Diez claves para un desayuno saludable

Necesitamos alimentarnos adecuadamente por las mañanas

[Activa tu salud

 

Para empezar bien el día, necesitamos alimentarnos adecuadamente por las mañanas. El desayuno es la comida más importante, además de imprescindible, para ayudar al cuerpo a funcionar con mayor efectividad y rendir satisfactoriamente durante toda la jornada. La dietista-nutricionista Paloma Vicent, asesora de Granini, recomienda diez pautas o claves básicas para un desayuno saludable:

 

1. Debe aportar los nutrientes necesarios para afrontar la jornada: el desayuno es una de las comidas más importantes del día, por lo que debe contener las vitaminas y minerales que necesitaremos para empezar con energía y favorecer la concentración.

2. Incluir frutas, vegetales, lácteos y cereales: estos alimentos no deben faltar en un desayuno completo y equilibrado, con la posibilidad de repartirlos entre el desayuno y la media mañana. Según la dietista-nutricionista, “aconsejamos consumir una ración de cada uno de estos grupos de alimentos en el desayuno”.

3. Adaptarlo a la temporada: es recomendable que el desayuno incluya alimentos propios de la época del año en la que nos encontremos, ya que mantienen mejor sus propiedades nutricionales y organolépticas –sabor, aroma, textura-. La llegada del calor o la práctica de ejercicio, por ejemplo, implican un aumento de las necesidades hídricas, por lo que incluir frutas y zumos nos ayudará a reponer los líquidos que va usando nuestro organismo. 

4. Evitar saltarlo: desayunar ayudará a mantener un peso saludable, ya que evitará que se tenga que recurrir, a media mañana, a snacks u otros alimentos con un contenido calórico elevado. Así que, “nunca suprimas el desayuno de tu dieta: si quieres perder peso, revisa lo que comes y el ejercicio que haces”, recomienda la experta.

5. Tomarlo pronto: lo mejor es que se desayune al poco tiempo de levantarse. No esperar a media mañana ya que el cuerpo necesita energía para arrancar y se tiene que dejar un margen antes de comer.

6. Dedicarle un tiempo: si hace falta, levantarse unos 15 minutos antes para poder desayunar tranquilamente. En un cuarto de hora se puede tomar un desayuno completo y saludable. Sentarse mientras se toma y masticar bien.

7. Planificarlo: si se tiene poco tiempo por la mañana, se puede dejar medio listo el desayuno la noche anterior. Preparar la fruta (se puede dejar ya lavada o cortada), el bol de cereales, el pan para el bocadillo, etc.

8.  Si cuesta organizarse, llevárselo: optar por alimentos que se puedan llevar cómodamente, como  alguna pieza de fruta o un zumo, un yogur bajo en grasa y cereales integrales.

9. Eligir un tentempié saludable para media mañana: para evitar llegar con demasiada hambre a la comida, tomar una pieza de fruta, un zumo o un yogur a media mañana. “Incluir zumos, néctares y bebidas de fruta dentro de una dieta sana, completa y bien balanceada”, puntualiza Paloma Vicent.

10. Complementarlo con ejercicio: combinar un desayuno equilibrado, variado y suficiente con actividad física moderada y regular.

 

Fuente:
Granini
Tinkle Comunicación, Barcelona
mauge@tinkle.es

Página de origen de la imagen:
blog.vivaelcole.com 

 

Ver:
> Vitaminarse y mineralizarse contra el cansancio 

> Alimentos que no debemos descuidar en verano para seguir cuidando nuestro cerebro – Los españoles aumentamos una media 3 kilos cada verano 
> El consumo de cereales y vegetales aporta altos beneficios a nuestra salud  
> Consejos de hidratación para el verano – Los zumos y las bebidas de fruta son ideales para recuperar la energía
> Deporte y dieta edecuada – Colágeno, vitamina C y magnesio  

 

 

 

 

 

 

5 – 0106-2018
4 – 09-08-2017
3 – 04-07-2016

2 – 14-06-2015
1 – 24-07-2015