Hombres que mantienen relaciones con hombres y citología anal periódica

La citología anal periódica sirve para la detección precoz del Virus del Papiloma Humano

[En Masculino / Salud]
 

La Unidad de Proctología y Estética Proctológica de la Clínica Tufet de Barcelona, centro de referencia en todo tipo de especialidades estéticas, recomienda a los hombres que mantienen relaciones con hombres someterse a una visita proctológica y a una citología anal anual.

Este simple test podría detectar de forma precoz la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) de alto riesgo, causa de lesiones precancerosas ano-genitales y responsable del cáncer de ano. Este tipo de Virus del Papiloma Humano tiene una incidencia de entre el 60 y el 80% entre este grupo de población. En países como Canadá, Australia y Estados Unidos se recomienda la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano en los varones de entre 9 y 26 años, mientras que en nuestro país sólo se lleva a cabo en las niñas de entre 11 y 12 años.

 

Infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH)

La infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) es la enfermedad de trasmisión sexual más frecuente en el mundo: afecta al 20% de la población de entre 15 y 50 años y más del 50% de las personas sexualmente activas resultan infectadas al menos una vez en su vida por el VPH a través del contacto sexual genital, anal y oro-genital.

El VPH tiene distintas consecuencias para la salud según el tipo, en algunos casos discurre de forma asintomática y en otros origina patologías como condilomas (verrugas a nivel genital, anales y perineal) y displasias (lesiones precancerosas) que pueden evolucionar en cáncer de ano, de cérvix y vulva, o en cáncer de oro-faringe.

“El mayor pico de prevalencia del Virus del Papiloma Humano (VPH) se registra en mujeres de entre 20 y 24 años y en hombres de entre 25 y 35 años, ya que la presencia del VPH está directamente relacionada con la actividad sexual y el número de parejas sexuales. Es decir, cuantas más relaciones sexuales con personas diferentes, más riesgo de contagio. Sin embargo la mayor incidencia de infecciones por el VPH se encuentra en hombres que tienen relaciones con hombres -en este grupo de población la prevalencia se sitúa entre el 60 y 70%- y en hombres que tienen relaciones con hombres que son seropositivos aún es mayor.

En este grupo de población la incidencia del VPH de alto riesgo, el tipo de VPH causante de lesiones precancerosas ano-genitales, alcanza hasta un 80%. Por eso, es aconsejable que los hombres que tienen relaciones con hombres se sometan a una citología anal anual para detectar precozmente la infección por el Virus del Papiloma Humano, tratarla y prevenir sus consecuencias. Al detectar precozmente la infección por el Virus del Papiloma Humano en general y de las cepas del alto riesgo en particular esta sencilla prueba contribuiría a reducir las más de 1.000 muertes anuales por cáncer de ano que el VPH causa en este grupo de población”, afirma el Dr. Loris Trenti, especialista en proctología.

 

Citología 

La citología, a la que ya se someten anualmente las mujeres para hacer frente al cáncer de cérvix y de vulva, es una prueba diagnóstica indolora que detecta si existe o no una infección por el VPH. Si la hay, también establece el tipo de cepa de VPH evaluando si se trata de una infección de bajo o alto riesgo que pueda derivar en una displasia. “La displasia es una lesión en la piel de los genitales y del ano consecuencia de la infección crónica del VPH que se adentra en las células de la zona afectada hasta transformarlas. Es la lesión que precede al cáncer y hay varios tipos: la de bajo grado que únicamente debe controlarse de forma regular y la de alto grado que ha de ser tratada para evitar que derive en enfermedades más graves. Cuando se detecta, se recomiendan visitas al ginecólogo o al proctólogo de forma regular para realizar un control ya que la displasia tiene una gran reincidencia”, señala el Dr. Loris.

La citología anal anual también se recomienda en pacientes que tienen un historial de condilomas genitales o anales o algún antecedente de infección genital del VPH. En la infección del VPH son factores de riesgo: el número de parejas sexuales, el tabaco -que acelera la progresión de las displasias-, tener antecedentes de condiloma, la homosexualidad y factores de inmunodepresión como el VIH y la toma regular de corticoides.

 

Los beneficios de la Anuscopia

Para optimizar el diagnóstico y tratamiento de la infección por el Virus del Papiloma Humano, la Unidad de Proctología y Estética Proctológica de la Clínica Tufet, cuenta con la anuscopia de alta resolución. “Este aparato incrementa hasta 40 veces la visión de la zona para evaluar con gran exactitud la presencia de displasias originadas por el VPH y practicar, si es conveniente, una biopsia o tratarlas con láser, electrocoagulación, unos tratamientos ambulatorios de unos 15 minutos de duración.

En muchos casos estos controles tendrán que repetirse cada cuatro a seis meses hasta que asegurar que la lesión ha desaparecido completamente, porque existe una recurrencia hasta en un 60% de los casos. La anuscopia es también muy aconsejable: la citología puede salir negativa a pesar de estar presente la infección. Es algo que ocurre en un 20% de los casos, por eso esta es la anuscopia es la prueba diagnóstica de gran valor en los pacientes de alto riesgo”, precisa el especialista.
 

¿La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano también en hombres? 

En España en la actualidad se recomienda la vacuna del Virus del Papiloma Humano en las niñas de 11 o 12 como medida para prevenir el cáncer de cérvix y el cáncer de vulva, pero en muchos países como Canadá, Estados Unidos, Israel y Australia, entre otros, también se aconseja vacunar a los varones de entre 9 y 26 años.

“En Estados Unidos cada año se registran unos 11. 000 casos de cáncer (de pene, ano, recto, boca, garganta) en hombres a causa de infecciones por el Virus del Papiloma Humano. Nos hemos enfocado en la prevención del cáncer de cérvix, pero la incidencia de cáncer de ano está creciendo en los últimos años. En ciertos países la vacuna contra el VPH se recomienda hasta los 26 años en varones y en varones que tienen relaciones con hombres hasta los 26 años ya que no tiene efectos secundarios. Se suele administrar en niños porque aún no han tenido relaciones sexuales y así quedan protegidos en caso de contacto con el virus, pero también se ha detectado cierto efecto protector dela vacuna en adultos y jóvenes que ya han tenido relaciones sexuales. En los países en los que se ha aplicado esta política preventiva la reducción de la incidencia del VPH y sus consecuencias ha sido notable”, precisa el Dr. Loris.

 

Sílvia Díez
Departamento de comunicación de la Clínica Tufet  
comunicacion2@clinicatufet.com

Página de origen de la imagen:
SentidoG.com

 

VER:
> Aumento de las infecciones de transmisión sexual – Lo que se debe saber  

> El virus del papiloma humano – Responsable de todos los casos de cáncer de cuello de útero  
> Los adolescentes están practicando el juego sexual del ‘muelle’ o ‘la ruleta sexual’ – Fuerte riesgo de transmisión de gonorrea, sífilis, VIH o virus del papiloma humano    
> La vacuna del virus del papiloma humano (VPH) – Teresa Forcades: “Que se retire inmediatamente la vacuna del papiloma del calendario de vacunaciones infantiles”  

 

 

 

 

2 – 07-08-2018
1 – 24-10-2017