra los resfriados
Son ricos en antioxidantes, sobre todo en vitamina C. Ayudan a prevenir el cáncer de páncreas, recto, vejiga, pulmón y mama. Su pulpa tiene una pectina única que baja los niveles de colesterol. La naranja, el limón y el pomelo reducen la duración del resfriado y ayudan a controlar la tensión arterial. Su contenido en fibra regulariza el intestino. Se aconseja incluirlos en la dieta de los diabéticos ya que la vitamina C arrastra las toxinas generadas por los transtornos metabólicos de la enfermedad.

 

Cerveza

El consumo moderado de esta bebida (con o sin alcohol) ejerce un efecto protector contra los procesos oxidativos gracias al lúpulo que contiene, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares, inflamatorias y degenerativas, además de disminuir los niveles de colesterol.

El lúpulo y la cáscara de cebada con los que se elabora la cerveza contienen polifenoles y melanoidinas, que tienen propiedades antioxidantes capaces de capturar radicales libres que son los causantes de muchas enfermedades, como la arteriosclerosis, cáncer, infarto de miocardio, inflamatorias, transtornos del sistema nervioso central como párkinson y alzheimer, envejecimiento…

Otro de los compuestos que se encuentra en la cerveza son los folatos que ayudan en la reducción del riesgo cardiovascular, ya que reduce los niveles de colesterol.

 

Fresa

Agente antivírico
Contiene vitamina C, antioxidantes y fibra. Como las cerezas, uvas, moras y grosellas, contienen ácido elágico, capaz de frenar el desarrollo de ciertos tipos de cáncer. Como antioxidante previene la formación de colesterol y gracias a la fibra  contribuyen a regular el funcionamiento del intestino y protegen del cáncer de colon y recto. Muchos de los componentes de las fresas actúan como agentes antivíricos.

Diuréticas y depurativas. Regulan las funciones hepáticas, nerviosas y endocrinas. Tonifican la piel y son hipotensoras. Los diabéticos pueden consumirlas tranquilamente. Vitaminas C, A, B1 y B2, potasio, calcio, hierro, magnesio, fósforo y oligoelementos.

 

Manzana

Combate el colesterol malo
Es una fruta rica en pectina, una forma de fibra soluble que reduce el colesterol y combate especialmente el colesterol “malo”. Previene con ello enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio o la angina de pecho. Es aconsejable a personas diabéticas dado que la fibra contribuye a regular los niveles de azúcar, previniendo los aumentos y descensos bruscos.

Contiene agentes anticancerígenos en forma de antioxidantes.

Cada 100 gramos de manzanas aportan unas 60 kilocalorías.

 

Uvas

Evitan la osteoporosis
Contiene ácido elágico cuyas propiedades contrarrestan los efectos de productos cancerígenos.

Previene los ataques cardíacos y la aplopegía.

El boro es un oligoelemento que contiene esta fruta que contribuye a prevenir la osteoporosis o descalcificación de huesos en las mujeres de edad avanzada, manteniendo los niveles de estrógenos.

Las uvas negras y rojas son ricas en el antioxidante quercetina. La piel de éstas incluye resveratrol, que podría reducir el LDL, o colesterol malo.


Verduras:

Tomate

Contra los radicales libres

> Es rico en el antioxidante llamado licopina y está relacionado con la baja incidencia de algunos cánceres, como el de estómago o el de vejiga. Interviene en reacciones en cadena contra los radicales libres.

> La fibra que contiene ayuda a prevenir el cáncer de colon y recto.

> Rico en vitamina C y caroteno (provitamina A), también contiene vitaminas del grupo B, D, E y P. Contiene oligoelementos como hierro, fósforo, potasio y calcio, sodio y manganeso.

> Regenera las células, es digestivo, favorece la circulación, revitaliza, previene infecciones, desintoxica, proporciona tersura y color a la piel y es muy recomendable para los ojos. Su nivel calórico es mínimo. Tiene cualidades depurativas.

 

Zanahoria

Mejora los transtornos de la vista

> Fuente importante de betacaroteno (provitamina A), potente antioxidante al que se le reconoce la prevención de problemas cardiovasculares, de cáncer y retrasa los síntomas del envejecimiento. El contenido de provitamina A en una zanahoria mediana al día puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón a la mitad, incluso en grandes fumadores.

> Mejora las enfermedades degenerativas de los ojos (cataratas), degeneración macular y contrarresta la ceguera nocturna.

> Protege contra la acción nociva de los rayos ultravioleta azules.

> Tiene una potente acción diurética que agiliza la eliminación de toxinas.

> Mejora la salud de la piel y los tejidos

> Contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico

> Contiene vitamina A, C, E y vitaminas del grupo B (folatos y B3 o niacina)

> Aporta minerales como potasio, calcio y yodo

> Su contenido en la fibra pectato de calcio, tiene propiedades para reducir el colesterol.

 

antienvejecimiento-productos-naturales-3Vitaminas

A
(Retinol, provitamina A, betacaroteno) Liposoluble

Sirve para
mejorar la visión nocturna y la resistencia a las infecciones. Interviene en el crecimiento, la salud de las mucosas bucales, los dientes, los huesos y la circulación. Ayuda en el crecimiento del pelo y retrasa el envejecimiento de las células cutáneas.

Protege de los radicales libres.

Contribuye al mantenimiento de la suavidad en la piel y tiene efecto antiarrugas.

Se encuentra
en pescado, hígado, carne de pollo, cereales, leche entera, mantequilla, huevos, melón, albaricoque, zanahorias, calabaza, espinacas, otras verduras y en el aceite de oliva. Al día se necesitan 0,8 mg. (2 yemas de huevo).

Su falta
causa picor cutáneo, cabello quebradizo, ceguera nocturna, piorrea, falta de defensas contra virus y bacterias, infecciones en ojos, bronquios y órganos sexuales, rotura y caída de los dientes.

Su abuso
produce nódulos subcutáneos dolorosos, piel seca. Alopecia, depósito subcutáneo de lípidos y dolores musculares. Perdida de peso y apetito. Cefaleas, náuseas, vómitos, mareos.
Los síntomas desaparecen al dejar de tomarla.

C
(Ácido ascórbico) Hidrosoluble

Sirve
para participar como tónico celular y actúa en la formación de los tejidos conjuntivos: cartílagos, ligamentos, huesos y dientes.

Estimula el crecimiento, refuerza las defensas naturales previene las manchas de la piel y los dientes. Contribuye a la elasticidad de los tejidos y a la absorción del hierro. Es muy importante para la formación de colágeno. Tiene propiedades antioxidantes (protege las membranas de las células de la oxidación que ataca sus grasas no saturadas) y puede proteger ante el envejecimiento.

Se encuentra en todos los vegetales y también en la carne fresca, hígado, romero, zanahoria, coliflor, berros, brécol, puerros, pimientos verdes, espinacas, espárragos, patatas, boniatos, fresas, cítricos, guayaba, kiwi, mango, piña, caqui, melón, bayas. Al día se necesitan 100 mg. (una naranja).

Su falta
causa problemas de crecimiento, escorbuto, hemorragias en las encías, trastorno de cicatrización y alteraciones en los huesos y los dientes, agotamiento, convalecencias, infecciones, estados gripales, intoxicaciones, artritis.

Su abuso
No se almacena, pero su exceso puede provocar ardores de estómago, diarrea y formación de cálculos en las vías urinarias.

Interfiere en la absorción de la vitamina B12, aumenta el nivel de estrógenos de la mujer que toma anticonceptivos orales.

E
(Tocoferol) Liposoluble

Sirve
para favorecer la formación de óvulos y espermatozoides y para la supervivencia de los glóbulos rojos. Evita el deterioro de la membrana celular y la oxidación de los ácidos grasos. Alivia la fatiga.

Reduce la formación de radicales libres y protege la piel de los daños ambientales. Tiene una importante acción antioxidante, por lo que refuerza el sistema inmunitario, ayuda a evitar el envejecimiento prematuro.

La vitamina E es necesaria para la evolución normal de muchos órganos: desarrolla las glándulas genitales, oxigena los tejidos y reduce el nivel de grasas en la sangre, disminuyendo así el riesgo de que se obstruyan los vasos sanguíneos del corazón y del cerebro. Es indispensable para el buen funcionamiento del aparato genital.

Durante años se ha considerado como la vitamina de la fecundidad, pero hoy se da mucha importancia su papel como poderoso antioxidante, ya que se encarga de detener el proceso de oxidación de las membranas celulares, o sea que resulta una sustancia muy eficaz contra el envejecimiento.

Su acción es también beneficiosa para los glóbulos rojos: los protege aumentando su resistencia frente a los agentes que puedan resultarles dañinos.

Salvaguarda los ácidos grasos, evitando su oxidación.

Nuestro organismo suele tener escasez de vitamina E por dietas con insuficiente ingesta de alimentos frescos y la mala absorción de las grasas. Ello provoca debilidad muscular y transtornos neurológicos y anemia.

El consumo de una vitamina determinada por sí solo no es un remedio para el colesterol. Es más importante adoptar una dieta correcta, que evite el exceso de grasas en la sangre y, por lo tanto, el colesterol. Los hábitos de vida correctos y la ingestión de elementos adecuados rebajan el nivel de esta sustancia en la sangre, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades coronarias. Todas aquellas personas que tengan un alto nivel de grasas en la sangre deberían evitar el consumo de tabaco, alcohol, café y bollería.

Se encuentra
en aceites vegetales (oliva, soja, girasol, maíz, cacahuete, algodón), germen de trigo, legumbres secas (alubias, habas), nueces, avellanas, almendras, verduras, hortalizas (espinaca, lechuga, col), harina integral, huevos, carnes, lácteos. Una dieta variada asegura la dosis necesaria. Se recomiendan 8-10 mg. microgramos al día.

En los productos de origen animal la concentración es menor y la contiene el hígado de buey, la yema de huevo, las carnes grasas, productos lácteos, mantequilla y grasa de cerdo.

Los adultos necesitan entre 10 y 15 miligramos.

Su falta
causa debilidad muscular, transtornos de ovarios, útero, testículos, molestias cardiovasculares, mala absorción de grasas y anemia en los lactantes. Problemas del sistema nervioso.

Su abuso
No produce hipervitaminosis, el organismo se encarga de eliminar los excesos. Aunque a muy altas dosis produce cefaleas y molestias digestivas.

 

Minerales

Zinc

Actúa sobre el crecimiento y la multiplicación celular. Es un buen cicatrizante y protege la membrana celular evitando la proliferación de los radicales libres.

Tomar una dosis extra en caso de depresión posparto, uñas astilladas, artritis y acné.

Mejora el sistema inmunológico y da brillo a la piel y al pelo.

Se encuentra en las ostras, pescados y carnes rojas. En los moluscos, los cereales, los huevos y las legumbres secas. En las setas, en la levadura de cerveza.

 

Selenio

Se suele sufrir carencia en períodos de embarazo y lactancia, los fumadores y los ancianos, los adolescentes y los que no siguen una dieta equilibrada. Previene la tensión alta, la subida de colesterol, problemas de corazón y cáncer. Junto con la vitamina E lucha contra los radicales libres.

Se encuentra en el maíz, trigo, cebolla, leguminosas, espárragos, huevos, carnes rojas. Productos de mar.

Su carencia puede provocar el envejecimiento prematuro.

 

Manganeso

Mantiene la integridad de las membranas celulares oponiéndose a la acción de los radicales libres.

Se encuentra en el té, clavo, salvado, espinacas, piña.

 

Pianto

Contiene alta concentración de magnesio, muchos aminoácidos, hierro, cobre, zinc, potasio y otros oligoelementos. Útil para el estreñimiento, fortalece el pelo y las uñas, combate radicales libres y previene enfermedades.

 

Cartílago de tiburón

Es un antioxidante rico en minerales como el calcio, magnesio y fósforo + colágeno, proteínas, aminoácidos y fibra.

 

 

© Leonor Sedó

Ver:
Sección Salud    

 

Páginas de origen de las imágenes:

casaydiseno.com
elblogdenutricion.com
olobebe.com

 

 

 

 

11 – 16-11-2017
10 – 17-01-2017
9 – 06-01-2016
8 – 25-12-2014
7 – 09-11-2013
6 – 08-02-2012
5 – 21-02-2011
4 – 19-02-2010
3 – 02-03-2009
2 – 06-03-2006
1 – 11-05-2004