Adiós definitivo a Sean Connery – El agente 007 permanecerá

James Bond supuso el despegue fulgurante de su carrera como actor, al hacer creíbles unas aventuras inverosímiles

[Cultura – Cine]

 

El personaje más popular de Sean Connery le sobrevivirá largo tiempo. El agente doble cero del MI6, con licencia para matar, Bond, James Bond, salido de la pluma de Ian Fleming, hará que este escocés sea recordado por generaciones de cinéfilos.

Varios han sido los actores que han tomado el relevo en la gran pantalla, obligados a superar las inevitables comparaciones de quienes empezaron a aficionarse a las aventuras de ese agente secreto en las décadas de los años sesenta y setenta del pasado siglo. Para muchos de ellos, Connery ha sido el único y auténtico James Bond.

 

Nacido en Edimburgo

En Edimburgo, su ciudad natal, estaba el humilde hogar de sus padres, un camionero y una empleada de hogar, a donde él llegó el 25 de agosto de 1930, siéndole impuesto el nombre de Thomas Sean Connery.

El barrio era conocido como ‘de los mil olores’ por los efluvios de las fábricas establecidas en la vecindad. En la escuela elemental sorprendió a sus profesores por su aptitud para las matemáticas y en sus ratos libres leía cuanto cómic llegaba a sus manos, inventándose sus propias historias. Ocho años después nació el pequeño Neil, convirtiéndose en el ufano hermano mayor que llevaba al menor a pescar.

Tenía 13 años cuando dejó la escuela para trabajar como repartidor de leche, y a los 17 se enroló en la marina británica, debiendo licenciarse tres años después a causa de problemas de salud.

De vuelta a la vida civil, desempeñó los más heterogéneos oficios: repartidor, albañil, pulidor de ataúdes y modelo en la Escuela de Arte de la ciudad. Viajó hasta Londres pues su afición por el culturismo lo llevó a participar en una eliminatoria para optar al título de míster universo; no la superó pero obtuvo una medalla.

 

Sus inicios como actor

Llamó la atención de un director de casting quien le propuso participar en el musical ‘South Pacific’, que entonces se representaba en el teatro londinense Drury Lane.

Connery admitió no saber cantar ni bailar, pero se mostró convencido de que aun así, su presencia resultaría agradable en escena. Fue entonces y allí cuando decidió ser actor. Eligió su segundo nombre, Sean, en homenaje a su héroe cinematográfico favorito, Shane, interpretado por Alan Ladd.

En el cartel del musical, Sean Connery pasó a formar parte del reparto y siguió siendo el nombre con el que se hizo famoso.

Los años siguientes fueron de actividad televisiva, participando en numerosas películas y programas, al tiempo que se dedicó a leer a los clásicos, preocupado por sus lagunas culturales, aunque ello no borró su aureola de hombre duro entre las mujeres, hasta que conoció a su primera esposa, Diane Cilento, de la que se divorció en 1973, para casarse dos años después con Micheline Roquebrune.

 

Sean Connery como el primer Agente 007

El primer Bond, ‘Agente 007 contra el Dr. No (Dr. No), constituyó un estruendoso éxito pese a las dudas de Fleming sobre su elección como protagonista. En la primera secuencia filmada en un casino, el agente alaba el coraje de su oponente femenina ante las cuantiosas pérdidas de juego, preguntándole su nombre y ella responde: Trench, Sylvia Trench, a lo que él, en justa correspondencia, se presenta como Bond, James Bond.

Ésa iba a ser su presentación en todas y cada una de sus secuelas: Bond, James Bond.

Éstas se fueron sucediendo casi anualmente con parecida acogida del público, hasta que en 1971, después de ‘Diamantes para la eternidad (Diamons Are Forever) se negó a continuar, accediendo a protagonizar ‘Nunca digas nunca jamás (Never Say Never Again), ante la presión del productor y la fortuna que le ofrecieron por ello.

Irónico título tras su negativa más de diez años atrás de volver a meterse en la piel del agente británico.

Bond supuso el despegue fulgurante de su carrera como actor, al hacer creíbles unas aventuras inverosímiles, con gran despliegue de medios, bellas mujeres en entornos lujosos y toques de humor; sin embargo, no quedaron atrás actuaciones posteriores de personajes con cuya interpretación demostró no haberse dejado encasillar.

 

Después de James Bond

Numerosos premios jalonan su dilatada carrera, siendo los más importantes el Oscar y el Globo de Oro al mejor actor secundario por Jimmy Malone de ‘Los intocables de Elliot Ness (The Untouchables), y el BAFTA al mejor actor por encarnar a William von Baskerville en ‘El nombre de la rosa (The Name of The Rose).

Trabajó a las órdenes de los más prestigiosos directores, Hitchcock, Lumet, Young, de Palma, Spielberg, Houston… y fue capaz de transformarse en un rey legendario ‘El primer caballero (The First Knight), en un bandido literario ‘Robin y Marian (Robin and Marian) o en un jeque árabe ‘El viento y el león (The Wind and the Lion)’.

También en un experimentado militar en ‘La caza del Octubre Rojo (The Hunt for Red October), en un policía interestelar en ‘Atmósfera Zero (Outland), en un aventurero arqueólogo en ‘Indiana Jones y la última cruzada (Indiana Jones and the Last Crusade) o en el auto recluido escritor en el Bronx neoyorkino de ‘Descubriendo a Forrester (Finding Forrester).

No siempre alabado por los medios, con los que se mostraba huraño, fue cuestionado en ocasiones por sus opiniones y comportamiento, y se vio envuelto en acusaciones por maltrato y el supuesto fraude de su mujer en la venta de su propiedad en Marbella.

Su soporte a la causa independentista escocesa retrasó su nombramiento como Sir, que no se hizo efectivo hasta el año 2000. Quizá su libro ‘Being a Scot’ aclare algo más sobre la vida y la personalidad de uno de los más prolíficos representantes del séptimo arte.

La noticia de su muerte en su actual residencia en Nassau, en plena pandemia, le privará de un sepelio que, en otras circunstancias, sin duda habría sido multitudinario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marisa Ferrer P.

Imágenes:
Fotografías y carteles promocionales de películas
Wikipedia

VER:
> Sean Connery – Wikipedia 

> ‘Regreso a Hope Gap’ – Dirigida por Oscar William Nicholson
> ‘El padre (The Father)’ – Dirigida por Florian Zeller 
> ‘Frida Kahlo. Viva la vida’ – Dirigida por Giovanni Troilo  

> ‘Quisiera que alguien me esperara en algún lugar’   
> ‘¡Que suene la música!’ – Dirigida por Peter Cattaneo  
> ‘La familia que tu eliges’ – Historia de amistad 
> ‘Cartas a Roxane’ – Película dirigida por Alexis Michalik 
> ‘Locas de alegría’ – La película de Paolo Virzì para volver a ver
> ‘El cartero y Pablo Neruda’ – Una ‘joya’ de película
> ‘La estrategia del pequinés’ – Premio ‘The Crime Story Fest’ 
> ‘La pasión en el arte’ – Documental dirigido por Phil Grabsky 
> ‘Hasta que la boda nos separe’ – Dani de la Orden