Laura Sagnier – ‘Más cansadas que infelices – Sobre el reto de ser mujer hoy’

 

[Mujeres Hoy / Cultura – Literatura] 

 
Cuando Laura Sagnier se dio cuenta del impacto que, entre las mujeres y los hombres de su entorno, generaban los resultados y las conclusiones de su extensa investigación sobre las mujeres en España, ideó una ingeniosa manera de poder acercar los datos recopilados (vinculados a áreas como el trabajo, la pareja, los hijos, la familia o las¡ amistades) a personas que estuvieran fuera de su círculo de familiares y amigos más próximos.

Así nace ‘Más cansadas que infelices’, publicado por editorial Paidós, una serie de e-mails y cartas que Julia, la protagonista de esta historia, les escribe a mujeres de su vida con las que reflexiona sobre el rol de la mujer y los estereotipos que tenemos tan interiorizados.

Un texto muy entretenido que nos hará cuestionarnos nuestra propia vida y, en algunas ocasiones, incluso reírnos de nosotras mismas.

Laura Sagnier nació en Barcelona en 1966. Tiene dos hijas fruto de su relación con el hombre con el que comparte su vida desde hace más de veinticinco años. Es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Barcelona y se ha dedicado durante veinticinco años al market intelligence, tanto profesionalmente  como en el ámbito de la docencia, en la universidad en la que se licenció y en numerosos másteres de otros centros.

Se incorporó al equipo de PRM Market Intelligence como estudiante en prácticas y durante los últimos seis años ha ocupado el puesto de socia-directora. Ha dirigido proyectos en una gran variedad de sectores, entre los que destacan el financiero, el de las  telecomunicaciones, el de gran consumo y el de la distribución, tanto en España como en más de veinte países de Europa, América del Norte, América del Sur, Asia y África.

Al dejar la dirección de PRM, aprovechó el período sabático que había decidido realizar para formarse en técnicas narrativas y en creación literaria en la Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonés.

 

Extracto del fragmento pàg. 74 a la 78

 

mas-cansadas-que-infelices-portada-libroDe: julia.dg@gmail.com
Enviado el:sábado, 20 de febrero de 2016
Para:asun.bj@gmail.com
Asunto:Tiempo que destinamos al trabajo de «la casa» y de «los hijos»

Hola, Asun.

Espero que estés muy bien. Me encantó nuestra cena de madrinas para estrenar bien el año. Creo que sería una muy buena idea que la instauráramos con periodicidad anual, ¿cómo lo ves? En realidad, ya puestos, no creo que venga de una comida más, ¿no? Y con lo bien que acostumbramos a pasarlo las tres juntas. ¿Te fijaste en lo contenta que estaba Paz con el jersey que  le  regalamos? ¿Te gustó cómo le quedaba puesto? Creo que este año hemos acertado. Que sepas que Claudia está también feliz con tu regalo de cumpleaños. He pensado que este año podrías hacer de supermadrina y nos la llevamos juntas a esquiar un fin de semana. Ya sabes la pereza que me da, pero me siento un poco en deuda con ella porque a Carlota la llevamos bastantes más veces. Tal vez ella también se apunte, ¿quién sabe?

Pero no te estoy escribiendo por esto, sino para responderte a la pregunta que me hiciste en la cena sobre cuánto tiempo dedicamos las mujeres a los trabajos de la casa y al cuidado y la educación de nuestros hijos. Empezaré explicándote lo que hemos aprendido sobre las horas que solemos estar en casa, ya que es en el hogar donde hemos decidido centrar la cuantificación del peso de estos trabajos no remunerados. Sí, ya sé que también hacemos este tipo de trabajos fuera de casa, como por ejemplo cuando vamos al súper o cuando llevamos y traemos ropa dela tintorería, o cuando hacemos de taxistas de nuestros hijos, y en las primeras versiones del cuestionario lo preguntábamos por duplicado: en casa y fuera de casa, pero en la fase piloto verificamos que la encuesta era demasiado larga por lo que, para hacerla viable, había que sacar las tijeras. Así que, al final, decidimos centrarnos exclusivamente en lo que  las mujeres solemos hacer cuando estamos en casa.

Pero, antes de saber cómo distribuimos nuestro tiempo mientras estamos en casa, necesitábamos saber cuántas horas al día acostumbramos a estar despiertas en casa. Y aquí van los primeros resultados, recién salidos del horno:

mas-cansadas-que-infelices-550-1

Según esto, las mujeres dormimos casi un tercio de nuestra vida y, como era de esperar, de lunes a viernes menos que los sábados y domingos (una media de 7,1 horas al día entre semana y de 8,1 horas, los días del fin de semana). Fíjate que fuera de casa solemos pasar algo menos de un tercio del día y que de lunes a viernes estamos casi 1  hora más fuera de casa que los sábados y domingos (una media de 7,5 horas entre semana frente a 6,5 horas los fines de semana). En consecuencia, según esta  cuantificación, la hora que el fin de semana ganamos para estar en casa la destinamos a dormir, por lo que resulta que, las horas que, de media, las mujeres estamos despiertas en casa son las mismas tanto de lunes a viernes como el sábado y el domingo: algo más de 9 horas al día. ¿Sorprendida? Claro, porque imagino que no te sientes nada identificada con estar tantas horas al día despierta en casa.

En tu caso, tirando largo debes de estar en casa despierta como máximo 2 o 3 horas al día y quizá el fin de semana un poco más, ¿me equivoco? Para ver una fotografía que te represente mejor a ti habrá que esperar a tener estos resultados entre las mujeres con un trabajo remunerado como el tuyo.

Algo que has de tener en cuenta en la interpretación de estos resultados, y también en la de los que te contaré en breve, es que al hablar de las mujeres mayores de edad que vivimos en España, la investigación incluye a un conjunto de mujeres muy variado, en el que hay de todo: mujeres con hijos y sin hijos; que viven en casa de sus padres o en sus propias casas; que viven solas, con amigos o en pareja; con trabajos remunerados y sin ellos; con ayuda doméstica o sin ayuda,  etc.

Pero como la muestra de la investigación fue diseñada de forma que representara bien a la población femenina, tanto en términos de edad como de nivel socioeconómico y dispersión geográfica, y dado que cada mujer  ha respondido según su propia situación, al agregar todas las respuestas tenemos un buen resumen de lo que ocurre entre el conjunto de las mujeres.

Y sabiendo cuántas horas estamos despiertas en casa, aquí tienes el resultado sobre a qué dedicamos las mujeres esas horas, tanto los días laborables como los festivos:

mas-cansadas-que-infelices-550-2

¿Qué, Asun?, ¿impresionada de ver que, en conjunto, las mujeres destinamos la mitad del tiempo que estamos despiertas en casa a lo que hemos bautizado como trabajos no remunerados? Así que ya sabes, lo más habitual entre las mujeres es  que, cuando estamos en casa despiertas, dediquemos alrededor de 5 horas a estas tareas no económicamente retribuidas. Por otro lado, ¿te has fijado en que los trabajos de la casa requieren más del doble de tiempo que el cuidado y la educación de los hijos? Esto es lógico ya que no todas las mujeres tenemos hijos. Más adelante analizaremos este reparto diferenciando entre las mujeres que tenemos hijos y las que no tienen, y también entre las que tenemos trabajo remunerado y las que no lo tienen. A ver qué revelará… Fíjate en que si comparas los días laborables con los del fin de semana, verás que mientras que el sábado y el domingo dedicamos un poco menos de tiempo a los trabajos de la casa, la dedicación que necesitan los hijos es exactamente la misma, con lo que queda claro que el cuidado y la educación de los hijos requiere el mismo número de horas los 365 días del año (siempre que no estén enfermos, claro está, ya que en estos casos todas las madres sabemos que  las horas que nos necesitan se  isparande forma exponencial, noches en vela incluidas). ¡Los hijos no nos permiten tomar vacaciones!

 

La  investigación que ha servido de base para Más  cansadas que infelices’ ha sido publicada por Deusto con el título: Las  mujeres  hoy. Cómo son, qué piensan y cómo se sienten’.

 

Departamento comunicación:
María Fernanda Ginnari
Paidós – Zenith – Grupo Planeta