Vacaciones en el mar – Precauciones para tomar el sol

 

[BellezaSalud

 

El sol

El sol beneficia nuestra salud pero ha de tomarse con precaución y con  la protección adecuada. Debemos exponernos al sol gradualmente para que nuestro organismo se adapte y pueda producir la melanina (pigmento que protege la piel del sol) a ritmo normal. Se puede empezar con veinte minutos al día antes de las doce del mediodía o después de las cuatro de la tarde.

> Los daños solares en nuestra piel se traducen en un envejecimiento prematuro de la misma, en degeneración de las células y en posibles cánceres de piel.

> Las radiaciones ultravioletas son las más peligrosas y hay que protegerse de ellas con cremas específicas clasificadas como de tipo B.

> Tengamos en cuenta que aunque el día sea nublado los rayos ultravioleta penetran de igual forma que en los días sin nubles.

> Hay que aplicar los filtros solares con la piel limpia de perfumes o desodorantes ya que estos productos contienen sustancias, entre ellas el aceite de bergamota que se encuentra en casi todos los perfumes frescos, que, mezcladas con las cremas solares ocasionan muchas veces manchas en la piel. Tampoco se deben usar toallitas refrescantes.

> Antes de ir a la playa o a la piscina no aplicarse ninguna mascarilla tipo peeling ya que deja al descubierto la piel limpia de pieles muertas y ésta es más sensible a los rayos del sol.

> Hay que tener en cuenta que tomar el sol en el agua quema más y más rápidamente ya que el agua refleja el sol hasta un 25% de los rayos solares. Si se toma en sol en una barca o encima de una colchoneta dentro del mar habrá que aplicarse la crema protectora cada hora y en el rostro cada media hora.

> Para el rostro usar una crema con mayor protección que la del cuerpo.

> Después del bañarse tanto en el mar como en la piscina hay que aplicarse de nuevo crema protectora. Si se suda se tendrá que aplicar la protección con más frecuencia.

> Inmediatamente después de volver de la playa o la piscina, tomar un baño o ducha con agua templada utilizando un gel de baño suave y aplicar crema o leche corporal hidratante.

 

La alimentación

Para compensar la pérdida de reservas de sales minerales que el calor, los baños de sol y la transpiración producen, poner un poco más de sal en  los alimentos. Para que a nuestro cuerpo no le falten las vitaminas tomar mucha fruta, zumos y toda clase de vegetales.

La vitamina D activa el bronceado y la fuente más importante de esta vitamina la produce el sol. Hay alimentos que la contienen como: leche, hígado, arenques, bacalao, caviar, salmón en conserva y huevos.

En la playa es mejor no tomar bebidas alcohólicas ya que congestionan y por efecto del calor aumenta la temperatura corporal produciendo una transpiración más abundante. Tomar  zumos de frutas ácidas, zumo de tomate y abundante agua.

 

Por si acaso (Just in case)

Llevar un pequeño botiquín con pinzas, tijeras pequeñas, mercurocromo, agua oxigenada, tiritas y amoníaco que calma las picaduras de ciertos peces venenosos. No olvidar un stick para picaduras de mosquitos o abejas.

Usar unas buenas gafas de sol, sombrero o gorra y tener a mano una camiseta.



© Leonor Sedó

 

Ver más:


Los beneficios de los baños de mar 

El cabello: el sol, el mar y la piscina

Cómo protegerse de los rayos del sol

Lunares y pecas – Cuidado con los efectos del sol

Alerta con el sol y los diferentes tipos de piel 

Decálogo de cuidados en la exposición solar 

Seis consejos para el verano  

 

Páginas de origen de las imágenes:
noticias-24.net/imagenes-de-vacaciones-de-verano-en-la-playa-o-pileta


 

 

 

11 – 21-07-2017
10 – 24-06-2016
9 – 28-06-2015
8 – 09-07-2014
7 – 15-06-2013
6 – 03-08-2012
5 – 24-06-2012
4 – 20-05-2010
3 – 22.04-2009
2 – 24-07-2007
1 – 01-07-2007