‘Van Gogh y Japón’ – El japonesismo en París

 

[Barcelona Eventos / Cultura – Pintura]

 

Cines Verdi, Barcelona
Pase para la prensa del documental ‘Van Gogh y Japón’
14 de noviembre de 2019

El documental ‘Van Gogh y Japón’, está basado en la exposición del mismo título realizada en el Museo Van Gogh de Amsterdan, en colaboración con los museos Nacional y Metropolitano de Arte de Tokio, y el de Arte Moderno de Sapporo, que se pudo ver hasta el 24 de junio de 2018.

El film muestra, a través de las cartas personales de Van Gogh a su hermano Theo y los relatos escritos por amigos y coetáneos, la historia de la poco conocida pero profunda conexión entre Van Gogh y el arte japonés, y el papel que éste tiene en la comprensión de sus obras más emblemáticas.

Dirigido por David Bickerstaff, con música de Asa Bennet, producida por la multipremiada Exhibition on Screen, y distribuida en España por A Contracorriente Films, el documental nos hace viajar desde el Museo Van Gogh de Amsterdam, pasando por la inigualable belleza de la Provenza, hasta el misterioso país del Japón.

‘Van Gogh y Japón’ es un nuevo largometraje de la temporada del ciclo ‘Los grandes del arte en el cine’, que proyectan los cines Verdi, en el cual se ofrecen al público magníficos documentales sobre la obra de grandes pintores y escultores conocidos mundialmente.

 

La película

En el documental varios expertos y expertas analizan la obra del artista influenciada por el arte japonés.

Con ideas de artistas contemporáneos, incluyendo a la entendida en shodô, Tomoko Kawao, y el artista de performance Tatsumi Orimoto, la película ofrece reveladoras y modernas perspectivas sobre la rica y simbiótica relación entre Van Gogh y Japón.

Aunque Vincent van Gogh (1853-1890) nunca visitó Japón, este país tuvo gran influencia en él y en su trabajo.

El famoso pintor escribió a su hermano: “Envidio a los japoneses por la increíble claridad de la que están impregnados todos sus trabajos. Nunca resultan aburridos ni hacen el efecto de haberlos realizado deprisa…”.

 

El japonesismo

Durante la segunda mitad del siglo XIX se puso de moda todo lo japonés y el japonesismo creó tendencia en París. Maestros del grabado japonés del final del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX como Hokusai, Hiroshige y Utagawa Kuniyoshi, eran admirados y se coleccionaban sus obras.

Van Gogh también empezó a coleccionar obras japonesas como muchos de sus contemporáneos y llegó a tener 660 láminas orientales en su colección, que compartía con otros colegas como Monet y Degas, también admiradores del arte oriental. A veces pagaba, como adelanto, una pequeña cantidad por las láminas que compraba, y su hermano tenía que abonar el resto.

Vemos a un Van Gogh copista que se interesa por descubrir y capturar la esencia de los grabados ukiyo-e y escritos japoneses. Y luego, al Van Gogh que intenta asimilar la forma de vida del artista japonés para tratar de fundar una comunidad de artistas franceses de ideas afines.

Estudió a fondo el trazo y colorido de los grabados, copió geishas, abanicos y kimonos, desarrollando lo que se llamó ‘una mirada japonesa’. “Su estilo es tan sencillo como respirar, y pueden hacer una figura como si estuvieran abrochándose el chaleco…”, le dice a Theo en otra misiva.

“El arte japonés es algo así como los primitivos, como los griegos, como nuestros antiguos holandeses, Rembrandt, Hals…”, escribe en julio de 1888. La pasión es recíproca, porque el público japonés admira mucho al pintor.

 

La Provenza

El documental nos pasea por Arlés, donde estuvo el pintor caminando por sus campos y pintando durante sus últimos años. Allí alquiló ‘la Casa Amarilla’. “Mi casa aquí está pintada por fuera de un amarillo manteca y las contraventanas son de un verde fuerte. Está situada a pleno sol, en una plaza donde también hay un parque verde con plátanos, adelfas y acacias. Por dentro todas las paredes están blanqueadas y el suelo es de baldosas rojas. Por encima, el cielo de un azul intenso. En esta casa puedo verdaderamente vivir, respirar, reflexionar y pintar”, le escribió a su hermano.

En Arlés encontró la luz de los paisajes japoneses. “Me centro en el sol y en la luz del sol”, le escribió a Theo.

 

Vincent Willem van Gogh fue un pintor neerlandés, uno de los principales exponentes del postimpresionismo.​ Pintó unos 900 cuadros y realizó más de 1600 dibujos. Una figura central en su vida fue su hermano menor Theo, marchante de arte en París, quien le prestó apoyo financiero de manera continua y desinteresada.

 

La prensa ha dicho de ella:

«Nunca volverás a ver una pintura de Van Gogh de la misma manera. La película presenta ideas fascinantes de una variedad de expertos en Van Gogh«, Mature Times.

«Una película muy completa y que ilumina», The Guardian.

«Un documental que no te puedes perder», Country Life.

«Una estimulante fiesta visual», London Evening Standard.

 

 

Equipo Torrese
Barcelona, 14-11-2019

Origen de las imágenes:
Cartel promocional cedido por A Contracorriente Films
Imágenes cedidas por A Contracorriente Films
Fotogramas del film

VER:
> ‘Michelangelo infinito’ – Documental sobre obras maestras del artista  
> Leonardo Da Vinci – Inventor, pintor, escultor, genio
> Jeremy Irons – Presentación del documental ‘Pintores y Reyes del Prado’ 
> ‘Klimt & Schiele. Eros y Psique’ – 1900, una época de libertad 
Emilio Ruíz – Experto en efectos especiales y visuales  
‘Ingmar Bergman. A Year in a Life’ – Documental dirigido por Jane Magnusson