La primera menstruación – Consejos para hablar con tu hija sobre la regla

 

[Familia – Niños – Adolescentes / Salud

 

 

La llegada de la primera regla puede causar ansiedad, confusión, e, incluso, miedo a lo desconocido. Es importante en esa etapa de la vida que las más jóvenes cuenten con el apoyo y confianza de sus padres para hablar sobre este tema y dar luz a todas sus dudas e inquietudes.

Según datos del ‘I Estudio sobre Salud Íntima de los Españoles’ de Intimina (Datos extraídos de una muestra representativa de 720 españoles en el mes de febrero de 2018 mediante el método CAWI -Computer Assisted WEB Interviewing-), un 96,4% de las jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años afirma sentir bastante vergüenza al hablar de la menstruación. Este dato pone de relieve la importancia de abordar este tema a edades tempranas para evitar la construcción de prejuicios en torno a la regla.

Proporcionar a las adolescentes la información correcta y necesaria puede resultar una tarea estresante para muchos padres. Por ello, Intimina, compañía dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, ha elaborado un listado de consejos para que la charla sea efectiva y satisfactoria sobre el cambio más importante de la pubertad: la primera menstruación.

1. Anticípate a la llegada. Establecer pequeñas conversaciones antes de la llegada de la primera menstruación es la mejor manera de tratar el tema. Sin embargo, según datos de este mismo estudio, un 28% de chicas entre 18 y 25 años aseguró no haber recibido información previa a la llegada de su primera menstruación.

Por ello, es importante hablar a edades tempranas de los cambios físicos y psíquicos que están por venir y la llegada del periodo. Estas conversaciones le darán una sensación de apertura y preparación sobre la situación entendiéndola como natural y normal. Se recomienda empezar a hablar de ello entre los 8 y 9 años, de esta manera estará al tanto e informada cuando llegue el momento.

2. Comparte tu experiencia. Es recomendable, en el momento de hablar con tu hija, contarle tu propia experiencia. Hacer entender que es una función biológica de la mujer completamente normal le hará comprender que la regla no es algo de lo que avergonzarse.

3. Inicia un diálogo de respeto y confianza. Entiende y respeta que estos cambios son una novedad para tu hija. Es normal que se sienta incómoda o con miedo de hablar de la situación. Una buena opción es utilizar recursos que traten sobre el tema (leer un libro, ver una película…), pudiendo dar paso a un diálogo e introducir el tema. Responde positivamente a sus dudas de una manera segura. Si no tienes las respuestas a todas sus preguntas, no pasa nada, es una oportunidad para buscarlas y enseñarle cómo encontrarlas en sitios fiables y seguros.

4. Aborda varios temas. Hay temas en particular que deben ser incluidos en las conversaciones con tu hija. Explícale los cambios que ocurrirán en su cuerpo y todo lo que sucede cuando la mujer tiene la menstruación. ¡Hablar de la salud femenina no debe ser un tabú! Lamentablemente, muchas jóvenes afirman que debería ser importante que este tema también se tratase en los colegios e institutos (92%), además de recibir formación por parte de los progenitores.

La importancia de mantener una buena higiene durante esos días para evitar infecciones y molestias también forma parte de los temas indispensables de los que hablar, junto con la salud sexual. Es conveniente hablar sobre la sexualidad, las enfermedades de transmisión sexual y las formas de evitar un embarazo. Puedes comenzar a introducir el tema poco a poco en las charlas. De esta manera conseguirás que tu hija empiece a sentirse cómoda para hablar sobre sexo más adelante.

5. Muéstrale opciones de productos para la regla. Es importante que tu hija esté bien informada sobre las opciones que existen para la protección durante el periodo.

 

El Periódico de la Farmacia
Publicación de información sanitaria

VER:
> Aumento de las infecciones de transmisión sexual – Lo que se debe saber   
> Revisión ginecológica a cualquier edad – El 52 por ciento de las jóvenes de 16 a 24 años no han ido nunca al ginecólogo    
> Los adolescentes están practicando el juego sexual del ‘muelle’ o ‘la ruleta sexual’ – Fuerte riesgo de transmisión de gonorrea, sífilis, VIH o virus del papiloma humano    
> Consumo de alcohol los fines de semana – Riesgo de desarrollar alcoholismo   

 

Página de origen de la imagen:
Mamá Posmoderna