Gerhard Richter – Maestro en color, abstracción y figuración

«Todos los niños pintan espontáneamente. La pintura tiene un futuro maravilloso»

[Cultura – Pintura] 

 

Gerhard Richter, el reconocido maestro en color, abstracción y figuración, nació en 1932 en Dresde, Sajonia, y creció en Reichenau, Baja Silesia, y en Waltersdorf en el interior de la Alta Lusacia. Sus padres fueron Horst Richter y Hildegard Schönfelder.

Su padre fue maestro, acuciado por la crisis de los años 30, consiguió trabajo en Reichenau a 80 km. de Dresde. Fue obligado a unirse al partido nazi y en 1942, el niño Gerhard. a participar en la ‘Pimpfe’ (mote para el cambio de voz de los muchachos, era el preparatorio de la Juventudes Hitlerianas).

En 1939 el padre fue reclutado hacia el frente oriental (no regresó hasta 1947, fue capturado en 1944 y pasó el resto de la guerra como prisionero) y su tío Rudi murió en combate. La mudanza a Walterstorf en 1943 salvó a la familia del bombardeo de su ciudad natal. Su tía Marianne Schönfelder (1917-1945) fue eliminada como parte del programa de eutanasia establecido por los nazis. Este temprano encuentro con la muerte y las atrocidades del período lo hicieron rechazar toda ideología y abrazar un profundo amor por la naturaleza.

 

Sus comienzos

Abandonó la escuela después del décimo grado y emprendió su aprendizaje como pintor de publicidad y de escenarios, antes de estudiar en la Academia de Arte de Dresde. En 1948 terminó su escuela profesional superior en Zittau, y, entre 1949 y 1951, fue educado allí en escritura así como en pinturas de escenario y publicidad. En 1950 su solicitud para entrar en la Hochschule für Bildende Künste Dresden (Universidad de Artes Visuales de Dresde, fundada en 1764) fue rechazada.

Regresó a su ciudad natal donde comenzó sus estudios en la Academia de Arte de Dresde en 1951. Sus profesores fueron Karl von Appen, Ulrich Lohmar y Will Grohmann. Se graduó en 1956.

Entre sus comienzos destaca la práctica de pintura mural de contenido político. Sus primeros desplazamientos a Alemania del Oeste le pusieron en contacto con nuevas corrientes como el Expresionismo Abstracto y el Informalismo.

En 1961, poco antes del levantamiento del muro de Berlín, se instaló definitivamente en la República Federal Alemana y fue aceptado en la Academia de Arte de Dusseldorf, en donde descubrió la obra de Jean Dubuffet, Alberto Giacometti, Jean Fautrier y las experiencias del grupo Fluxus, un resurgir del movimiento Dada. Por un periodo de tiempo, formó parte del llamado Realismo Capitalista, una tendencia efímera ligada al Pop que, desde una perspectiva satírica, describía la situación de la Alemania de la posguerra.

 

La fotografía como base

A partir de 1962, Richter abandonó el Informalismo y pintó sus primeras obras basadas en fotografías proyectadas. Es la época de sus conocidas grisallas, ya que la mayoría del material fotográfico que llegaba a sus manos era en blanco y negro, reproducciones de periódicos y revistas, revistas pornográficas, folletos de publicidad y retratos de desconocidos y artistas aparecidos en la prensa. De este periodo son ‘Waldstück’ (‘Trozo de Bosque’, 1965), ‘Liebespaar im Wald’ (‘Pareja de enamorados en el Bosque’, 1966), ‘Olympia’ (1967) y ‘Porträt Liz Kertelge’ (‘Retrato de Liz Kertelge’ 1966). En el género del retrato destacamos el de ‘Brigid Polk’ (1971), una de las grandes figuras de la Factory de Andy Warhol en Nueva York de la que existen en total cinco retratos.

Al mismo tiempo que realizaba los cuadros basados en fotografías y demostrando una vez más que su evolución no puede ser narrada linealmente, Richter creó un nuevo grupo de obras de clara inspiración Pop y protagonismo absoluto del color. Un excelente ejemplo de este periodo es ‘Sechs Farben’ (‘Seis Colores’, 1966).

A partir de 1969, en el trabajo de Gerhard Richter comienzan a predominar los paisajes, género que ha cultivado regularmente y representado en ‘Una Colección Privada’ a través de obras como ‘Wilhelmshaven’ (1969), ‘Brücke am Meer’ (‘Puente en el Mar’, 1969), ‘Seestück’ (‘Marina’, 1969) y ‘Stadtbild PL’ (‘Paisaje Urbano’ 1970), ésta última radicalmente distinta a las anteriores tanto por la perspectiva aérea como por la técnica utilizada.

 

Interés por el color

El interés de del artista por el color se demuestra en cuadros como ‘Ausschnitt’ (‘Detalle’, 1971), basado en una ampliación de las combinaciones cromáticas del óleo en la paleta, y ‘Grau’ (‘Gris’, 1976). Los lienzos de gris monocromos buscaban, según el propio artista, “la única e idónea correspondencia posible para la indiferencia, la negación del mensaje y la carencia de forma”.

Richter acomete su primera pintura abstracta, ‘Konstruktion’ (‘Construcción’, 1976), cuando aún pintaba grisallas. Se trata de una obra claramente diferente en técnica y elaboración de las abstracciones posteriores, representadas a través de cuadros como ‘Pavillon’ (‘Pabellón’, 1982), ‘Eule’ (‘Lechuza’, 1982) e ‘Ingrid’ (1984).

La dedicación a la abstracción no impidió que el artista siguiera cultivando la figuración. Así, creó paisajes como ‘Krems’ (1986), naturalezas muertas como ‘Blumen’ (‘Flores’, 1994) y enigmáticos cuadros de velas y calaveras que recuerdan las representaciones de vanitas del simbolismo barroco, como en ‘Schädel mit Kerze’ (‘Calavera con Vela’, 1983).

 

Futuro de la pintura

Sobre el futuro de la pintura, el propio Richter explicó: “La historia del arte ha mostrado todo desde hace mucho tiempo y los nuevos medios de comunicación, vídeo, performance, etc, pueden concebirlo todo a tenor de los tiempos. Sin embargo, por otra parte, el goce es, claro está, una prueba de la necesidad de la pintura. Todos los niños pintan espontáneamente. La pintura tiene un futuro maravilloso, ¿o no?”.

 

Algunas de sus exposiciones

El CAC de Málaga expuso una retrospectiva de Gerhard Richter del 16 de enero al 18 de abril de 2004. El 19 de abril del mismo año se inauguró la misma exposición en el Museu do Chiado de Lisboa (Portugal).

En el 2008 se exhibió en el Museum Ludwig-Köln, sus trabajos para los vitrales de la catedral de Colonia. En 2009 tuvo retrospectivas en el Albertina de Viena, en el Haus der Kunst, Múnich (Alemania); en la Tate Modern, Londres; Neue Nationalgalerie, Berlin y el Musée National d’Art Moderne Centre Georges Pompidou, Paris.

Este mismo año expone en la Fundación Telefónica, Madrid (España) su proyecto ‘Fotografías pintadas’, una serie desarrollada desde 1989 que recoge más de 300 imágenes de pequeño formato tomadas durante sus viajes, paseos o en su propio contexto doméstico.

En 2014 se expone una gran muestra de Richter en la galería Marian Goodman. En 2017 se puede ver ‘Gerhard Richter. The life of images’, una retrospectiva suya en Queensland Art Gallery & Gallery of Modern Art, Brisbane, Queensland, Australia

En 2018, el artista donó 18 obras para contribuir a un fondo con el que el Estado de Renania del Norte-Westfalia pudiera comprar viviendas para personas sin hogar. En el mercado del arte, la obra de Richter es una de las más cotizadas de un artista vivo.

Este mismo año el Museo Barberini, en Postdam, cerca de Berlin, recogió la evolución del artista en 94 trabajos. Una obra abstracta considerada una de las más influyentes del mundo.

Del 24 de mayo al 9 de septiembre de 2019, el Museo Guggenheim de Bilbao (España) presentó ‘Marinas’, un conjunto de los célebres paisajes marinos del artista.

 

Ha ganado, entre otros, el Praemium Imperiale en 1997, el Premio Wolf de las Artes en Jerusalem en 1995, el Premio Kokoschka en París, el de la Academia de Artes y Letras en Nueva York, el Arnold Bode Preis de Dokumenta y el León de Oro de la Bienal de Venecia.

Actualmente reside en Colonia, donde fue nombrado ciudadano ilustre y sigue pintando y exponiendo.

 

Fuente:
CAC (Centro de Arte Contemporáneo) de Málaga
Departamento de Comunicación
cacmalaga.eu

Página de origen de la imagen principal:
Wikipedia

Todas las imágenes cedidas por el CAC (Centro de Arte Contemporáneo) Málaga
Fotografía: Ausschnitt, 1971
Detalle
Óleo sobre lienzo 250×375 cm (Tríptico, 250×125 cm c/u

VER:
> Sean Scully – El artista irlandés y su serie ‘Eleuthera’ 

> William Kentridge – Teatro y Artes Plásticas 
> Daniel Richter – El fracaso de la utopía moderna  
> Surrealismo en España – Catalunya, Madrid, Aragón y Canarias   
> Robert Wilson – Historia de los ‘Voom Portraits’, retratos video 
Eduardo Chillida – Su obra está marcada por la rebelión    
> Joan Brossa – Palabra poética – Artes visuales y escénicas 
Joan Brossa – Escritor y artista plástico – 2019 ‘Año Joan Brossa’   
> Historia de la suite 156 de Pablo Picasso – Su última obra gráfica    
> El Grupo ‘El Paso’ – Puentes a la abstracción   
> Takashi Murakami – Murakami: arte japonés contemporáneo entre tradición y modernidad  

 

 

 

 

 

Rev. 17-10-2019
2 – 18-03-2017
1 – 14-01-2004