Piel madura – Sus cuidados II – Minerales y sales minerales

La piel es el órgano más grande que tiene el cuerpo y se encarga de mantener su forma y de establecer relaciones sensoriales con el medio ambiente

[Activa tu belleza]

 

La piel es el órgano más grande que tiene el cuerpo y se encarga de mantener su forma, de establecer relaciones sensoriales con el medio ambiente y de protegernos de las agresiones exteriores. Una de sus funciones es la de encargarse de la termorregulación del organismo.

El grosor de la piel puede estar entre 1,5 y 4 milímetros en diferentes áreas del cuerpo. Tiene la capacidad de repararse por sí misma cada 30 días, refleja el estado de salud y de ánimo de la persona.

Cuando la hidratación es la adecuada, la piel tiene un aspecto inmejorable. La capa córnea, la más extensa, le da impermeabilidad. Esta capa está formada por células muertas que se van eliminando por descamación.

 

Minerales

Los minerales, tomados en las cantidades adecuadas, pueden ser muy beneficiosos tanto para el organismo como para la piel ya que funcionan como inductores enzimáticos, participando en funciones esenciales del metabolismo.

Silicio

Es fundamental en la biosíntesis del colágeno, su falta produce estrías por pérdida de elasticidad de los tejidos, arrugas y envejecimiento prematuro de la piel.

Alimentos que lo contienen:

La parte más exterior de las verduras verdes, las cáscaras de las semillas, el salvado, la cebolla y los frutos secos. La planta medicinal cola de caballo (seca y triturada esparcida por encima de las ensaladas).

Hierro

El hierro es un elemento muy importante en la sangre y esencial en la formación de la hemoglobina, sustancia que transporta el oxígeno por todo el cuerpo para que los músculos funcionen. Se asimila mejor con vitamina C.

Alimentos que lo contienen:

Hígado, morcilla, carne de buey, legumbres, almejas, mejillones, yemas, el alga espagueti de mar, el alga espirulina, polen, remolacha fresca y quínoa. También en la levadura de cerveza, germen de trigo, frutos secos, espinacas, cacao en polvo, ciruelas y dátiles.

Zinc

Participa, junto a la vitamina A, en la regeneración del tejido cutáneo, en la síntesis del colágeno y la elastina. Sirve para el crecimiento y la multiplicación celular. Es un buen cicatrizante y protege la membrana celular evitando la proliferación de los radicales libres.

Tomar una dosis extra en caso de depresión posparto, uñas astilladas, artritis y acné.

Mejora el sistema inmunológico y da brillo a la piel y al pelo.

Alimentos que lo contienen:

Pipas de calabaza, ostras, pescados, carnes rojas, hígado, moluscos, huevos, cereales integrales, legumbres y frutos secos, setas, levadura de cerveza y queso semi-curado.

 

Sales minerales

Manganeso

Mantiene la integridad de las membranas celulares oponiéndose a la acción de los radicales libres.

Alimentos que lo contienen:

Té, clavo, salvado, espinacas, piña.

Magnesio

Ayuda a la formación de proteínas, a la producción y empleo de la glucosa y refuerza el tono muscular. Protege los huesos del envejecimiento, regula el ritmo cardíaco y tonifica los vasos sanguíneos.

Es el responsable del equilibrio nervioso, para no tener carencia de él es preciso consumir 30 gr diarios de pan (mejor integral) o de cereales y tomar legumbres al menos tres veces por semana.

Es antioxidante, frena los efectos del envejecimiento del sol. Ingiriendo alimentos ricos en magnesio se refuerza la queratina del pelo y de las uñas.

Las personas con contracturas, dolores musculares o artrosis tienen que cuidar el equilibrio de calcio/magnesio.

Si se tiene la sensación de ir acelerado y habiendo dormido bien no se levanta descansado o si se padece insomnio, también habrá que controlar el equilibrio del magnesio. Igualmente lo deberán hacer las personas afectadas de jaqueca, hipotensión o hipertensión.

Alimentos que lo contienen:

Cacao, la soja, frutos secos, chocolate negro, pan integral, cereales, coco, germen de trigo, arroz integral, pescados azules, leche de vaca y en algunas aguas minerales.

Selenio

Previene la tensión alta, la subida de colesterol, problemas de corazón y cáncer. Junto con la vitamina E lucha contra los radicales libres.

Su falta puede provocar el envejecimiento prematuro.

Alimentos que lo contienen:

Maíz, trigo, cebolla, leguminosas, espárragos, huevos, carnes rojas y productos de mar.

 

Alimentos especiales para el mantenimiento de la piel:

Aguacates

Contienen nutrientes que ayudan a conservar la estructura de la piel. Son útiles en el deterioro de la piel causado por el sol, acné, herpes y curación de heridas.

Bayas

Ricas en fitonutrientes, pueden ayudar a fortalecer el colágeno (la red de proteínas que confiere a la piel su estructura y volumen).

Cítricos

Contribuyen a mantener y reparar la estructura del colágeno.

Pescado, frutos secos y semillas

Contienen ácidos grasos esenciales y necesarios para mantener hidratadas las células y la piel.

Pipas de girasol

Pueden ayudar en la mejora de la piel áspera y seca, ayudan a conservar la impermeabilidad de la piel.

Zanahoria

Contiene betacaroteno, pigmento que se convierte en vitamina A y es antioxidante.

 

Equipo Torrese

Página de origen de la imagen:
b-glowing.com

 

VER:

> Piel madura – Sus cuidados I – Vitaminas A, C, D y E
> Cuidados especiales de la piel a partir de los 40
> Envejecimiento – Causas y prevención
> Menopausia y cambios en la piel – Más arrugas y menos elasticidad
> Colágeno muy eficaz para regenerar la piel 
> Aceite de onagra – Sus especiales propiedades 

> Seción Belleza
> Beauty – Propiedades de algunos aceites   

 

 

 

 

 

 

 

12 – 11-10-2017
11 – 21-08-2016
10 – 22-10-2015
9 – 02-12-2014
8 – 12-10-2013
7 – 11-11-2012
6 – 06-03-2012

5 – 17-04-2011
Rev: 22-01-2010
3 – 07-04-2009
2 – 29-10-2008
1 – 07-11-2006