The Blue Box – La alternativa no invasiva a las mamografías

«Con The Blue Box queremos aportar una nueva herramienta para todas las mujeres que sea no invasiva, que no haga daño, y que permita hacer una detección en un estadio inicial y para todas las edades».

[Salud / Ciencia]

 

El aparato incorpora un sistema de inteligencia artificial que puede detectar el cáncer de mama a través de muestras de orina.

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en 2021 se registraron en Catalunya (España) 5.473 casos de cáncer de mama, el tipo de tumor mas abundante entre las mujeres. La detección precoz de esta enfermedad es imprescindible para evitar muertes, y la mamografía se ha convertido en la principal herramienta para llevarlo a término.

Asimismo esta técnica tiene sus limitaciones: usa radiación, solo se aplica a las mujeres de un determinado intervalo de edad y puede ocasionar dolor a las personas que lo reciben. Es por esta razón que nació The Blue Box,un aparato biomédico que es capaz de detectar el cáncer de mama de manera no invasiva a través de una muestra de orina.

 

Los perros y su capacidad de detección del cáncer

The Blue Box se inspira en la capacidad que tienen los perros para detectar el cáncer a través del olfato, una técnica que se ha investigado en diferentes estudios.

«Con cáncer de pulmón, por ejemplo, se ponían diferentes muestras de orina delante de los perros y ellos ladraban cuando la orina era de un paciente con la enfermedad», explica la coordinadora de investigadores de The Blue Box, Ana Caruezo Carnero.

El proyecto nació como el trabajo de fin de grado de la ingeniera biomédica Judit Giró, que lo continuó desarrollando en su máster en la Universidad de California en Irvine (EE UU).

Después de participar en dos programas de aceleración de start-ups americanas, la empresa ha recibido diversos galardones, como el Premio a la Mejor Iniciativa Empresarial de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Catalunya (AIJEC) o el Premio a la Mejor Start-up de Ciencia de Barcelona New Economy Week (BNEW).

 

The Blue Box

El aparato es una caja azul fabricada con impresión 3D que incorpora en su interior una serie se sensores que imitan los receptores olfativos de los perros, que son capaces de detectar las moléculas que se disparan cuando una persona empieza a sufrir cáncer de mama.

La información recibida se envía a la inteligencia artificial que han desarrollado, un sistema que, en su turno, simula el neocórtex del perro. “El diagnóstico llega a la aplicaión móvil en 20 0 30 minutos», detalla Ana Caruezo.

La facilidad de uso del dispositivo es uno de sus puntos fuertes, que se ofrece cono ‘una herramienta más’ para llevar a término el ’screening del cáncer de mama. «Las mamografías te las hacen a partir de cierta edad, a no ser que se tenga algún historial, y a partir de determinada edad en España dejan de hacerlas. La idea es que se la pueda hacer, si quiere, una joven de 20 años». 

Este hecho, sumado al bajo coste que supone su fabricación a través de impresión 3D, amplia el acceso de estos tests a una gran parte de la población, pero de momento desconocen aún de que manera se comercializará.

«En Europa, la idea es que sea a través del sistema médico. Lo que no sabemos aún es si será a través de farmacias, de hospitales o de atención primaria».

 

Inteligencia artificial por explorar

La elección del cáncer de mama de entre todas las variedades de esta enfermedad se debe, según Caruezo Carnero, al ‘sesgo de género’ que la población femenina ha experimentado durante años con la medicina. «Queríamos aportar una nueva herramienta para todas las mujeres que sea no invasiva, que no haga daño, y que permita hacer una detección en un estadio inicial y para todas las edades».

Asimismo, las impulsoras del proyecto no se cierran a expandir su solución a otros tipos de cánceres. «Como dice siempre Judit Giró, la inteligencia artificial no tiene límites, el único límite es la cantidad de muestras que coges».

Desde luego, antes de empezar a plantear nuevas iteracions de Blue Box, primero hace falta acabar de entrenar la inteligencia artificial que la hace funcionar para que interprete correctamente las muestras de orina. En este sentido, la empresa trabaja con tres hospitales catalanes y uno de Madrid para recoger muestras que ayuden a hacer crecer los algoritmos.

La intención es ampliar la red con nuevos centros médicos. El producto se encuentra aún en fase de desarrollo y las estimaciones del equipo contemplan iniciar la comerzalización en 2025 en Estados Unidos, y en 2026 en el estado español.

 

 

Marc Vilajosana
10 de agosto de 2022
Publicado por MetaData – Digital de tecnología.cat

Origen de las imágenes:
sudoctor.com
@TheBlueBox_ai (Twitter)

Ver:

> Cánceres de mama – Ocho de cada diez de las patologías son benignas  
> Cuidado con el cáncer de mama – Factores de riesgo  
> Cáncer de mama – La importancia del diagnóstico temprano   
> Cáncer de mama – La Carta de París: Carta Mundial Contra el Cáncer    
> Tabaco y enfermedades – Cánceres en cabeza y cuello  
> Prevención del cáncer de cuello de útero – Realizar revisiones periódicas  
> Cáncer colorrectal – Segunda causa de muerte por cáncer en España   
> Odile Fernández – Narra su experiencia de superación de cáncer con metástasis
> Senos – Cuidados especiales en el embarazo y la menopausia
> Hablo de cáncer, hablo de vida – Gánale la batalla al cáncer    
> Tumores de orofaringe relacionados con el sexo oral

 

 

1 – 21-08-2022