Margaret H. Hamilton – Científica computacional, matemática e ingeniera de sistemas, investida doctora ‘honoris causa’...

 

[Mujeres Hoy / Cultura – Ciencia y Tecnología] 

 

 

La UPC (Universitat Politècnica de Catalunya) ha investido doctora Honoris causa a Margaret H. Hamilton, la científica computacional, matemática e ingeniera de sistemas norteamericana que fue la primera en introducir el término ‘ingeniería del software’, hace 50 años, durante las primeras misiones Apolo de la NASA.

Margaret Hamilton fue directora de la División de Ingeniería del Software del Laboratorio de Instrumentación del Massachusetts Institute of Technology (MIT) de los Estados Unidos, donde lideró el desarrollo del software de navegación para el Programa Espacial Apolo. Gracias a los principios de diseño que aplicó, se pudieron resolver los problemas en el ordenador de navegación con los que se encontraron los astronautas de la misión Apolo 11 en el momento del alunizaje y que permitieron la llegada del hombre a la Luna.

margaret-hamilton-honoris-causa-2Hamilton también fue fundadora y directora ejecutiva de Hamilton Technologies, Inc. (1986), en Cambridge, la compañía que desarrolló el Lenguaje Universal de Sistemas y la teoría matemática en la que se basa –Development Before the Fact (DBTF)– para sistemas de diseño de software. El 22 de noviembre del 2016, Hamilton recibió la Medalla Presidencial de la Libertad, máxima distinción civil norteamericana, entregada por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, por el desarrollo del software de las misiones Apolo.

En 2009, se le otorgó el Outstanding Alumni Award (Alumno sobresaliente) de la Universidad de Earlham; en 2003, se le dio el NASA Exceptional Space Act Award por contribuciones científicas y técnicas. En 1986, recibió el Augusta Ada Lovelace Award de la Association for Women in Computing, premio que reciben mujeres que se han destacado en en campo científico o técnico.  

Su trayectoria

Margaret Hamilton nació el 17 de agosto de 1936 en Paoli, Indiana, Estados Unidos. Empezó sus estudios de matemáticas en la Universidad de Míchigan y luego se trasladó al Earlham College, Richmond, Indiana, donde se licenció en Matemáticas (con diplomatura en Filosofía) en 1958.

Trabajó como profesora de matemáticas y francés en un instituto mientras su marido acababa su carrrera en Harvard. Cuando éste la finalizó, para prepararse para sus estudios de posgrado en matemáticas en la Universidad de Brandeis, Boston, en 1959 aceptó un cargo provisional en el Departamento de Meteorología del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), bajo las órdenes del profesor Edward Norton Lorenz. Aprendió de forma autodidacta varios lenguajes de programación y fue una de las encargadas en diseñar el software que permitía predecir el tiempo metereológico utilizando los ordenadores LGP-30 y PDP-1.

Entre 1961 y 1963 se involucró en el proyecto SAGE, del Laboratorio Lincon del MIT, que en principio era para predecir el clima, pero que pasó a ser un proyecto militar. Margaret fue la encargada de desarrollar el software para el primer ordenador AN/FSQ-7 de  identificación de aviones enemigos en el espacio aéreo norteamericano.

 

Las misiones Apolo

Hamilton se unió al Laboratorio Charles Stark Draper del MIT. En aquel momento, esta unidad estaba trabajando en lo que definitivamente cambiaría la vida a la científica: el Programa Apolo. Debido a sus conocimientos extraordinarios en programación empezó a trabajar en el software de navegación para las misiones no tripuladas del Apolo. Poco después la pusieron a cargo de todo el equipo que dessarrolló el software de navegación para las misiones tripuladas del Apolo y las misiones Skylab posteriores. Esto incluía el software desarrollado en el ordenador de navegación del Apolo para el módulo de mando (MC), el módulo lunar (ML) y las interfaces entre todos los componentes de la misión.

En la misión Apolo II, antes del alunizaje, el ordenador de navegación se sobrecargó y no podía completar todas sus tareas a tiempo real teniendo que posponer algunas. Gracias a los sistemas de alarma y de tareas prioritarias desarrollados por el equipo de Hamilton la situación se resolvió dando a los astronautas la elección de alunizar o no. Alunizaron. El Dr. Paul Curto, tecnólogo senior que nominó a Margaret para el Premio Space Act de la NASA, dijo que el trabajo de Hamilton era “la base para el diseño del software ultrafiable”.

 

Primera ingeniera de software

Fue una auténtica pionera en una época en la que la programación no se consideraba ciencia. Ayudó a crear lo que serían las bases de la programación, las bases de la ‘ingeniería del software‘, término que ella misma acuñó. Según explica ella misma, muchos compañeros de la NASA se burlaron de ella cuando utilizó este término por primera vez. Desde entonces la ingeniería de software es una nueva rama de la ciencia.

margaret-hamilton-1-ok-ok

Con este Honoris causa se quiere hacer un reconocimiento a la primera ingeniera de software. Hamilton dio prestigio a su desarrollo, poniéndolo al mismo nivel de importancia que la ingeniería del hardware. Margaret ha trabajado en la investigación del software libre de errores desarrollando criterios, metodologías, lenguajes y herramientas para los sistemas ultrafiables. Las aportaciones de la científica no solo han sido claves en el ámbito de la informática, sino en también en muchos otros, como por ejemplo la aeronáutica.

También quiere ser un homenaje a una mujer que trabajó en un entorno totalmente masculino y que impulsó e impulsa la presencia de mujeres en el campo de la informática y anima a las niñas y las jóvenes a estudiar carreras científico-técnicas. En unas declaraciones suyas dijo: “No hay que tener miedo a hacer preguntas aunque parezcan ‘tontas’. Ninguna pregunta es tonta. Aunque las cosas puedan parecer imposibles, aunque los expertos digan que algo es imposible, aunque haya que seguir el camino sola, no hay que tener miedo a estar equivocada, a admitir errores; aquellos que sepan fallar de forma estrepitosa son los que pueden conseguir cosas grandiosas”.

 

Doctora Honoris causa

La propuesta ha sido impulsada por la Facultad de Informática de Barcelona (FIB), se enmarca en la celebración del 40º aniversario del centro y cuenta con el apoyo de la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación y Aeroespacial de Castelldefels (EETAC), la Escuela Superior de Ingeniería Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT), el Departamento de Ingeniería de Servicios y Sistemas de Información de la UPC y el Departamento de Informática del Swiss Federal Institute of Technology Zurich (ETH Zurich).

margaret-hamilton-2

La apertura y clausura del acto han estado a cargo del rector de la UPC, Francesc Torres. La secretaria general de la UPC, Marta de Blas, ha sido la encargada de la lectura del acuerdo del Consejo de Gobierno para otorgar el honoris causa a Margaret H. Hamilton, mientras que la profesora Núria Castell, que ha actuado como madrina, ha leído los méritos de la científica norteamericana.

Coincidiendo con el acto de investidura de Margaret Hamilton, la UPC ha acogido la primera edición del Barcelona Grad Cohort Workshop (BGCW), que ha nacido con el objetivo de iniciar una serie de encuentros anuales de graduadas en informática para contribuir a visibilizar a la mujer en este ámbito, crear un espacio para conectar mujeres con intereses comunes, ofrecer a las participantes las diversas perspectivas profesionales que existen y fomentar su desarrollo profesional. Dirigido a estudiantes de máster o doctorado en Ingeniería Informática, el workshop está organizado por la FIB y la Comisión de Género Mujeres-COEINF (Colegio Oficial de Ingeniería en Informática de Catalunya).

 

 

Leonor Sedó
Barcelona, 18 de octubre de 2018

 

Página de origen de la imagen principal:
Sala de Prensa online de la UPC
Página de origen de la imagen en b/n:
Wikipedia. Fotografía de Margaret Hamilton junto con el software de navegación que desarrolló junto a su equipo en el MIT para el proyecto Apolo. Fotografía del MIT.
Imágenes de investidura:
S. Xambó