Baños, hidromasaje, piscina jet – Baños con productos naturales

 
[Activa tu belleza

Hay que evitar los baños muy prolongados, no deben sobrepasar los veinte minutos ya que si se alargan por más tiempo la piel se dilata y pierde demasiada grasa. Al agua del baño se le pueden añadir diferentes productos: un día, pueden ser unas gotas de aceite de hierbas (pino, romero), otro día, sales de baño, otro, infusiones y, el día que apetezca, se puede añadir un litro de leche fresca.
 


Baño estimulante

Ponerse en la bañera cuando el agua esté a 37º. A los 5 minutos abrir el grifo de agua fría hasta que la temperatura descienda a 30º. Permanecer en el baño durante 10 minutos. Se pueden añadir hierbas o minerales vigorizantes como sal marina, menta o romero. Este baño relaja y proporciona energía. Lo mejor es terminar con una ducha fría de uno o dos minutos.

 

Baño terapéutico

Este baño contiene ozono, oxígeno y anhídrico carbónico. Está indicado para eliminar toxinas, estrés y estados de agotamiento.

 

Baños turcos

Los baños turcos o de vapor se basan en el calor húmedo (la sauna se basa en el calor seco). La humedad del aire en la habitación es de 95 por ciento y la temperatura entre 40º y 50º. Se suda menos que en la sauna. El agua condensada penetra en la piel y consigue que el cuerpo se destense y la piel se limpie. No está indicado si se está cansado o si se tienen problemas circulatorios.  Antes de tomarlo se debe consultar con el médico. El tiempo máximo que se puede permanecer en el recinto es de 20 minutos, pero si se nota que con 10 se tiene bastante, salir. Refrescarse con una ducha y repetir una segunda vez.

 

Hidromasaje

Es una bañera especial con una serie de pequeños orificios por los que se inyecta aire a presión. Las burbujas recorren el agua a gran velocidad y en todas direcciones masajeando todo el cuerpo, estimulando las terminaciones nerviosas de la piel. No hay que permanecer en el agua más de 15 minutos.

El hidromasaje relaja, ayuda a eliminar toxinas y elimina el cansancio. El masajear la piel tiene un gran poder reafirmante.

 

Piscina jet

Se aplica un intenso hidromasaje sobre músculos y articulaciones, al tiempo que se realizan ejercicios de gimnasia, con lo que aumenta el esfuerzo mejorando así el aporte sanguíneo y de oxígeno.

 

Balneoterapia

Los balnearios disponen de aguas termales con las que se hacen los tratamientos que cuidan y alivian nuestro cuerpo de las molestias que podamos tener. Las aguas termales adquieren su diversas propiedades según por donde pasan (rocas, tierra..) y según la profundidad por la que fluyen (temperatura alta o baja).

Depende de las propiedades de las aguas el realizar los tratamientos que pueden ser:

>  relajantes,
>  de desintoxicación,
>  antireumáticos,
>  para problemas respiratorios,
>  del aparato digestivo y
>  de la piel.

Antes de acudir a un balneario hay que enterarse bien de qué clase de agua dispone para saber si es la adecuada para nuestro mal. También conocer si el personal de que disponen es profesional y si las instalaciones e infraestructuras del mismo son las correctas.

El tratamiento más sencillo es el de sumergir nuestro cuerpo en el agua minero-medicinal, para relajar la musculación y mejorar la movilidad de nuestras articulaciones. El baño de burbujas le suma un micromasaje.

Al entrar en el balneario se debe pasar por la consulta médica para que se nos indique qué terapia es la adecuada para nuestro caso. Cada tratamiento deberá ser controlado por un profesional de la salud.

>  Hay que permanecer en las piscinas termales sólo el tiempo que se nos haya recomendado.

>  No hacer ningún tratamiento termal poco después de comer.

>  Los SPA (salus per aqua), no son balnearios. El agua utilizada por los mismos es la del grifo a la que le añaden aditivos artificialmente.

 

Consejos

Sales de baño naturales

Mezclar en un frasco sal común de cocina, ralladura de limón y alguna especie molida (p. e. clavo) en proporciones similares. Remover bien, cerrar herméticamente el frasco y dejar en reposo 3 semanas. Al cabo de este tiempo se podrán utilizar como las sales de baño que se compran en las perfumerías.

Algunas indicaciones

>  Si se quiere tomar un baño relajante, rallar la piel de una naranja y un limón, hervirlas en medio litro de agua durante 5 minutos, colar la mezcla y echar el líquido en el agua de la bañera. Añadir un poco de canela en rama.

>  Si se quiere un baño hidratante, añadir 3 cucharadas soperas de aceite de oliva al agua del baño antes de meterse en ella.

>  Hidratar diariamente la piel con una crema corporal después del baño o la ducha para compensar la pérdida de grasas naturales. Si se prefiere aceite, aplicarlo con la piel húmeda ya que penetra mejor.

>  Si se aplica aceite de oliva hacerlo antes del baño, dejarlo actuar y luego tomar el baño.

>  Mezclar aceite de oliva y de almendras y aplicar directamente sobre la piel al salir del baño.

>  Para proporcionar elasticidad a la piel mezclar en el agua del baño una papilla de avena.

 

Tratamiento de algas

Las algas ejercen sobre el organismo un efecto analgésico y antiinflamatorio, por lo que resultan ideales para luchar contra el estrés y los transtornos que afectan al aparato locomotor.

 


© Leonor Sedó
Personal ImageCoach

 

Página de origen de la imagen:
masajesyspa.com/spa-balneoterapia.html

 

 


 

 

 

10 – 18-08-2017
9 – 08-08-2016
8 – 06-08-2015
7 – 10-09-2014
6 – 30-12-2012
5 – 12-11-2011
4 – 08-11-2010
Rev. 23-09-2009
2 – 25-03-2008
1 – 11-10-2006