Brecha digital desapareciendo – Las mujeres líderarán los empleos digitales

Los datos sugieren que el 54% de los empleos digitales del futuro estarán desempeñados por mujeres. La brecha digital desaparece

[Empresa – Recursos]

 

La pandemia ha puesto en relevancia la necesidad de poseer unas habilidades digitales básicas, tanto para el teletrabajo como para la educación a distancia.

También ha quedado constatado que manejar con soltura estas herramientas conlleva una mejora en las perspectivas laborales a corto plazo. Los datos sugieren que el 54% de los empleos digitales del futuro estarán desempeñados por mujeres.

 

La brecha digital es cada vez menor

Actualmente, se estima que en España hay unas 84.000 mujeres ocupando puestos de trabajo relacionados con el mundo digital. Esto representa sólo un 20% del total de personas dedicadas a ello.

Para Ana Pedroche y Fran de Vicente, fundadores de la agencia Tu Posicionamiento Web, “esta tendencia está cambiando lentamente. Cada vez hay más mujeres formándose en competencias relacionadas con las TIC y preveemos que el número siga en aumento”.

Hay una mujer por cada cuatro hombres trabajando en contacto con las tecnologías digitales. La pandemia generada por el coronavirus ha puesto en evidencia la necesidad de cambiar esas estadísticas, tanto para superar la brecha digital, como para el desarrollo económico del país.

Un estudio de Closingap, recoge cómo están cambiando las tendencias formativas actuales, y cómo las mujeres están tomando la delantera en las habilidades de comunicación digital.

 

El aumento del uso de las tecnologías

Hace dos años UGT analizaba el capital humano del desarrollo digital en España, y los datos eran alarmantes: la mitad de la ciudadanía no tenía ni siquiera un nivel básico en competencias digitales, y sólo un 1% del empleo femenino tenía lugar en el campo de las TIC.

“Creo que la pandemia ha tenido mucho que ver en la revalorización de las habilidades digitales, claro, pero que hay mucho más.

Este cambio viene motivado por tres claves que afectan profundamente a la sociedad, y que serán permanentes”, vaticina Ana Pedroche que ve claramente como el número de mujeres trabajando o formándose en las TIC está aumentando significativamente en los últimos meses.

Tanto Ana como Fran de Vicente trabajan formando a las personas interesadas en desarrollar su profesión en el ámbito digital.

Su experiencia como formadores les ha descubierto porqué es un servicio cada vez más demandado por mujeres.

“Va unido a un cambio de mentalidad. Aunque ha sido un sector tradicionalmente masculino, ofrece tantísimas oportunidades que cada vez más mujeres se están animando a adentrarse en él”, comenta Ana.

 

Las tres claves por los que la brecha digital se está cerrando

> Mayor número de referentes

Las capacidades para dedicarse a las profesiones digitales “no tienen nada que ver con el sexo de las personas, se trata del interés.

A los niños se les motiva desde pequeños a descubrir el mundo, a investigar y ser lo que ellos quieran. A las niñas, no tanto» comenta Fran.

“Aunque en los últimos tiempos estas tendencias están cambiando, aún queda mucha labor por delante para igualar la presencia femenina en las TIC”.

Gran parte del trabajo para incluir a más mujeres en este ámbito, que supondría un gran avance económico y social para todos los países, se desarrolla en las aulas.

“El mundo se mueve por modas, siguiendo a referentes. Los trabajos que se desarrollan a raíz de las competencias digitales son geniales, pero si la gente no los conoce, es como si no existieran”, explica Pedroche, que ha experimentado de primera mano lo que es ser una mujer pionera en un mundo masculino.

 

> Tecnologías más accesibles

Cada año las tecnologías se vuelven más accesibles, “los móviles inteligentes están al alcance de casi cualquier persona, y la democratización de las tecnologías a gran escala, tiene su reflejo en la población”, explica Fran.

“La conexión a Internet por fibra óptica es una realidad en casi todas las ciudades del país, los ordenadores, tablets y smartphones tienen un precio más asequible que hace un par de décadas, muchos procedimientos como ir al banco, comprar, etc. se realizan de forma online… y eso afecta por igual a hombres y mujeres, lo que ha fomentado que desaparezca la brecha digital”.

Con la mayor presencia de tecnologías en la vida diaria, las mujeres van incursionando cada vez más en el sector y rompiendo estereotipos.

 

> Brecha de género no, brecha generacional sí

Las nuevas generaciones, que prácticamente han nacido con un ordenador bajo el brazo, demuestran tener un mayor interés por el mundo digital.

Prácticamente se iguala la participación masculina y femenina, aunque sea en distintos ámbitos del mundo digital.

Ante la brecha digital generacional, la cosa cambia. “Las niñas y las mujeres jóvenes son nativas digitales, han crecido rodeadas de tecnologías y las han incorporado con la misma facilidad que los varones.

Pero en personas más mayores, sobre todo a partir de los 45 años, la brecha digital entre hombres y mujeres se hace enorme”, explica Fran.

 

Los expertos tienen claro que el siguiente reto es acabar con la brecha generacional, lo que cerrará definitivamente la brecha digital entre hombres y mujeres.

“Sabemos que reinventarse laboralmente pasados los 40 años es posible, porque hemos ayudado a muchas alumnas y alumnos para hacerlo. Incluidos muchas mamás y papás recientes”, afirman orgullosos Ana y Fran.

 

 

Agencia Eli Romero Comunicación
marta@eliromerocomunicacion.com

Página deorigen de la imagen:
americadigital.com

Ver: 
> Microsoft – Los datos en una nube europea   
> El e-mail o correo electrónico – De dónde viene  
> Convertirse en un buen líder – Diez habilidades necesarias  
> Correo eléctronico – Se celebra su 50 aniversario   
> Mujer empresaria – Jornadas agotadoras que impiden conciliar   
> Chatbot – Herramienta que mejora la atención al cliente   
> Cibercriminalidad – Aprobado en España un plan estratégico   
> Ciberataques disruptivos y sofisticados – Máxima alerta  
> Nuevas formas de trabajar – Adaptarse o ser vulnerable   
> UrbanTech – Creación de un nuevo Hub en Barcelona