El ‘token’, la revolución del blockchain – Concepto transformador

 

[Barcelona Eventos / Empresa – Información Digital]

 

Palau Robert, Barcelona
12×12 ‘El token, la revolución del blockchain’
21 de marzo de 2019

Fotografías: ©2019 L. Sedó & Marisa Ferrer P.

“Un token es una unidad de valor que una organización crea para gobernar su modelo de negocio y dar más poder a sus usuarios para interactuar con sus productos, al tiempo que facilita la distribución y reparto de beneficios entre todos sus accionistas”. Del libro ‘The business blockchain’, de William Mougayar.


La Tertulia Digital de hoy se ha centrado en el token. Los tertulianos, Montse Guardia, General Manager at Alastria Blockchain Ecosystem; Jaume Catarineu, CEO Ubiquat Technologies, prof. EADA; y Quirze Salomo, CEO Cryptofranchise, nos han introducido en este mundo tan nuevo de esta unidad de valor digital que va ligada al blockchain y que todo hace pensar que tiene un futuro espléndido.

El acto ha estado organizado por Tomás Cascante, director de 12×12 Congress, presidente de Tertulia Digital, editor de BARCELONADOT, Director de Maresme Digital Radio, y Advisor at Graus TIC & APTICC.

Jordi Marin, moderador del acto ha introducido a los ponentes que nos han dado, del token, un punto de vista transversal de los diferentes ámbitos a los que puede afectar, otro de cómo puede influir a la ciudad y a los ciudadanos y un tercero, que nos ha dado una idea de cómo repercutirá en el mundo de los negocios.


Fotografías: ©2019 L. Sedó 

Montse Guardia, del consorcio que acaba de crear Alastria, nacido en 2017 de la unión de nueve empresas y un emprendedor (tres empresas del sector de la energía, tres bufetes de abogados y empresas competidoras de bancos).

Alastria, asociación sin ánimo de lucro, nació con el objetivo de innovación y a día de hoy tiene 404 socios. Nos hemos asociado universidades públicas y empresas privadas y estamos trabajando con Europa y Latinoamérica. Estamos en un mundo de cambio en el que tenemos que ser curiosos y tenemos que telecomunicar -las distancias cada vez se hacen más cortas- aplicando rigor y medida”, explica Guardia.

La experta nos informa de que el blockchain cambia la arquitectura digital que teníamos como normal hasta ahora. “Es una arquitectura nueva, en malla, donde todos los nodos tienen la misma información y puede ser que tengan el mismo poder de información. No es centralizada, es inmutable. El algoritmo de matemáticas ya encripta desde el inicio, es mucho más segura y no permite cambiar los datos, si alguien lo hace hay una alerta.

Tenemos mucha más seguridad de informacioón con esta arquitectura digital distinta. Si alguien manipula, se sabe, estamos definiendo una nueva forma de comunicar con más rigor. Mejoramos el mundo digital tokanizando. Definimos un objeto físico como un objeto digital unívoco al que le podemos incorporar condiciones contractuales o cláusulas, que se automatiza reconociéndose con la ‘identificación digital’.

Cuando hablamos de un token tenemos que decir para qué sirve, que características tiene y su propósito.

Las características se traducirán matematicamente, por ejemplo el diamante es el primer token. Un diamante es único cuando lo medimos. Hay 5 variables a tener en cuenta: cuarzo, quilates, talla, claridad y color. Después están las clausulas contractuales (smarts contracts) y el registro de identificación.

Otro token podría ser el certificado de estudios, si realmente hemos hecho o no un máster, por ejemplo; o lanzar un negocio y dar tokens de utilidad a los clientes para reconocer su inversión, aunque no sirven como valores (tokens de seguridad)”, nos informa Montse Guardia.


Fotografías: ©2019 L. Sedó 

Jaume Catarineu, de la empresa Ubiquat, especializada en aplicar este tipo de aplicaciones a la ciudad y que ya tiene experiencia en la utilización de monedas digitales locales desde hace seis años.

“Una smart city es muy amplia: energía, movilidad, eficiencia en el transporte y energética. Hay otros aspectos como la relación de las personas entre ellas y lo mismo entre las empresas y entre las administraciones y los ciudadanos.

El nuevo paradigma que nos abren las tecnologías blockchain y que nos interesa desarrollar en una ciudad son dinamismo económico, identidad, cohesión social y comercio local. Si se pierde el comercio local, por ejemplo: una calle en que van cerrando comercios, en esta calle con pocos comercios, llegará un momento que la gente no va a pasar.

Con aplicaciones blockchain se puede estimular la corresposabilidad de los vecinos y que existan más proyectos comunes de la propia sociedad que ahora no están digitalizados”.

Nos explica que en el token (una de las aplicaciones del blockchain) existen hoy dia dos tipologías básicas: fungibles y no fungibles.

Las fungibles son indistinguiblemente intercambiables: Te doy un euro, o tu me das un euro, sigue siendo un euro.

Las no fungibles, son activos, objetos que no sean completamente indistinguibles. Uno de los primeros no fungibles fueron los CriptoKitties, figuras digitales únicas de varios tipos de gatos que se pueden comprar con tokens digitales únicos, hacerlos criar, cuidar o vender. Esto lo desarrolló Axiom Zen y fue uno de los primeros intentos de implementar la tecnología blockchain con fines recreativos y de ocio.

Según lo informado por CNET, el 896,775th CryptoKitty, llamado Dragon, se ha vendido por 600 Ethereum (ETH) o el equivalente de 172,000 dólares en el momento de la venta.

“El nuevo coleccionismo será el token único u objetos únicos no fraccionables. El coleccionismo de activos digitales será la nueva filatelia del siglo XXI”, vaticina Catarineu.

Según el tertuliano, los activos digitales fraccionables tienen una cotización. Se pueden digitalizar aspectos de nuestra vida que queramos que sean fraccionables: dinero, tiempo, reputación, energía, u objetos únicos: un coche, una casa, un diamante, contratos, certificados…


Fotografías: ©2019 L. Sedó

Quirze Salomo, de Cryptofranchise, está convencido de que “vamos a pasar de intercambiar una moneda física a intercambiar lineas de código informático que pueden disparar cantidad de cosas inteligentes. Los departamentos de marketing e innovación de las empresas tienen mucho que hacer.

En el mundo del retail hay una gran disrupción con Amazon y demás. La mayoría de los problemas vienen de la disrrupción entre el negocio online y el de la calle. Creemos que lo mejor sería que hibridáramos los dos negocios hasta que llegue el momento en que no sepamos si estamos online o no. El token es la mejor herramienta que existe para que esto pase.

El usuario que trabaje con token de la propia compañía, tokenalizará la propia clientela. En el mundo del retail existe la franquicia, si se tokenaliza el contrato de franquicia (criptofranquicia), un activo serían los derechos de franquicia y se pueden capitalizar. Es una manera de financiar empresas que se dediquen al retail y franquicia.

La gran revolución son los utility tokens, son una irrupción financiera muy grande y a los bancos les da miedo. Hay bancos que ya los están lanzando. Iremos viendo que las ICO (Oferta Inicial de Monedas) no están muertas. Dado que el mercado es muy volátil han pasado unos meses muy malos pero vendrán otras arquitecturas financieras.

El mismo token que sirve para tus derechos de franquicia sirve para fidelizar a tus clientes. Starbucks y McDonalds ya están haciendo campañas para lanzar sus propias monedas”, nos informa Salomo.

Fotografías: ©2019 L. Sedó & Marisa Ferrer P.

Ha seguido una mesa redonda y un turno de preguntas de los asistentes. Por lo que hemos oído vamos hacia un mundo sin moneda física, un mercado de intercambios, lo intangible se abre camino y un ecosistema de valores aparece en nuestro horizonte.

 

 

 

 

 

 

 

 

Leonor Sedó
Barcelona, 21-03-201

 

Página de origen de la imagen principal:
Blockchain WTF