Maquillaje – Cómo maquillarnos si es de día, de noche, para fiestas o cenas –...

 

[Activa tu belleza]

 

Siempre que sea posible, maquillarse a la luz del día porque la luz artificial cambia mucho los colores. Si el cuarto de baño es exterior, procurar colocar el espejo frente a la ventana, de forma que la luz entre por la espalda. Este es el mejor sistema para que el resultado del maquillaje sea natural.

Si el cuarto de baño no recibe luz del día, se debe poner atención especial en elegir una iluminación adecuada de forma que no produzca sombras.

Hay que tener el cuenta que las luces amarillas y rosadas, no son muy fiables para maquillarse porque disminuyen los colores.

Las luces fluorescentes transforman los colores, por ejemplo, el rojo rubí se ve morado, aviva los azules y disminuye los cálidos.

>  La luz eléctrica atenúa los colores cálidos e intensifica los fríos.

>  La luz de vela atenúa los colores.

>  La luz proveniente de arriba acentúa las ojeras, y la que proviene de abajo acentúa las arrugas.

>  La luz única colocada sobre el espejo o en uno de los laterales, tampoco es muy aconsejable porque arroja sombras sobre la cara.

Lo mejor para conseguir un maquillaje perfecto es optar por la “iluminación de camerino”, que consiste en colocar luces alrededor del espejo que iluminan todo el rostro por igual y con la misma intensidad.

 

Los pómulos

Los pómulos demasiado prominentes dan un toque exótico a la cara. Si se quiere atenuar este relieve, aplicar en ellos unos toques de marrón para aplanarlo; y dar volumen a las mejillas con el color blanco.

Para realzar los pómulos con poco relieve aclararlos al máximo, aplicando blanco en el pómulo y marrón en las mejillas para hundirlas.

>  El colorete aplicado en demasía, envejece y, extendido por debajo del pómulo da al rostro la impresión de estar «caído».

>  El colorete aplicado sobre una parte saliente, la pone de relieve; aplicado sobre una parte hundida, la hunde más.

 

Colores de día y de noche

Si el día es claro y soleado, se puede utilizar cualquier gama de colores tanto las frías (verdes, azules, violetas) como las cálidas (rojos, amarillos, naranjas), siempre con discreción.

Si el día aparece nublado y sin sol, los colores incluidos dentro de la gama fría son los más adecuados.

Durante el día evitar las correcciones para disimular las ojeras marcadas, un defecto en la nariz o unas mandíbulas poco dibujadas porque se notaría demasiado.

 

Fiestas y cenas

La elección de los tonos adecuados debe estar relacionada con la iluminación concreta donde vaya a ser lucido el maquillaje.

>  Amarillenta. Proporciona al colorido delicadeza pero disminuye un poco su intensidad, por lo que convendrá ser más generosa a la hora del maquillaje si no se quiere que el rostro aparezca plano.

>  Rosada. Es muy favorecedora, siempre que se elijan fondos de maquillaje beige y sombras, barras y coloretes muy suaves y cálidos.

>  Azulada. Los mejores tonos son los incluidos dentro de la gama de los cálidos. Evitar los marrones, negros y, principalmente, los blancos porque bajo estas luces se pueden transformar en un antiestético tono grisáceo.

>  Roja. Pone de manifiesto el defecto más imperceptible de un cutis. Altera todos los colores: proporciona a los más oscuros un efecto dramático, convierte en blanquecinos los más claros y da un aire artificial a los productos nacarados. Lo mejor son los tonos cálidos y mates substituyendo la máscara y el lápiz de ojos negros por otros en color marrón.

>  Velas. Si están situadas a un nivel más bajo que el rostro, le dan un aspecto fantasmal y delatan el más pequeño defecto.

Una vez maquillada repasar los resultados bajo la luz de la cocina (que suele ser fluorescente) porque envejece y endurece las facciones. Así, se podrán corregir los defectos.

Los tonos claros ensanchan y realzan los volúmenes, sirven para engrandecer una facción, y los tonos oscuros adelgazan y ocultan volúmenes, sirven para empequeñecer los rasgos.

Si se tienen claros en las cejas, se disimulan pasando sobre ellas una espátula impregnada en una sombra que coincida con el tono de las mismas.

Si se desea sofisticar alguna zona determinada del rostro, aplicar polvos translúcidos rosas.

Para conseguir mayor profundidad en una sombra, aplicar primero un toque de rojo, otro de azul y encima el color elegido.

 

Maquillaje para parecer bronceada

Adoptar una base dorada o una crema hidratante coloreada, aplicar abundante colorete en las mejillas y dibujar unas cuantas pecas sobre la nariz con un lápiz de color marrón dorado.

 

Para dar más expresión a la mirada

Elegir máscaras marrones y aplicar un poco de colorete en el extremo del párpado.

 

Las cejas

> Si tienen poco grosor peinarlas a contrapelo, y pintar pequeños trazos con un lápiz gris o marrón, o extender un poco de máscara sobre los pelillos.

 

Los ojos

Bolsas y ojeras:

No disimularlas con corrector blanco porque se verían más. Delinear el párpado inferior para que los ojos se vean más.

 

Maquillaje inalterable

Para que el maquillaje permanezca inalterable durante horas, pasar, una vez maquillada, una manopla llena de cubitos de hielo por el rostro.

 

Sustituto del maquillaje

Si no disponemos de maquillaje, espolvorear el rostro con un poco de canela usando una brocha grande.

 

© Leonor Sedó
Personal ImageCoach

 

Este artículo es de libre de reproducción, a condición de respetar su integralidad y de mencionar a la autora y a la fuente. 

 

 

 

Ver:

Maquillaje rápido en 30 minutos

Maquillarse en 15 minutos

Maquillar diferentes óvalos de cara 

Maquillar la nariz

Maquillar la boca  

Sección Belleza 

 

Páginas de origen de las imágenes:
estilosymuchomas.blogspot.com/2012/08/maquillaje-ojos-azules.html
 

 

 

 

 

 

 

15 – 29-12-2017
14 – 09-12-2017
13 – 28-12-2016
12 – 29-12-2015
11 – 23-06-2015

10 – 11-12-2014
9 – 24-12-2013
8 – 31-12-2012
7 – 17- 11-2011
6 – 05-12-2011

5 –  11-12-2010
4 – 30-12-2009
3 – 24-03-2009
2 – 11-04-2007
1-  02-01-2006