Alerta con el sol y los diferentes tipos de piel

No todas las pieles reaccionan igual frente al sol en función de su capacidad para producir melanina y para broncearse

[Activa tu salud

 

Al exponernos al sol, la piel pone en marcha reacciones biológicas naturales de defensa. La capa córnea se espesa y un conjunto de células, llamadas melanocitos, producen melanina que es lo que paulatinamente da color a la piel.  Sin embargo, no todas las pieles reaccionan igual frente al sol,  en función de su capacidad para producir melanina y para broncearse, pueden tener más o menos capacidad de adaptación frente a la radiación UV (ultravioleta). Además de lo expuesto se debe tener en cuenta si la persona que toma el sol está embarazada, toma algún tipo de medicación, si es una persona mayor o es un niño o niña.

 

La piel de las mujeres embarazadas

La piel de las mujeres embarazadas, debido a la propensión que tiene en este periodo de presentar manchas oscuras (cloasmas), debe ser tratada con el máximo cuidado a la hora de tomar el sol usando un protector adecuado, no estar demasiado tiempo expuesta a los rayos solares y evitar las horas de mayor radiación.

 

Las pieles maduras

Las pieles maduras son, por lo general, secas, finas, flácidas y con manchas pigmentarias, por lo que hay que tener en cuenta que estas alteraciones se agravan con la acción del sol. No obstante, el sol también beneficia ya que permite sintetizar la vitamina D y fijar el calcio en los huesos. Por ello es conveniente que las personas mayores tomen el sol siempre que puedan, no más de 15 o 20 minutos al día, con la debida protección y en horas de menor radiación solar.

 

La piel de los niños

Las pieles de los niños son inmaduras y sus defensas aún no pueden protegerles como es debido de los rayos del sol, siendo por tanto un grupo de alto riesgo. Cuando vayan a la playa, hay que proteger su piel de forma adecuada para evitar o minimizar los riesgos y, lo mismo que en el anterior caso, no exponerlos al sol en horas de mayor radiación.

Antes de los tres años el sistema de termorregulación de los niños está poco desarrollado y podría sufrir una insolación. Antes de los nueve años la piel no está desarrollada en su plenitud, los melanocitos (células que sintetizan la melanina) están poco pigmentados y la película que protege la piel (hidrolípica) es débil, por lo que podría exponerse a quemaduras. Deben llevar la cabeza cubierta con sombreros o gorras, vestir camisetas y pantalones frescos, cada vez que se mojen volver a aplicarles el protector solar y darles a beber agua con frecuencia. No es conveniente llevar a los niños menores de tres años a la playa.

Es suficiente que la piel de un niño haya sufrido tres quemaduras solares para que se incremente en cuatro o cinco veces el riesgo de padecer cáncer de piel en la edad adulta.

 

Indicaciones generales:

> No tomar el sol de 12 a 16 horas.

> Las personas que tienen alergia al sol, las que se han sometido a algún tratamiento dermatológico (dermoabrasión, láser u otros), las que sufren acné, eczemas y otros problemas, tienen una mayor sensibilidad a la acción de los ultravioletas por lo que no deberían exponerse al sol y, si lo hacen, usar las cremas adecuadas recetadas por un especialista.

 

Fotoenvejecimiento

El fotoenvejecimiento es una combinación de cambios en nuestra piel producida por la exposición abusiva y sin la debida protección a la luz solar. Aparecen arrugas antes de tiempo, flacidez y manchas en las zonas que más se exponen: escote, cuello, cara y dorso de las manos. Es un daño que se produce tanto en el colágeno de la dermis como en las células de la epidermis.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el cáncer de piel es uno de los más frecuentes en los seres humanos, y en los últimos años ha sufrido un aumento considerable. La  radiación ultravioleta A es un importante inductor del cáncer, ya que interacciona en el material genético de las células de la piel para producir células mutadas o cancerígenas y al suprimir el sistema inmune cutáneo crea un ambiente favorable al desarrollo del proceso tumoral.

 

Alimentos antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres presentes en los rayos ultravioleta causantes del envejecimiento de la piel:

✓ Cítricos, kivis, fresas, melón, piña y verduras frescas.

✓ Zanahorias, pimientos y espinacas aportan provitamina A, necesaria para el buen estado de la piel.

✓ El apio y la lechuga son ricos en psoralenos, sustancias que protegen la piel en caso de psoriasis.

 

Tomar el sol 15 minutos diarios es saludable  ya que ayuda a la producción de vitamina D y levanta el ánimo.

Cambiar la toma de rayos UVA por autobronceadores.

 

Equipo Torrese 


Página de origen de la imágen:
osinteresa.com 

 

VER:
> Fotoenvejecimiento – Causas y prevención
> Lunares y pecas – Cuidado con el sol – Diferentes tipos de rayos ultravioleta 
> Protección solar – Productos protectores
> Cómo detectar cáncer de piel (melanoma) – Signos y síntomas
> Baños de sol
> Productos naturales para broncear la piel   

> Protegerse del sol – Productos solares y factores de protección   
> Decálogo de cuidados en la exposición solar  
> Vacaciones en el mar
> Peligros de los niños en deportes de agua
> Soluciones a posibles percances del verano – Anzuelos, intoxicaciones alimentarias…  
> Los beneficios del baño de mar 
> Los peligros de no tomar el sol – Déficit vitamina D
> Decálogo de cuidados en la exposición solar – Tomar el sol mejora el ánimo de las personas
> Los doce pecados del verano
> Verano: Algunos consejos antes de salir de vacaciones
> Cinco razones para usar gafas de sol de calidad – Se debe evitar que la radiación ultravioleta penetre en las estructuras oculares
Cabello – Cuidados con el sol, el mar y la piscina   

 

 

 

 

 

 

 

 

11 – 19-07-2018
10 – 27-06-2017
9 – 15-07-2016
8 – 14-07-2015
7 – 21-08-2014
6 – 03-06-2013
5 – 18-07-2012
4 P. 31-03-2012

3 P. 06-07-2011
2 P. 14-08-2009
1 P. 03-06-2008