Drogas de síntesis – Éxtasis – El éxtasis, como el resto de drogas, produce tolerancia,...

 

[Famila – Adolescentes / Salud]

 

Drogas de síntesis

Es el nombre por el que se conoce a un amplio grupo de sustancias producidas por síntesis química entre las que cabe señalar el éxtasis, el GHB, la ketamina y el PCP o “polvo de ángel”.

En general contienen distintos derivados anfetamínicos o de otras sustancias que poseen efectos estimulantes y/o alucinógenos de intensidad variable, y que se encuentran en el mercado en diversas formas (pastillas, cápsulas, polvo, líquidos…) que pretenden resultar atractivas para los más jóvenes.

Muchas de estas drogas fueron descubiertas hace años por compañías farmacéuticas, que decidieron abandonar las investigaciones por los efectos indeseables que detectaron en este tipo de sustancias.

La fabricación en laboratorios clandestinos y el desconocimiento de su composición final, las convierte en especialmente peligrosas, pues los consumidores nunca saben exactamente qué están ingiriendo, por lo que sus efectos no son claramente previsibles.


Éxtasis

Aunque son varias las sustancias englobadas en el término drogas de síntesis, la más popular es el éxtasis (conocido técnicamente como MDMA 0 3-4 metilenedioximetanfetamina).

Se trata de una droga sintética, químicamente similar a la metanfetamina (estimulante) y a la mescalina (alucinógeno), aunque los efectos que produce no son claramente la suma de ambas.

El éxtasis tiene un efecto vigorizante y de aumento de la percepción a través de los sentidos, en especial del tacto, produciendo una sensación de bienestar, de cercanía, y de conexión con las demás personas.

Se ingiere por vía oral, generalmente en forma de pastilla, tableta o cápsula. Cada tableta puede contener una media de 60 a 120 milígramos de MDMA y suelen llevar dibujos impresos que facilitan su reconocimiento a los consumidores y que, además, da lugar a una auténtica jerga: love, delfines, pirulas, pastis, etc…

En los últimos años se ha detectado en el mercado español la presencia de una nueva forma de presentación del éxtasis llamada “cristal”, término que se utiliza para designar las sales cristalizadas de dicha sustancia. Se presenta en forma de polvo o de pequeña roca, y se consume preferentemente por vía oral, introduciéndolo en cápsulas o en un trozo de papel de fumar (“bombitas”), aunque también puede fumarse, inhalarse o inyectarse.

Esta nueva forma de éxtasis que pretende sustituir alas tradicionales pastillas presenta ventajas de producción, comercialización y distribución para productores y traficantes, y es más fácilmente adulterable.

No debe confundirse el “cristal” (éxtasis cristalizado) con el “crystal” (metanfetamina cristalina), pues son drogas distintas con efectos diferentes.

 

¿Cuál es su efecto inmediato sobre el organismo?

Las pastillas se absorben en el aparato digestivo, desde donde pasan al torrente sanguíneo. Sus efectos comienzan a sentirse a la media hora y duran entre dos y tres horas.

El éxtasis afecta al metabolismo del organismo, dificultando su propio proceso de eliminación, por lo que al ingerir nuevas dosis de MDMA para mantener los efectos buscados, pueden producirse concentraciones muy elevadas en sangre y agravar sus efectos tóxicos.

En el cerebro incrementa la actividad de ciertos neurotransmisores, como la seratonina (que regula el estado de ánimo, el sueño, las emociones, el apetito),  la dopamina (responsable del sistema de gratificación cerebral y, por tanto, de los efectos placenteros de las drogas) y la norepinefrina (potente estimulante cerebral y cardíaco).

Esto explica que se produzcan efectos como estimulación mental, emocional y motora, sensación de bienestar y de aumento de fuerza y “aguante” durante horas (que facilita la realización de ejercicio físico y el baile), así como un característico aumento de la percepción sensorial.

 

Efectos inmediatos

> Sociabilidad, euforia, desinhibición
> Incremento de la autoestima
> Locuacidad
> Inquietud
> Confusión, agobio
> Taquicardia, arritmia e hipertensión
> Sequedad de boca, sudoración
> Escalofríos, náuseas
> Contracción de la mandíbula, temblores
> Deshidratación
> Aumento de la temperatura corporal o “golpe de calor”

 

Riesgos y consecuencias que tiene el consumo de éxtasis

> El éxtasis puede producir, de forma inmediata, numerosos efectos adversos para la salud, desde náuseas, escalofríos, sudoración, visión borrosa o contractura involuntaria de los músculos de la mandíbula, hasta la muerte ocasionada por sobredosis.

> En las horas o días siguientes a la ingestión de la droga se produce una reducción de ciertas habilidades mentales, en especial de la memoria y de la capacidad del individuo para procesar información, lo que aumenta el riesgo de accidentes asociados a la conducción.

> La asociación del éxtasis a una gran actividad física, como bailar durante horas, puede dar lugar a un “golpe de calor” que consiste en un aumento de la temperatura corporal que puede provocar un fallo renal.

> En consumidores susceptibles, puede producir deshidratación, hipertensión y fallo cardíaco, así como ansiedad, agitación y comportamientos violentos o de riesgo.

> Los usuarios crónicos de éxtasis sufren daño en los procesos de atención, concentración y abstracción, pérdida de memoria, disminución del interés por el sexo, pérdida de apetito y una mayor frecuencia de alteraciones psiquiátricas como ansiedad, depresión, sintomatología obsesiva, ideación paranoide o transtornos de sueño.

Algunos estudios sugieren la posibilidad de que estos efectos no deseados de larga duración, que no desaparecen con periodos de abstinencia prolongados, ocurran tanto en casos de consumo habitual como de consumo esporádico.

Factores como la edad de inicio en el consumo, la dosis, la frecuencia, el uso simultáneo de otras drogas, así como otros factores ambientales y genéticos, son determinantes en la magnitud de los efectos producidos.

 

Efectos a largo plazo

> Depresión
> Transtornos de ansiedad
> Transtornos del sueño
> Ataques de pánico
> Agresividad
> Transtornos psicóticos
> Flash back, con alucinaciones visuales o auditivas

El éxtasis, como el resto de drogas, produce tolerancia, dependencia y síndrome de abstinencia. Así, alrededor de un 60% de usuarios reconocen haber presentado síntomas del síndrome de abstinencia que incluye, entre otros, cansancio, pérdida de apetito, dificultad de concentración, ansiedad y depresión, y un 40% admiten haber experimentado síntomas de dependencia.

 

Situaciones de especial riesgo

Todo consumo implica un riesgo pero éste es mayor en algunas circunsancias:

> Ingestión de dosis sucesivas: la repetición de dosis en una misma noche para mantener los efectos estimulantes puede elevar la concentración de éxtasis e el organismo y aumentar peligrosamente los efectos y riesgos.

> Condiciones ambientales: el consumo en espacios cerrados poco ventilados o en épocas cálidas aumenta el riesgo del “golpe de calor” que puede llegar a ser mortal.

> Actividad física intensa: el riesgo aumenta si se realiza ejercicio físico o si se baila durante periodos prolongados.

> Embarazo y lactancia: el consumo de éxtasis puede provocar daños en el desarrollo del feto y en el lactante.

> Adolescencia: el consumo es especialmente perjudicial en una etapa en la que el organismo (en especial el cerebro) se está desarrollando y madurando.

> Enfermedades asociadas: el consumo aumenta el riesgo de empeorar otras enfermedades como la epilepsia, diabetes, hipoglucemia, cardiopatías, hipertensión o transtornos psiquiátricos.

> Policonsumo: el consumo de éxtasis con otras drogas aumenta su toxicidad y el peligro de reacciones adversas.

 

 

Fuente:
Guía sobre drogas © Ministerio Español de Sanidad y Consumo
Secretaría General de Sanidad
Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

 

Página de origen de la imagen:
redcita.com


Ver:
>
Cannabis, hachís y marihuana – Efectos, riesgos, mitos y realidades   
> La cocaína, el maldito polvo blanco
> El alcohol, ¿qué tipo de droga es?
>
Cáncer bucal – El tabaco y el alcohol son el mayor riesgo – Los tumores orales están aumentando de manera especial entre las mujeres
> La Burundanga – Recomendaciones para no ser drogado – Los delincuentes sitúan objetos frente a la víctima para que ésta inhale el tóxico
   


Sección Salud

 

 

 

 

 

 

 

9 – 26-08-2017
8 – 28-06-2016
7 – 07-08-2015
6 – 10-12-2014
5 – 26-10-2013
4 – 12-09-2012
3  -27-01-2011
2 – 05-11-2010

1 – 10-01-2010