Karen Uhlenbeck – Científica – Premio Abel 2019

En sus 16 años de existencia es la primera mujer en ganar este Premio, considerado el Nobel de las Matemáticas

[Mujeres Hoy / Cultura – Ciencia] 

 

La científica estadounidense Karen Uhlenbeck será galardonada con el Premio Abel, informó la Academia Noruega de Ciencias y Letras. En su fallo la Academia reconoce “sus logros pioneros en ecuaciones diferenciales parciales geométricas, teoría de los indicadores y sistemas integrables, y por el impacto fundamental de su trabajo en el análisis, la geometría y la física matemática”.

“Durante más de tres décadas en la Universidad de Texas, Karen Uhlenbeck realizó una investigación que revolucionó el análisis geométrico y las matemáticas en general”, ha afirmado el presidente de esta institución, Gregory L. Fenves. “Ella fue una maestra inspiradora y una mentora dedicada a miles de estudiantes de UT, motivándolos a alcanzar grandes alturas en sus vidas académicas y profesionales. El Premio Abel es el honor más alto en matemáticas, y es uno de los que la profesora Uhlenbeck se merece”, ha añadido.

Su trabajo ha sido descrito como uno de los más importantes en matemáticas del siglo XX, constituyendo avances revolucionarios en geometría.

“La investigación de Uhlenbeck ha llevado a avances revolucionarios en la intersección de las matemáticas y la física”, ha señalado por su parte Paul Goldbart, decano de la Facultad de Ciencias Naturales y profesor de física en la Universidad de Texas en Austin. “Sus ideas pioneras tienen aplicaciones en una variedad de temas fascinantes, desde la teoría de cuerdas, que pueden ayudar a explicar la naturaleza de la realidad, a la geometría del espacio-tiempo”, ha añadido.

“El reconocimiento de los logros de Uhlenbeck debería haber sido infinitamente mayor, ya que su trabajo ha conducido a algunos de los avances en matemáticas más espectaculares de los últimos 40 años”, declaró en un comunicado el físico Jim Al-Khalili, miembro de la Royal Society al conocer que se había otorgado el Premio a Uhlenbeck.

El rey de Noruega, Harald V, entregará a la científica el Premio, dotado con 770.000 euros, en una ceremonia en Oslo el próximo 21 de mayo.

 

Karen Keskulla Uhlenbeck

Uhlenbeck, nació en Cleveland, EE UU, el 24 de agosto de 1942. Creció en Nueva Jersey y empezó primero a estudiar física en la universidad de Michigan y luego dirigió sus estudios hacia las matemáticas, licenciándose en 1964.

Continuó sus estudios en el Instituto Couran de Ciencias Matemáticas de la Universidad de Nueva York. En 1968 se doctoró en la Universidad Brandeis. Empezó su vida profesional en ​el Instituto de Tecnología de Massachusetts, luego pasó a la Universidad de Berkeley y a la Universidad de la Illinois en Urbana-Champaign.

Se trasladó a la Universidad de Chicago, donde obtuvo en 1983 una plaza de profesora y en 1988 se fue a la Universidad de Austin, donde ha ocupado la cátedra de matemáticas de la Fundación Sid W. Richardson. Forma parte, con Dan Freed, de los fundadores del Instituto de Matemáticos de Park City (PCMI), donde el Institute for Advanced Study organiza seminarios.

Uhlenbeck trabajó en el cálculo de la variaciones y se dio a conocer principalmente por sus trabajos sobre ecuación en derivadas parciales no lineales en varios problemas geométricos y físicos, desarrolladas originalmente por la necesidad de describir fenómenos como el electromagnetismo, pero que ahora se utilizan en multitud de contextos, como el estudio de las formas del espacio en varias dimensiones. También ha demostrado la existencia de jauges de Coulomb para las ecuaciones de Yang-Mills.

 

Uhlenbeck y su denuncia de las dificultades de las mujeres

A lo largo de su carrera ha denunciado las dificultades de las mujeres en los espacios profesionales de matemáticas.”Me dijeron que nadie contrataba a mujeres, porque las mujeres debían estar en casa y tener bebés” explicó en un libro publicado en 1997. “Uno de los problemas más serios que tienen las mujeres es hacerse a la idea de que existe una sutil falta de aceptación hacia ellas y que tienen que actuar en consecuencia”, explicó. «No puedo pensar en una mujer matemática para quien la vida haya sido fácil. Los esfuerzos heroicos tienden a ser la norma» .​

“Soy consciente de que soy un modelo para las mujeres jóvenes en el campo de las matemáticas. Y, en parte, por eso estoy aquí. Sin embargo, es difícil ser un modelo, porque lo que realmente tienes que hacer es mostrar a los estudiantes que una persona imperfecta puede triunfar», señala en ‘Viajes de mujeres en ciencia e ingeniería: no hay constantes universales’ (Temple University Press, 1997).

 

Premios y distinciones

La científica recibió en 1983 una Beca MacArthur, en 2000 la Medalla Nacional de la Ciencia (EE UU), en 2001 la Beca Guggenheim y en 2007 el Premio Steel por su contribución a la investigación. Es Fellow of the American Academy of Arts and Sciences y Fellow of the American Mathematical Society. Es doctora Honoris Causa por la universidad de Harvard.

Fue cofundadora de los programas de Princeton University y UT Austin, incluidos el Saturday Morning Math Group, el Distinguished Women in Mathematics Lecture Series, el Park City Mathematics Institute y el programa Women and Mathematics en el Institute for Advanced Study, diseñado para inspirar y apoyar a los jóvenes en Matemáticas.

Actualmente Karen Uhlenbeck, es profesora emérita en la Universidad de Texas en Austin (EE UU).

 

Premio Abel, el Nobel de las Matemáticas

Sophus Lie fue el primero en proponer la creación del Premio Abel cuando en 1897 se enteró de que Alfred Nobel no tuvo intención de crear un Premio de Matemáticas.

El rey Oscar II de Suecia accedió a financiar un Premio de Matemáticas en honor de Abel para celebrar el bicentenario del nacimiento del matemático noruego Niels Henrik Abel, fallecido prematuramente, a los 26 años, de una tuberculosis.

Fueron los matemáticos Ludwig Sylow y Carl Størmer quienes diseñaron los estatutos y las normas del Premio. La Academia Noruega de Ciencias y Letras proclama cada año al merecedor del Premio Abel, tras una selección hecha por un comité de cinco matemáticos de varios países. La recompensa económica para el premiado es de 770 000 €, semejante a la del Premio Nobel. El Premio pretende dar publicidad a las matemáticas y aumentar su prestigio, especialmente entre los jóvenes. Todos los ganadores hasta hoy han sido hombres.

 

¿Por qué no hay un Premio Nobel de Matemáticas?

Hay una explicación que pudiera ser fantasiosa y es que la amante de Alfred Nobel le engañó con un matemático sueco llamado Gösta Mittag-Leffler, así que el ingeniero no quiso que hubiera un Nobel de Matemáticas.

Pero esta versión no está corroborada y no hay constancia de que las vidas de ambos científicos se cruzaran. Nobel emigró de Suecia cuando Mittag era un estudiante.

Nobel fue químico, ingeniero, inventor de la dinamita, fabricante de armas y empresario. Registró 350 patentes y se hizo rico. En su testamento, dejó escrita la orden de que, con un fondo de su fortuna millonaria, se premiara a las personas que hubieran hecho mayores contribuciones durante el año anterior en Literatura, Fisiología o Medicina, Física, Química y la Paz. Esas eran las disciplinas más afines a sus intereses, entre las que no se encontraban las Matemáticas.

Los Premios Nobel se entregaron por por primera vez en 1901 y en 1968 se incorporó una nueva categoría: el Premio en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel.

 

L. Sedó

Página de origen de la imagen:
Institute for Advanced Study

 

VER:
> Margaret H. Hamilton – Primera ingeniera de software 
> Frances Arnold Premio Nobel de Química 2018   
> Ada Lovelace – El primer programador del mundo fue mujer  
> En el siglo XXI las mujeres han encontrado su lugar como artistas reconocidas 
Premios ‘Dona TIC 2018’ – Mujeres y tecnología       
> Anna Burns premio Man Booker 2018 – ‘Milkman’ 
> Premios ‘Mujer TIC 2017’ – Reconocimiento del papel fundamental de las mujeres en el mundo
> Las niñas pueden cambiar el futuro – Hay que actuar desde todos los frentes