Decálogo de cuidados en la exposición solar

No es recomendable exponerse al sol entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde, ya que puede producir quemaduras graves

[Belleza Salud]

 

Está comprobado que tomar el sol mejora el ánimo de las personas, y tomando las precauciones adecuadas se puede sacar partido de ello. La piel, el sistema inmune o el descanso se benefician notablemente de su acción. No obstante debemos tener mucho cuidado en cuándo y cómo tomarlo. Para dar una guía sobre los cuidados oportunos, publicamos a continuación un decálogo con consejos a tener en cuenta. Por ejemplo, no es recomendable exponerse al sol entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde, ya que puede producir quemaduras graves y tumores cutáneos malignos, incluso, melanoma debido a que el daño producido es irreversible y acumulativo.

 

Alimentos que ayudan en el bronceado

Para broncearse mejor se pueden tomar alimentos como la zanahoria y el tomate, ricos en carotenos, que facilitan la producción de melanina. También alimentos ricos en vitaminas B y E, como el pescado y las legumbres, que evitan la deshidratación y la descamación y prolongan el bronceado.

 

Vigilar si hay cambios en lunares o pecas

Hay que tener cuidado si tras la exposición continuada al sol se descubre alguna lesión pigmentada nueva en la piel que resulte sospechosa o cualquier cambio en alguna lesión ya existente. Si esto sucede se debe acudir a un dermatólogo rápidamente. Son recomendables controles anuales de las lesiones pigmentadas de la piel como pueden ser lunares o pecas.

 

Decálogo de consejos fundamentales sobre la exposición solar:

1. Evitar la exposición solar en las horas centrales del día

Los rayos UV solares son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Tener especial cuidado con la exposición al sol durante esas horas.

2. La sombra no protege de la radiación solar

Ponerse a la sombra cuando los rayos UV sean más intensos, sin olvidar que los árboles, las sombrillas o los toldos no protegen totalmente contra la radiación solar.

3. Usar ropas que protejan

Un sombrero de ala ancha protege debidamente los ojos, las orejas, la cara y la parte posterior del cuello. Las prendas de vestir holgadas y de tejido tupido que cubran la mayor superficie corporal posible también protegen contra el sol.

4. Utilizar cremas con filtro solar

Aplícar una crema protectora de amplio espectro, con factor de protección igual o superior a 30. Se recomienda aplicarla media hora antes de la exposición. Extenderla generosamente sobre la piel y repetir la aplicación cada dos horas, especialmente después del baño, después de trabajar, jugar o hacer ejercicio al aire libre. La radiación solar en días nublados es la misma que en días soleados. No reutilizar las cremas solares de una temporada para otra ya que pueden perder sus propiedades.

5 . Evitar las lámparas y las camas bronceadoras

Las lámparas y las camas bronceadoras aumentan el riesgo de cáncer de la piel y pueden dañar los ojos si no se usa protección. Debe evitarse completamente su uso.

6. Exposiciones progresivas

Exponer la piel al sol de forma progresiva, en sesiones cortas durante los primeros días. Se debe evitar el uso de productos que contengan alcohol y perfumes (colonias, desodorantes).

7. Proteger los ojos

Las gafas de sol con un índice de protección del 99%-100% frente a los rayos UVA y UVB reducen considerablemente los daños oculares debidos a la radiación solar. Hay que tener en cuenta que los cristales estén homologados ya que unas gafas de mala calidad puede ocasionar importantes daños en la córnea y en la conjuntiva, así como en el cristalino y la retina.

8. Hidratarse

Llevar siempre una botella de agua cuando vayamos a tomar el sol. Es importante beber agua o zumos de fruta con frecuencia ya que una piel bien hidratada también nos cuidará frente a los rayos solares. 

9. Precaución si se toman medicamentos

Si en el momento de la exposición solar se están tomando medicamentos como anticonceptivos, antibióticos, antiinflamatorios, diuréticos, etc… habrá que consultar al médico de las consecuencias ya que muchos producen manchas en la piel si los combinamos con la exposición al sol.

10. Cuidado del cabello

El cabello, cuando nos exponemos al sol, también sufre daños: pierde resistencia, brillo y suavidad. Las puntas se abren y se debilita. Mantenerlo hidratado con productos específicos o protegerlo con un gorro, pamela o pañuelo es una gran ayuda para cuidarlo.

 

 

Equipo Torrese
Página de origen de la imagen:
placeres

 

VER:
> Fotoenvejecimiento – Causas y prevención
> Fotoprotección – Menores de 25 y los hombres suspendidos
>
Vacaciones en el mar – Precauciones para tomar el sol
>
Enfermedades oculares – Exposición a los UV sin gafas de sol
>
Alerta con el sol y los diferentes tipos de piel 
>
Baños de sol – Las exposiciones prolongadas al sol son perjudiciales
> Usar gafas de sol que bloqueen los rayos UV 
> Los peligros de no tomar el sol – Déficit vitamina D
>
Protección solar – Productos protectores
>
Cómo detectar cáncer de piel (melanoma) – Signos y síntomas – La regla ABCDE – La posibilidad de tener melanoma aumenta con la edad
>
Lunares y pecas – Cuidado con el sol – Diferentes tipos de rayos ultravioleta
>
Tratamientos clínicos que preparan la piel para el sol 
>
Cinco razones para usar gafas de sol de calidad – Se debe evitar que la radiación ultravioleta penetre en las estructuras oculares
> Los doce pecados del verano que se suelen cometer
> Guía de cómo elegir las gafas de sol – El modelo debe adaptarse a la protección ocular que necesita el individuo

Cabello – Cuidados con el sol, el mar y la piscina      

> Productos naturales para broncear la piel   

  

 

Ver más:
OCU.org
  (Organización de Consumidores y Usuarios)

 

 

 

 

 

10 – 01-07-2018
9 – 16-07-2017
8 – 24-05-2017

Nuevo: 24-05-2017
6 – 14-07-2016
5 – 21-06-2015
4 – 30-07-2014
3 – 19-07-2013
2 – 08-08-2012
1 P. 15-05-2012