Mascarillas contra el acné y otras soluciones naturales

 

[Activa tu belleza]

 

El acné no es propio de una edad determinada. Aunque se trata de una enfermedad de la piel hereditaria, la predisposición al acné es, a menudo, un desequilibrio hormonal momentáneo (embarazo, periodos menstruales). También se puede dar cuando se usan contraconceptivos ya que contienen  hormonas femeninas (estrógenos), que entorpecen la acción de las hormonas masculinas (andrógenos), estimulantes de las glándulas sebáceas. La interrupción súbita de la toma de la pastilla acelera el crecimiento de hormonas masculinas, con lo que aparece una gran secreción de sebo y de pequeños granos. También puede ser producido por algunos medicamentos.

No obstante es un problema que afecta al 80% de la población joven. Durante la pubertad  ocurre por la acción de las glándulas sexuales masculinas que estimulan la producción de sebo.

El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel causada por una infección bacteriana manifestándose por medio de diferentes tipos de protuberancias (espinillas, puntos blancos, quistes o granos). La piel está cubierta por folículos pilosos que contienen  glándulas sebáceas, y cuando éstas producen más secreción de la que la piel puede eliminar, los poros se obstruyen y las células muertas se acumulan con la grasa lo que acentúa la proliferación de bacterias.

La grasa de la cara puede agravar el problema, por lo que es primordial una higiene muy cuidadosa en las zonas afectadas por el acné.

Una dieta inaprodiada puede agudizarlo. Evitar tomar grasas, sal, alimentos ricos en yodo como el marisco y azúcares refinados. El chocolate, los fritos y los alimentos preparados pueden ser perjudicialeslos. Las frutas, verduras y hortalizas, especialmente los que contenganvitaminas A, B, C, E, zinc y fibra son los más recomendables.

Normalmente desaparece con el tiempo, pero es mejor acudir a un especialista. Hay diferentes técnicas terapeúticas que pueden ayudar. Hay tratamientos que previenen la formación de nuevas lesiones (bactericidas), antibióticos tópicos u orales, los retinoides, los tratamientos hormonales o la fototerapia. Inyecciones de colágeno, dermoabrasión o tratamiento con láser, para ayudan a sanar lesiones y cicatrices antiguas.

 

A continuación os proponemos varios tratamientos naturales:

> Mezclar leche y levadura de pan y remover hasta obtener una pasta. Aplicar sobre el rostro y dejar actuar 20 minutos. Retirar con un algodón empapado en una loción tónica astringente. Aplicar luego unas gotas de extracto de geranio. Se sabe que la levadura, al secarse, absorbe todas las impurezas de la piel y regulariza la producción del sebo.
 
> Mezclar un aguacate maduro, una cucharada de zumo de naranja, una cucharada de zumo de limón y una de zumo de tomate (los zumos han de ser frescos). Dejar actuar sobre el rostro durante 15 minutos. Retirar con agua tibia.

> Consumr Omega 3. El salmón, las nueces y los aceites vegetales contienen EPA, un ácido graso del tipo Omega 3. Dado que nuestro organismo no lo fabrica, lo debemos tomar por nuestra cuenta. Esta ácido graso «bueno» calma la piel y potencia la acción de los activos de las cremas antiacné.

 

Bardana, tomillo y aceite de prímula
 
Especiales contra el acné. La bardana es de acción depurativa y regula la acción de las glándulas sebáceas. Una decocción caliente de raíz de bardana aplicada externamente calma y limpia la piel irritada. Internamente es un buen remedio desintoxicante que acelera la eliminación de las toxinas de los tejidos a través de la piel, ya que provoca sudoración, y a la vez combate las infecciones cutáneas derivadas del acné.
 
El tomillo es de acción antiséptica. Tomado en infusión, actúa ayudando al sistema inmunológico contra las infecciones fúngicas, virales y bacterianas. Externamente, se utiliza su decocción concentrada en aplicaciones secantes, especialmente si hay infección o lesiones supurativas.

El aceite de prímula (contiene ácido graso esencial gammalinoléico) es un ácido graso que no lo crea el organismo por lo que hay que ingerirlo por medio de alimentos o en preparados específicos. Es un remedio preventivo ante el acné, la psoriasis, la hipertensión, la artritis reumatoide y el síndrome premenstrual.

 
Mascarillas contra las impurezas
 
> Mezclar a partes iguales leche y miel y añadir el zumo de un limón y agitar fuertemente. Aplicar esta mezcla sobre el rostro cada noche, antes de acostarse. El cutis quedará limpio, suave y sin ningún tipo de impureza.
 
> Preparar una mezcla de arcilla verde y aceite de almendras dulces. Aplicarla todos los días hasta notar la diferencia.
 
> Mezclar a partes iguales harina de maíz con cualquiera de estos ingredientes: fresa, papaya, tomate, zumo de limón, zumo de manzana o pepino.
 
> Frotar un diente de ajo sobre la zona afectada. Lavar con agua y jabón pasados unos 10 minutos.
 
> Lavar la cara tres veces al día con agua donde se hayan hervido guisantes con su vaina.
 
> Hervir durante 10 minutos 60 gramos de hojas de col en un litro de agua y lavarse la cara con el agua resultante. Después aplicar sobre la zona afectada las hojas de col limpias y dejarlas de 10 a 15 minutos. Si se hace durante varias semanas seguidas la mejora será espectacular.
 
> Lavar la cara con agua y jabón, secar bien. Pulverizar el rostro con agua templada en la que se habrá añadido un buen chorro de vinagre de sidra.

> Sobre la zona a tratar administrar extracto de caléndula y manzanilla.

> Batir dos cucharadas de vinagre con algo más de una taza de agua. Aplicar la mezcla con un algodón dejando que la piel del rostro la absorba. Al eliminar el exceso de grasa, el vinagre reduce el molesto acné, ya que elimina las bacterias y normaliza el pH (la acidez) de la piel.

> Mezclar 2 cucharaditas de miel con 3 0 4 gotas de limón y 3 o 4 gotas de agua de rosas. Lavar bien la zona con agua jabonosa (jabón neutro), aplicar y dejar actuar 25 minutos.
 

Alimentación
 
> Una infusión de hojas de lechuga es un remedio excelente contra el acné.
 
> Licuar 125 gramos de zanahoria, 50 gramos de espinacas y 50 gramos de espárragos. Tomar esta mezcla una vez al día, en ayunas.
 
> Tomar un zumo de tomate o el de un limón mezclado con agua, o un zumo de zanahorias y remolachas, juntas o separadas, cada día media hora antes de desayunar. Esto depurará el organismo.
 
> Evitar las grasas animales, las harinas refinadas, los quesos curados y los dulces. Consumir de manera habitual cereales integrales, frutas y verduras.
 
> Además del cambio de alimentación, antes de las comidas tomar, con el estómago vacío, una cucharadita pequeña de onagra y tres gramos de polen.
 
> Tomar zanahoria cruda, rica en vitamina A.

 

© Equipo Torrese

 

Ver:

Propiedades de algunos aceites 

Mascarillas naturales (I) – Toda clase de mascarillas con productos naturales 

Sección Belleza    

 

 

Páginas de origen de las imágenes:
curatuacne.com/remedios-caseros-para-el-acne

beautylicieuse.com/2010/08/acne-chez-ladulte.html

 

 

 


9 – 19-10-2015
8 – 20-05-2014
7 – 29-11-2012
6 – 21-11-2011

5 – 15-02-2011
4 – 26-01-2010
3 – 18-07-2008
2 – 28-02-2006
1 – 10-03-2003