Síndrome visual informático – Vista cansada – Uso de lentes de contacto

 

[SaludEmpresa – Artículos] 

 

El síndrome visual informático (SVI) es un problema de vista cansada que se presenta por mirar la pantalla del ordenador durante más de tres horas seguidas. Hoy en día es un problema laboral muy frecuente.

Sus síntomas son: visión borrosa, picazón y enrojecimiento en los ojos, sequedad ocular y dolor de cabeza. Estos síntomas empeoran si la iluminación y ventilación nos son las correctas.

 

Para evitar el SVI:

> Modificar la pantalla del ordenador regulando el contraste y el brillo y ver que la pantalla no produzca reflejos o deslumbramientos.

> Parpadear para humedecer los ojos y, si es necesario, usar lágrimas artificiales.

> Hacer descansos de 20-30 segundos, en los que se cerrarán los ojos o mirar algo que esté lejos, para que el músculo ciliar descanse. Este músculo es el que mueve el cristalino y nos permite enfocar.

> Si es posible, hacer una pausa de 15 minutos cada dos horas y moverse del sitio de trabajo.

Por otra parte la ‘vista cansada’ o presbicia se produce normalmente a consecuencia del envejecimiento. A partir de los 40 años se empiezan a notar los síntomas de una disminución progresiva de la visión, independientemente del sexo, edad, hábitos alimentarios e incluso genética. Los especialistas afirman que es una consecuencia normal del proceso de envejecimiento. Es un problema fisiológico y no patológico, producto de una evolución natural y no una enfermedad de los ojos, desconociéndose métodos para prevenirla.

La vista cansada o presbicia es la dificultad de enfocar los objetos que están cerca. Pasados los cuarenta años el cristalino comienza paulatinamente a perder elasticidad y, por lo tanto, la capacidad de enfocar con facilidad, aunque se conserva la visión de lejos.

 

Relación entre el SVI y la vista cansada

El esfuerzo que realizan nuestros ojos para enfocar la vista en la pantalla de manera prolongada y en circunstancias inadecuadas de iluminación o ventilación es mucho mayor de lo normal. Esto tiene como consecuencia que pequeñas alteraciones de la visión, que en otras circunstancias pasarían desapercibidas, se vuelven problemáticas. El SVI potencia otras afecciones oculares que la persona pueda padecer. Así, si se tiene vista cansada, aunque sea en grado mínimo o incluso aunque no se haya notado con anterioridad, es probable que, debido al esfuerzo extra que realiza el músculo que mueve el cristalino, la visión de cerca empeore sustancialmente para esa persona.

 

Soluciones a la vista cansada

La solución a la vista cansada pasa por el uso de gafas o lentes de contacto. Si se opta por usar gafas, podemos elegir las gafas de lentes monofocales que se recomiendan para realizar tareas de visión cercana durante mucho tiempo consecutivo; bifocales, que permiten ver de cerca y de lejos, o multifocales o progresivas, que permiten la visión a cualquier distancia, solo variando la posición de la cabeza.

Si se elije usar lentes de contacto hay lentillas correctoras con todos los sistemas citados y fabricadas con distintas tecnologías. Actualmente, en el campo de las lentes de contacto, hay mucho donde escoger, no obstante hay unos cuidados indispensables que hay que tener en cuenta:

> Antes de manipular las lentes de contacto hay que lavarse las manos con agua y jabón y secarlas bien.

> Ponerse las lentes de contacto antes de maquillarse.

> No maquillarse si los ojos están irritados.

> Retirar las lentes de contacto antes de desmaquillarse.

> Limpiar las lentes de contacto después de cada periodo de uso, al menos una vez al día. Enjuagarlas con una solución desinfectante.

> Reemplazarlas siguiendo las recomendaciones del profesional de la visión. Si son acuvue oasys reutilizables, limpiarlas y conservarlas según las indicaciones facilitadas por el especialista.

> Si se sufre sequedad ocular, que suele pasar con la edad, consultar sobre el uso de gotas humectantes.

> Acudir regularmente al óptico-optometrista para una revisión ocular y de las lentes de contacto.

> Si se notan problemas o molestias en el uso de las lentes de contacto, hay que quitárselas y acudir al especialista.

 

Se aconseja acudir a revisión cada dos años, y nunca se deben usar gafas o lentillas sin control del especialista.

 

 

Equipo Torrese
www.39ymas.com 

Este artículo es de libre de reproducción, a condición de respetar su integralidad y de mencionar al autor y a la fuente. 

 

Página de origen de la imagen:
optica-optima.com

 

 

 

 

 

 

2 – 21-05-2018
Tx-Pb