Beauty – Tratamientos de Belleza III – Mesoplastia, Lifting Líquido, Peelings

 

[Activa tu belleza]  

 

Mesoplastia

La mesoplastia es un tratamiento de rejuvenecimiento facial integral sin cirugía en el que se combinan 4 tratamientos diferentes: toxina botulínica, ácido poliláctico, relleno y rich. Así, se actúa a diferentes niveles al infiltrar sustancias que ejercen su efecto sobre músculos, tejido subcutáneo, dermis y epidermis con el objetivo de reestructurar volúmenes, tensar la piel y contrarrestar los principales signos de envejecimiento.

El tratamiento se realiza en dos sesiones antes de las cuales es necesario realizar una limpieza de la zona facial a tratar.

1ª sesión: infiltración de toxina botulínica en los músculos faciales para tratar las arrugas de expresión dinámicas. En los tercios medio e inferior se inyecta ácido poliláctico para corregir la flacidez y mejorar la elasticidad de la piel.

2ª sesión: Pasados 15 días, se infiltran sustancias de relleno reabsorbibles (ácido hialurónico reticulado) para dar volumen en las depresiones, surcos nasolabiales y comisuras para conseguir un efecto lifting. Se infiltran también vitaminas, aminoácidos, coenzimas, antioxidantes y sustancias hidratantes –lo que se llama Rich– para mejorar el aspecto de la piel así como su turgencia, brillo y humectación.

Los resultados son graduales en el bótox, el rich y el ácido poliláctico, e inmediatos en los rellenos de ácido hialurónico. Se consigue un rejuvenecimiento facial integral.

 

Lifting Líquido

Lo último para rejuvenecer el rostro de manera global se llama lifting líquido, efecto V o «Vector Ascendente». Una novedosa técnica a base de infiltraciones que consigue reponer volúmenes, elevar tejidos, eliminar arrugas e hidratar y mejorar la calidad de la piel del rostro.

Se trata de una super mesoplastia global que trata los tres tercios faciales, de forma personalizada en función de las necesidades del paciente. Las sustancias que se utilizan son el ácido hialurónico (reticulado en el 90% de los casos) y la hidroxiapatita (parte de la matriz ósea), sustancias que se infiltran a través de cánulas romas en diferentes planos de profundidad y con vectores ascendentes.

Tratamiento: Tras una primera visita de valoración, se realiza un diagnóstico respaldado con el análisis de imagen que proporciona el sistema IOMA, y que sirve, por ejemplo, para cuantificar la profundidad de arrugas. Se analiza el tercio superior (de los ojos hacia arriba); el tercio medio (de los ojos al labio), y el tercio inferior (desde el labio hasta el mentón), y se valora cómo está cada uno de ellos: si hay arrugas superficiales o profundas, qué pérdida de volumen existe, cómo es la calidad de la piel. En función del análisis de los tres tercios, se diseña un tratamiento.

El primer paso del tratamiento es reponer volumen y generar vectores ascendentes. Tratando el tercio superior, actuamos en el área temporal (la sien), así como en las arrugas periorbitarias (alrededor del ojo) y las glabelares (entrecejo). Si la pérdida de volumen en esta zona se rellena en plano profundo, aparte de hacer la línea más armónica, estirará hacia arriba pómulos y mejillas (levantará los tejidos).

En el tercio medio se tratan los surcos nasogenianos y el área malar. Si el área malar está muy caída, se hacen vectores que devuelvan la tersura y firmeza del área malar (pómulos) y logren un efecto elevador.

Por último, el tercio inferior se trata en edades más avanzadas, mejorando básicamente la línea mandibular, redibujándola y definiéndola.

El lifting líquido se lleva a cabo con dos anestesias: tópica y local. Se tolera muy bien y los efectos secundarios son reducidos: un discreto edema durante 2-3 días y algunos hematomas entre 5-10 días.

 

Peelings

El peeling es un procedimiento que consiste en aplicar sustancias químicas sobre la piel para conseguir una renovación de las capas dérmicas, lo que favorece su consistencia y luminosidad. Elimina imperfecciones, manchas cutáneas, favorecer un color de piel uniforme, consigue una disminución de las arrugas, una piel rejuvenecida y bien hidratada, con una secreción correcta de grasa. Esta técnica se realiza de forma ambulatoria y existen distintos tipos de peeling dependiendo de las diferentes sustancias aplicadas:

Peeling superficial:

Está indicado para la corrección de arrugas finas, acné (activo, leve o moderado), fotoenvejecimiento, envejecimiento cutáneo, pieles asfixiadas por tabaco, estrés…. Se aplica en varias sesiones cada dos semanas (tiempo necesario para la recuperación de la piel). Sólo se produce un leve enrojecimiento que desaparece al cabo de pocas horas, por ello con este tipo de peeling no quedará interrumpida la actividad social.

Peeling medio:

Se estimula la formación de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Está indicado, por ejemplo, para corregir manchas de la piel, arrugas medias o  secuelas de acné. Se realiza en una sola sesión o en cuatro sesiones, dependiendo del ácido o de la patología a tratar. Después
del tratamiento la piel queda enrojecida durante aproximadamente cinco días, con desprendimiento de «pielecitas» secas en este período. Una vez concluida esta fase, la piel muestra un color uniforme, más luminoso y se percibe una mejoría importante en su elasticidad y tersura.

Peeling profundo:

Si se continúa añadiendo capas de ácido, se aumenta el tiempo de exposición o se utilizan ácidos más cáusticos, se considera que el peeling es profundo. En este caso, trata un nivel de la dermis más profundo (se puede llegar a «licuar» la piel, produciendo así un «lifting interno«).

Está indicado para pieles muy fotoenvejecidas, con arrugas muy profundas y queratosis(formaciones abultadas y oscuras en la piel) importantes. Una vez realizado el tratamiento, se coloca un vendaje durante 1 ó 2 días. La piel queda enrojecida durante unas semanas hasta que se reepitaliza. Los resultados son espectaculares.

La elección del peeling vendrá determinada por factores como la clasificación de la piel, el historial clínico, la edad y el estado cutáneo.

Tratamiento: Es aconsejable dejar de utilizar cremas que contengan ácido retinoico u otros irritantes al menos 3 días antes del peeling. Previo a cualquier tipo de peeling (superficial, medio o profundo) se debe realizar un desengrasado y limpieza profunda de la piel. Después, se aplica la cantidad necesaria del ácido indicado; se deja actuar y transcurrido el tiempo necesario se neutraliza el ácido y la sensación de picor desaparece a la vez que se aplica una mascarilla hidratante.

Resultados: Según la sustancia química utilizada en el peeling, se obtendrán diferentes grados de exfoliación. En el tratamiento para paliar el envejecimiento cutáneo, se suelen efectuar unas cinco sesiones que luego se complementan con otras técnicas como láser, bótox, relleno de las arrugas; y los resultados pueden verse después de las primeras sesiones. Los efectos son bastante duraderos aunque se recomienda hacer sesiones de recuerdo.

 

 

 

Fuente: Clínica Planas, Barcelona (España)
www.clinicaplanas.com   
infobcn@tinkle.es

 

Ver:
Beauty – Tratamientos de belleza I – Scultra, Rich, Botox, Resurfacing  
Beauty – Tratamientos de Belleza II – Luz Pulsada, Fotodinámica, Hidroregeneración 
Rafael Serena – Rejuvenecimiento vaginal, laser, botox, tatuajes 
Sección Belleza
Técnicas estéticas corporales 
 

Página de origen de la imagen:  
tratamientos Belleza.com.ar 

 

 

 

1 – 07-01-2017