Energías renovables – Penalizadas en España

 

[Medio Ambiente]  

 

Auditorio Colegio de Arquitectos de Catalunya, Barcelona (España)
Conferencia “Arquitectura y sostenibilidad”
Barcelona 9 de julio

energias-renovables-penalizadas-550

El desarrollo y la implantación de las energías renovables es una buena manera de contribuir al ahorro energético en general, y en particular si se aplica en edificios, industrias, etc., y puede impulsar el fomento de la autonomía energética.

Actualmente el gobierno de Madrid está preparando una ley que no solamente no ayuda a la implantación y desarrollo de las renovables sino que incluso «penaliza» su instalación.

El lobby electrico presiona para que se apruebe esta ley por encima de la oposición de los grupos ecologistas y las dudas y oposición de la comunidad europea.

Este encuentro ha sido convocado para hablar de cómo construir la nueva cultura energética y cómo defender el nuevo modelo energético.

“Arquitectura y sostenibilidad” ha sido organizada por Aus (Agrupació d’Arquitectura i Sostenibilitat del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya). Núria Pedrals, arquitecta y presidenta de Aus, ha presentado a los dos ponentes: Albert Puig y Dolors Clavell.

Núria Pedrals ha comentado el proyecto de la nueva ley que penaliza y boicotea la implantación de energías renovables “hay que intentar hacer alguna cosa para modificar el monopolio de las grandes compañías”, ha sugerido.

energias-renovables-penalizadas-albert-puigAlbert Puig, ingeniero industrial especialista en energías renovables, ha afirmado que el actual modelo energético ya da síntomas de caducidad: “Hemos consumido en poco tiempo lo que la Tierra ha generado con millones de años. Estamos hablando de una crisis energética, aunque el problema no es sólo la energía, se podría ir a buscar en el modelo económico”.

“Nos tendríamos que plantear nuestra relación con el Planeta”, ha dicho refiriéndose a los vertidos de gasoil en el mar, a la emisión de CO2, y al Protocolo de Kioto que reguló la compra y venta de emisiones. “Si un país tiene dinero, compra la opción a contaminar. España es el segundo país que más está comprando derechos de emisión de CO2, ha puntualizado Puig.

El ponente nos alerta que los recursos que se están usando ahora son finitos, p.e., el petróleo puede durar unos 40-50 años. Otro problema es la dependencia de unos países con otros con respecto a la energía. España tiene un nivel de dependencia del 88%.

“Hay que ir a la reducción del consumo para salvar el Planeta. No está escrito que el crecimiento económico sea igual a bienestar. No se puede crecer de forma indefinida en un Planeta finito. Se tendría que recuperar el control del sector energético y nacionalizarlo”, ha continuado Puig.

“Pienso que hay que ir a un nuevo modelo basado en las renovables, aunque no se puede mantener el nivel de consumo sólo con ellas. Habrá que hacernos a la idea de que no podremos tener más el mismo nivel de vida que ahora tenemos. Se tendrá que evitar que se fabriquen productos con fecha de caducidad (lavadoras, impresoras, neveras…), de hecho ya están apareciendo cooperativas para hacerse las cosas uno mismo o arreglar las que no funcionan. También están aumentando las tiendas de segunda mano.

Habrá que desarrollar la energía solar, las centrales de biomasa, las que funcionan con agua, aprovechar los tejados para la energía solar… No tenemos cultura de ahorro energético y para empezar tendríamos que hacer que la energía fuera visible. Gastamos millones importando energía. Pensemos que la energía solar no tiene coste de generar, tiene costes de implantación.

No me imagino a nadie queriendo poner un impuesto al sol. Con las renovables no se tendría que especular. No obstante se teme que los lobbies intenten apropiarse de ellas.

Hay que tender a un modelo respetuoso con el medio ambiente, al servicio de la gente y basado en el ahorro”. Ha finalizado Albert Puig.

 energias-renovables-penalizadas-dolors-clavellDolors Clavell, abogada especializada en Derecho Administrativo y miembro del Consejo Rector SOM ENERGIA SCCL., ha dicho que ve positivo que estemos sujetos a un marco de normativa europea. “La regulación del sistema energético español, especialmente el eléctrico, es de confusión estratégica. Es un enjambre de normas que sólo entienden los expertos. Un galimatías que cuesta entender. Cuando el sistema se enfrenta a la producción de energía y cómo colocarla en el mercado, este sistema de opacidad favorece el oligopolio UNESA.

El gran tema es que en el pool diario la energía se ha de introducir mientras se usa: primero entra la nuclear, después la eléctrica, las renovables, el carbón y el gas; por este orden.

En precio en el que entre la última de las energías es el más caro y hay mucho interés en que entre. Se ha observado que en determinados momentos se baja la entrada de la energía nuclear y la hidroeléctrica para que entren las últimas y de esta forma sube el precio.

Este juego no lo controla nadie y tendría que formarse una comisión que supervisara la entrada de energías”, nos ha informado Clavell.

La abogada ha continuado diciendo que “la distribución de la energía se considera un monopolio natural y el territorio español se lo dividen entre cinco empresas: Endesa Energía XXI, S.L., Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U., Unión Fenosa Metra, S.L., Hidrocantábrico Energía Último Recurso S.A.U., y E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L. Nadie más puede ser distribuidor”.

Clavell pregunta «¿de quién son las redes? Por ejemplo, el Ayuntamiento de Barcelona es titular de la red del agua aunque se la de a distribuir a Agbar. En cambio en las redes eléctricas sucede que las empresas privadas ostentan la titularidad de las redes de forma gratuita, sin haber pagado nada por ello”.

Dolors Clavell nos plantea grandes temas: «

> Red de distribución sin que tenga diferentes distribuidores.

> Autoproducción. Yo produzco y la utilizo. La regulación de la autoproducción no está aprobada. Tengamos en cuenta que el peaje de respaldo de la autoproducción, si se aprueba, resulta más caro que si se utiliza la energía de la red.

> Ahora todo el mundo tendrá que pagar los costes del sistema. Tendrá que haber transparencia en los costes y ganancias.

> Somos el tercer país más caro de Europa en energía. ¿Cómo puede ser que paguemos más y sigamos acumulando déficit?”.

Después de oír todo esto nos preguntamos qué podemos hacer para que no nos tomen más el pelo las grandes compañías distribuidoras de energía…

> Ir a otras compañías que no sean de UNESA,

> Reducir la potencia,

> Informarnos sobre cooperativas como somenergia que produce renovables y parece que también es un movimiento social; autoproducción, autogeneración distribuida…

Clavell ha terminado su ponencia diciendo que “Las energías renovables son el futuro sí o sí y podrían acabar en manos del oligopolio. Tenemos que estar vigilantes y tenemos que reducir nuestro consumo”.

 

 

leo-oct-2013-200

 

 

 

 

Leonor Sedó
Barcelona, 09-07- 014

 

Ver:
Qué hacer cada día para ahorrar energía – I 
Qué hacer cada día para ahorrar energía – II
Formas de ahorrar energía 

 

Página de origen de la imagen principal:
muestracine.wordpress.com