Javier Urra Portillo – Los hombres y feminizar las relaciones

«Mujer creciente, hombre menguante». El varón está pendiente de reubicación. Hay que educarle para que modifique actitudes profundas, arraigadas en creencias absurdas  

[Familia – Pareja]

 

Javier Urra Portillo, Dr. en Psicología Clínica, pedagogo y terapeuta, analiza en su libro ‘Mujer creciente, hombre menguante’, entre otras cuestiones, qué papel tienen los hombres en la familia actual, su desorientación: no saben si ser metrosexuales o afectivos.

«El hombre ha empezado a darse cuenta de que la identidad masculina se encuentra obsoleta y no responde a las demandas actuales. La figura del hombre se ha desdibujado no sólo dentro de la pareja, sino también dentro de la sociedad», explica el psicólogo.

Javier Urra Portillo, es profesor de Ética y Deontología y profesor Doctor de Psicología Jurídica. Es Académico de Número de la Academia de Psicología y fue el primer Defensor del Menor en España. 

Es consultado con asiduidad por los medios de comunicación y ha publicado, entre otros, ‘El arte de educar. Mis pensamientos y aforismos’ (2006), ‘El pequeño dictador’, ‘Cuando los padres son las víctimas’ (2006), ‘La huella del universo’ y ‘Déjame en paz… y dame la paga’ (2020).

Ha publicado decenas de artículos en revistas científicas y profesionales en Europa e Iberoamérica y cientos de artículos divulgativos en periódicos nacionales. También es colaborador de varias revistas científicas.

Feminizar las relaciones

«Desde hace años insisto en que hay que feminizar las relaciones, la educación, hay que propiciar la sensibilidad y estimular la empatía. Feminizar no se ha de confundir con afeminar.

Feminizar es ser sensibles, vibrar con el otro, ponerle cariño a las plantas, transmitir afecto a los animales, sentir por y con las personas. Es la antítesis de la dureza emocional, de la psicopatía».

«Es evidente que estamos al final de una civilización, la pregunta es ¿estamos al comienzo de una nueva? Para hacer este  mundo más habitable es imprescindible pasar de una lógica  de competitividad a una lógica de cooperación.

Precisamos conciliación, flexibilidad e innovación. Para ello, y por pura justicia y necesidad, precisamos igualdad de oportunidades para las mujeres y que ostenten puestos de decisión. Un poder no impuesto por una cuota políticamente estética…».

 

La tiranía de la autenticidad

«Hay varones que empiezan a clamar por un movimiento de liberación masculino ante lo que interpretan como el posicionamiento de algunas mujeres con tendencia a culpabilizarlos hasta un punto que limita con lo patológico, un sexismo inverso, opresor, que parte de unos tópicos contra lo masculino absolutamente contaminados y tóxicos».

Así se inicia uno de los últimos capítulos de su libro ‘Mujer creciente, hombre menguante’, donde se desvelan algunas realidades que nos ayudarían a entender el abismo que se ha abierto entre hombres y mujeres en cuanto a las relaciones sentimentales.

«La esperanza de vida se está alargando tanto que se hace difícil la monogamia. Se impone (no obligatoriamente) la monogamia sucesiva, y por tanto se acepta mal la infidelidad.

Actualmente, nadie desea ceder sus derechos individuales, por lo que se forman vínculos contractuales basados en los sentimientos, que eluden riesgos y problemas que se anticipan, pero que por eso mismo permiten acelerar su disolución».  

También destaca las nuevas formas de relacionarse en pareja, con más arraigo en países como Estados Unidos o Gran Bretaña, en las que ya no hace falta que los miembros de esa unión compartan espacio físico y, muchas veces, tampoco sus proyectos vitales.

«Los jóvenes aspiran a vivir con fidelidad, pero cuestionan el modelo del matrimonio y familia que estiman sometido al derecho estatal y a la moral religiosa», explica Javier Urra Portillo.

Solitarios urbanos

Ya está en marcha el Living Apart Best Together, espacios neutros de convivencia no compartidos que permiten mantener la independencia mutua económica y emocional. La supremacía de la individualidad».

En este apartado se incluyen los cada vez más numerosos singles («una nueva categoría social, los solitarios urbanos, solteros que eligen ellos mismos su soltería.

Un celibato que nace de la propia decisión, si bien en algunos casos se aprecia incapacidad para vivir con otra persona. Estos solitarios urbanos están encajados en la sociedad y llevan una vida de relación amplia»).

Igualmente las familias monoparentales («mujeres que poseen un fuerte vínculo con sus hijos, un vínculo que no se establece con el hombre.

Aseguran que de esta forma no habrá separación de pareja antes de la emancipación del descendiente, pero, por el contrario, se cercena en el tiempo la esperanza de continuidad, que concluye cuando se alcanza la citada emancipación del hijo»).

 «Tiranía de la autenticidad, ¿de quién? Mientras algunas mujeres piden a gritos mayor ternura, sensibilidad y afecto por parte de sus parejas masculinas, otras muestran su espanto ante unos varones que califican demasiado suaves […].

Autenticidad, recordemos que nunca debemos hablar de antes de haber, aunque sea brevemente, pensado, de lo contrario emitiremos palabras que se hielan en el aire, nada más haber pronunciado».

 

Auditoría sentimental

El psicólogo considera que ha llegado el momento de reflexionar sobre la convivencia del hombre y la mujer. En este sentido, el especialista aconseja a los hombres la aceptación total de su nuevo papel en la sociedad, que comparte al 50 por ciento con la mujer y a ambos la necesidad de encontrarse bien con uno mismo para poder amar plenamente al otro.

«El varón está pendiente de reubicación. Hay que educarle para que modifique actitudes profundas, arraigadas en creencias absurdas. Tendrá que convencerse de que la mujer lucha por ella misma, y no contra los hombres.

Ha de captar que si se desea recibir, hay que dar. Asumir que donde hubo subordinación hay que elegir: competencia o cooperación. Hay que enseñar al hombre a proteger su vida. A liberarse afectivamente para potenciar las relaciones con las mujeres, los hijos y los demás varones».

 

Convivencia y complicidad

«La convivencia entre el hombre y la mujer es posible. Se precisa complicidad. Y el desarrollo de bastantes competencias. El amor es la expresión de la intimidad entre dos seres humanos, siempre y cuando se preserve la integridad de cada uno (‘El arte de amar’, de Erich Fromm).

Tenemos que entender la intimidad como dialogar con uno mismo, conocerse y permitir que el otro comparta el secreto. Equilibrio, momentos de soledad para disfrutar de nuestro ser, de nuestro tiempo y empatía, o, lo que es lo mismo, sentir sin dejar de ser yo».  

“Me gustaría saber utilizar un lenguaje eficaz para comunicar que el ser humano sólo llega a conocerse en soledad. Hay que escudriñar y disfrutar el pequeño mundo de uno mismo.

Disfrutar cada alegría de la vida en presente, sin añorar tiempos equívocamente percibidos como mejores o con la expectativa de alcanzar la gran felicidad. Nuestro estado de ánimo depende muchísimo más de la disposición de la mente que de las circunstancias que nos rodean.

No perdamos el tiempo, la materia de la que se compone la vida, en perseguir lo inalcanzable. No nos enganchemos a lo imposible por miedo a lo posible”, aconseja Javier Urra Portillo.

 

Javier Urra – Padres desnortados y vulnerables    

 

Fuente:
Fundación Caja Castellón
Ciclo de charlas-coloquio DE RAZONES Y HOMBRES

Web de Javier Urra Portillo
Javier Urra y Urra infancia  

Página de origen de las imágenes:
Freepik
Editorial Esfera Libros
Portada libro

Ver:
> Vivir separados estando juntos – Los LAT   
> La maternidad en solitario se multiplica cada vez más
> Familias monoparentales – Mujeres que crían solas a sus hijos   
> Enseñar a pensar – ‘Razón y emoción’ de Ferran Salmurri   
> Las niñas y la ciencia – Impulsar las vocaciones STEAM  
> Escribir a mano – ¿Por qué es bueno para nuestros hijos?   
> Complejos en niños y adolescentes – Origen en la infancia   
> La maternidad en solitario se multiplica cada vez más   
> Adicción a las pantallas en niños – Menor capacidad creativa 
> Los solteros – Ventajas, desventajas y riesgos que sufren
> Conciliación entre familia y trabajo – Motivo de estrés

 

_______________________________
Obras:

Javier Urra ha publicado en La Esfera de los Libros:
Mujer creciente, hombre menguante (2007).
El pequeño dictador (2006),
Cuando los padres son las víctimas (2006),
Escuela práctica para padres (2003),  y
El arte de educar. Mis pensamientos y aforismos (2006).

También es autor de:

Violencia, memoria amarga (1997),
Niños y no tan niños (1998),
Adolescentes en conflicto (2000),
Televisión: impacto en la infancia (2000),
Charlando sobre la infancia (2000),
El futuro de la infancia (2001),
Tratado de Psicología Forense (2002, compilador),
Agresor sexual (2003),
Jauría humana: cine y psicología (2004),
Víctima de abusos sexuales (2007),
El pequeño dictador crece (2015),
¿Qué se le puede pedir a la vida? (2016),
Educar con sentido común (2016),
La huella del dolor. Estrategias de prevención y afrontamiento de la violencia de género (2017),
Primeros auxilios emocionales para niños y adolescentes (2017)
La huella del silencio. Estrategias de prevención y afrontamiento del ACOSO ESCOLAR (2018),
Pensar, sentir, hacer (2018),
Educar con criterio, criterios para educar (2018),
La triple E  (2018) 
La huella del universo (2020)
Déjame en paz… y dame la paga (2020)
Fortalece tu carácter (2021)

 

 

 

 

 

6 – 28-08-2018
5 – 17-08-2017

4 – 23-01-2017
3 – 23-08-2016
2 – 26-01-2016
1 – 17-03-2008