La Cúpula Barceló – Polémica financiación – Concierto por la Paz y los Derechos Humanos

 

[Cultura]

 

Con el ‘Concierto por la Paz y los Derechos Humanos’ realizado el pasado día 9 de diciembre por la Orquesta Sinfónica del Gran Teatre del Liceu dirigida por Josep Pons, en la  ‘Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones’ de la ONU donde se encuentra la gran cúpula de Miquel Barceló, esta Cúpula vuelve a generar polémica al recordar su historia.

 

Financiación de la Cúpula Barceló

Según el periódico ‘El Mundo’ (14-03-2013), el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación pagó 6,5 millones de euros más de lo previsto por la obra que el artista mallorquín Miquel Barceló realizó en la cúpula del Palacio de Naciones Unidas en Ginebra, según revela un reciente informe del Tribunal de Cuentas remitido al Parlamento y al que ha tenido acceso Europa Press.

El coste estimado de la intervención para España en 2007 -que incluía la obra de Barceló y la modernización de la sala de conferencias en la que se integraría- se estimó inicialmente en poco más de tres millones de euros. Finalmente, el coste del proyecto ascendió en 2011 a más de 20 millones de euros, de los cuales Exteriores financió 11,5 millones, un 130% por ciento más de lo inicialmente previsto, sin que se haya aportado explicación alguna sobre las desviaciones producidas, advierte el Tribunal.

De esta forma, Exteriores pasó a financiar el 56% del coste total del proyecto, frente al 30% previsto inicialmente. Empresas privadas participaron también en la financiación de la obra. Barceló cobró en honorarios 8,8 millones de euros.

El informe confirma que una de las aportaciones de Exteriores al proyecto, concretamente una partida de 500.000 euros, se financió con Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD). Además, alerta de que la Administración española no tuvo «ningún control» sobre la obra a pesar de que estaba obligada, por el acuerdo que suscribió con Naciones Unidas, a «hacerse cargo del coste del proyecto, cualquiera que fuera, en la parte no cubierta por patronos y colaboradores privados, y sin dotación presupuestaria específica para ello»Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/14/cultura/1363289945.html    

‘La Vanguardia’ del 12-11-2008, relata que el representante permanente de España ante la sede europea de la ONU, Javier Garrigues, cifró el coste del proyecto en 18,5 millones de euros, a los que hay que añadir una desviación autorizada del 10 por ciento. El diplomático hizo público el coste del proyecto ante la presión de los medios y del propio artista, quien invitó a los impulsores del proyecto a «dar todas las cifras» con el objeto de atajar la polémica suscitada ante la publicación de algunas informaciones, según las cuales una parte del proyecto se habría financiado con cargo al Fondo de Ayuda al Desarrollo.

Javier Garrigues admitió que se utilizó una partida de 500.000 euros de los Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD), lo que justificó por la contribución de esta obra de arte a la promoción de los derechos humanos y el multilateralismo. Recordó también que la financiación de Onuart, la fundación (de la cual él es vicepresidente) creada para llevar a cabo esta instalación artística que España dona a las Naciones Unidas, se financia en un 60 por ciento con capital privado y el 40 restante con dinero público. La aportación del Estado se ha hecho recurriendo en parte al Ministerio de Asuntos Exteriores y en parte a las aportaciones de las comunidades autónomas. Fuente:  http://www.lavanguardia.com/cultura/20081112/53577485709/la-cupula-de-barcelo-en-la-onu-ha-costado-20-millones.html

cupula barcelo-550-1

La Cúpula Barceló

En mayo de 2007 Miquel Barceló empezó los trabajos de decoración de la cúpula de la ‘Sala XX del Palacio de Naciones Unidas’ en Ginebra, que terminó el 10 de junio de 2008. La llamada ‘Capilla Sixtina’ del siglo XXI tiene 1.400 metros cuadrados. Para llevar a cabo esta obra, el artista empleó 36.000 kilos de pintura de los cuales, 22.000 kilos fueron de color verde base, azules y grises para la preparación del gran lienzo y otros 13.000 kilos de amarillos, lapislázuli y rojos que cubren las estalactitas, algunas de ellas de más de 50 kilos de peso, y las olas que arrancan de los distintos puntos cardinales. Para la ejecución de la obra necesitó la colaboración de veinte ayudantes para crear las estalactitas que brotan del techo.

La obra fue concebida como “una metáfora de lo que representa Naciones Unidas”, según palabras del artista.​ La cúpula representa una cueva que es barrida por olas y con miles de afiladas estalactitas que resume su idea del mundo: un planeta-cueva que reúne a los hombres y que viaja al futuro.

El aforo de la sala es de 750 personas, además de un diseño flexible para organizar diferentes tipos de reuniones. Un 10% de los asientos está dedicado a sillas de ruedas de discapacitados.

 

La Cúpula se cae a pedazos

Fuentes diplomáticas de Ginebra, citadas por la web ‘Tribune des droits humaines’, afirmaron que una parte de la cúpula se empezó a hundir el 1 de diciembre de 2008, apenas unos días después de su inauguración, que tuvo lugar el 18 de noviembre de este mismo año en un acto con 700 invitados presidido por el rey Juan Carlos I de España, el secretario general de la ONU, Ban Ki Mun; el presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, y el ministro Miguel Ángel Moratinos.  

Según esta publicación, la ONU intentó evitar que el asunto se divulgara. Las puertas acristaladas de la ‘Sala XX del Palacio de las Naciones’ fueron recubiertas y las entradas, prohibidas. Otras partes de la cúpula correrían el riesgo de caerse, según las mismas fuentes.

Por lo que informó este site, su reportero Juan Gasparini «consiguió entrar en la sala desde una puerta que no estaba vigilada a las 15:00 horas» y comprobar que «alrededor de un metro cuadrado de la cúpula se había venido abajo».

Una fuente de los servicios técnicos de la ONU explicó a la ‘Tribune’ que el calor se estaba acumulando en la cúpula, lo que amenazaba con debilitar el fresco de su base. Dicha fuente se mostró convencida de que surgirán más problemas, debido al calor y al tipo de pintura empleada, pese a que la ONU afirmó que se habían reparado ya.

Durante su estancia en Ginebra, Miquel Barceló dispuso de una casa en Cologny, donde residen algunas de las mayores fortunas del cantón. Sólo el alojamiento habría costado 15.000 CHF al mes, sin contar los honorarios del cocinero francés encargado especialmente para él.

Interrogada sobre el hundimiento de la cúpula, Elena Ponomareva, encargada de información de la ONU, negó todo incidente, pero reconoció que había trabajos en curso en la ‘Sala XX’. En realidad, el Palacio de las Naciones en Ginebra parece estar trabajando a contrarreloj para reparar los daños. Fuente: El Confidencial – https://www.elconfidencial.com/sociedad/2008-12-03/la-cupula-de-barcelo-en-la-onu-se-cae-a-pedazos_387672/

 

Por lo que dice Wikipedia, los problemas sobre la calidad de la construcción que publicó la web ‘Tribune des droits humaines’, referidos a que parte de la cúpula de Barceló se había deteriorado e incluso amenazaba con desprenderse parte de ella, y que la ONU intentaba ocultarlo, no son ciertos. La ONU lo desmintió en una nota oficial y con una visita de periodistas a los pocos días. Además, la infinidad de eventos y visitas multitudinarias posteriores a la Sala, han puesto en duda estos los rumores.

El seguimiento de la prensa y la información de la ONU confirma que desde 2008 a 2014 no se ha caído ningún elemento, sea entero o parcial, ni ha hecho falta hacer reparaciones, lo que demuestra el acierto de los técnicos y científicos que participaron desde el principio en la selección de los materiales y la sujeción estructural de la decoración. Fuente: Wikipedia

cupula barcelo-550-2

Concierto por la Paz y los Derechos Humanos

El ‘Concierto por la Paz y los Derechos Humanos’ ha sido realizado por la ‘Orquesta Sinfónica del Gran Teatre del Liceu’ dirigida por Josep Pons. La organización ha corrido a cargo de la Fundación Onuart y ha sido producido por Mediapro, que lo ha retransmitido internacionalmente desde la sede de las Naciones Unidas.

La relación que da lugar a este encuentro es el vínculo entre el Liceu, el maestro Pau Casals y las Naciones Unidas. Casals, violonchelista del Gran Teatro con 20 años, es el compositor del himno de las Naciones Unidas, estrenado el 24 de octubre de 1971, al tiempo que la ONU le hizo entrega la Medalla de la Paz. Es por ello que la Orquesta del Teatro siente especial honor en formar parte de este concierto, que con más motivo que nunca, quiere reivindicar la Paz entre los pueblos y homenajear, especialmente, a las víctimas de los recientes atentados terroristas en Europa, sin olvidar los de Barcelona y Cambrils.

El Liceu inició hace 4 años el Plan Musical -vinculado al Plan Estratégico y de Viabilidad 2014-2017– con los ejes de recuperación, entre otros, de la Orquesta. Con el liderazgo de Josep Pons, la que es la primera Orquesta creada en España, está en un proceso claro de consolidación y ha vuelto a brillar con recientes producciones como Elektra o Götterdämmerung, ratificando así su mejora.

Desde el 2014 que este concierto toma relevancia a nivel internacional para reivindicar los derechos humanos a nivel mundial. Los dos últimos años Daniel Barenboim dirigió la ‘West-Eastern Divan Orchestra’ bajo la cúpula de Miquel Barceló en la sede de la ONU en Ginebra. Juan Diego Flórez y Pretty Yende también protagonizaron el concierto que inició esta iniciativa en 2014, con la ‘Armonía Symphony Orchestra’ dirigida por Pablo Mielgo. Fuente: Gran Teatre del Liceu – liceubarcelona.cat

 

Equipo Torrese

Este artículo es de libre de reproducción, a condición de respetar su integralidad y de mencionar al autor y a la fuente. 

 

 

 

Páginas de origen de las imágenes:
blogs.letemps.ch
Domus Pucelae – blogger
Twitter

VER:
Miquel Barceló – Artista de tradición mediterránea