El cerebro y la pérdida de memoria – Ejercicios

Entre las capacidades cognitivas que van desapareciendo con la edad, la pérdida de memoria del cerebro es la que más se investiga

[Familia – 3ª Edad / Salud]

 

Se está avanzando mucho en el estudio del cerebro y la pérdida de memoria. Al entorno de la memoria, algunas investigaciones parten de las siguientes preguntas: ¿Cuál es la razón química del olvido?, ¿por qué olvidamos unas cosas y otras no?

La memoria depende del tiempo: se torna más consistente cuanto mayor es el período de entrenamiento. No obstante, aun después de un aprendizaje eficiente, las informaciones almacenadas en el cerebro se desvanecen, a menos que se las utilice con frecuencia.

 

Talleres de memoria

Entre las capacidades cognitivas que van desapareciendo con la edad, la pérdida de memoria del cerebro es la que más se investiga, seguramente por ser el signo más precoz de un inicio de demencia, sobre todo de la enfermedad de Alzheimer.   

Por la importancia que tiene la memoria para el desarrollo de una vida de calidad, diferentes entidades han creado Talleres de Estimulación Cognitiva o Talleres de Memoria, donde se realizan exploraciones neuropsicológicas y tests científicos para conocer el estado cognitivo global de la persona.

 

Que se hace en los Talleres

Generalmente las sesiones se plantean con carácter lúdico y se realiza tanto trabajo personal como de reflexión individual para poder asimilar, al ritmo de cada uno, las tareas que se exponen.

En estos Talleres se adiestra a los participantes en el conocimiento y uso de estrategias y técnicas útiles para contrarrestar las dificultades que los déficits de memoria provocan a diario.

En los Talleres de Memoria se realizan ejercicios que tratan de la atención, el procesamiento de la información, la planificación, la velocidad, la secuenciación, así como la ejecución de tareas y estrategias mnemotécnicas.

 

Ejemplos de mnemotécnica para activar la atención:

> Pararse en un sitio (cafetería, tienda, edificio…), observar todo lo que hay alrededor y apuntarlo; el ejercicio se completa al cabo de 5-10 minutos, cuando se trata de recordar el máximo de detalles que se han apuntado.

> Usar el ordenador es un buen ejercicio para estar al día y propicia que la mente se esfuerce y se mantenga en un nivel óptimo.

 

Juegos

> Jugar a las 7 diferencias, que habitualmente sale en periódicos y revistas, activa la atención.

> Jugar a cartas, a las palabras cruzadas, a realizar laberintos; potencia la memoria y la capacidad ejecutiva.

> Con el Memory, buscar parejas iguales de fichas. Esto sirve para el estímulo diario de la memoria.

> Ver quien hace la frase más larga con dos o tres personas.

 

Ejemplos de ejercicios para recuerdo:

> Cada recuerdo en una percha. Este método consiste en crear una estructura mental que ayude a fijar el recuerdo. Se podría hacer un listado de personas y memorizarlo bien.

> Éste sería el perchero. Así si se tiene que recordar una lista, el perchero nos ayuda a construir imagenes mentales asociando cada palabra de la lista con la persona que figura en nuestro perchero.

> El interés lo es todo.  Dice un proverbio chino “Cuéntame algo, lo olvidaré. Muéstramelo y podré recordarlo. Implícame en ello y lo comprenderé”.

Inventar

> Inventar una historia. Cuando lo que hay que recordar implica barajar un buen número de conceptos o de ideas, una de las reglas de oro es hilvanar una pequeña historia.

Intentar hacerlo de la forma más coherente posible en la que aparezcan el máximo número de estos elementos. También se puede inventar una canción para recordar y hacer asociaciones con nuestra experiencia.

> Exagerar: la fórmula magistral. Desafiar los parámetros de la memoria con nociones absurdas como el tamaño, la cantidad, color o aroma, supone dejar una huella impactante en la memoria, lo que permite recordar lo deseado. (‘Ayudando a la memoria’, de Josep Mª Albaigués, Ed. Debolsillo).

 

Prevenir la pérdida de memoria

Los factores que se han mostrado más eficaces para prevenir los problemas de memoria son:

> un sueño adecuado,
> una buena dieta,
> el ejercicio físico,
> la vida social activa y
> las actividades cognitivas.

El cerebro actúa de manera semejante a nuestros músculos, de modo que, cuanto más lo utilicemos, en mejor forma estará.

Si, en cambio, no nutrimos bien nuestro cerebro, no lo oxigenamos adecuadamente mediante el ejercicio y no hacemos uso de nuestras capacidades sociales y cognitivas, tenderá a atrofiarse. Por esto, llevar una vida activa y saludable puede ser muy beneficioso para nuestra memoria.

 

Este artículo es de libre de reproducción, a condición de respetar su integralidad y de mencionar a la autora y a la fuente. 

 

Equipo Torrese

Página de origen de la imagen:
naturaselection.com 

VER:
> El cerebro del futuro – Facundo Manes y Mateo Niro
> Cómo se puede mantener el cerebro sano – Recomendaciones 
> Los beneficios de la actividad física para el cerebro
> Alzheimer – En España se diagnostican unos 40.000 casos al año
> Mantener activo el cerebro – Fomentar el hábito de la lectura
> Dieta para mantener el cerebro, el colesterol y la tensión en buenas condiciones
> Mantener activo el cerebro – El cerebro envejece

> Viajar es bueno para nuestro cerebro y para las conexiones neuronales

 

 

 

 

 

 

6 – 22-08-2018
5 – 21-10-2017
4 – 08-10-2016
3 – 22-09-2015
2 – 12-11-2014
1 – 23-04-2014