Francesc Macià In Love / El arte de la seducción – Un evento de Yusimy

 

[Barcelona EventosTendencias

 

Yusimy & Are You Image Consulting, Barcelona
Francesc Macià In Love
7 de mayo de 2014

yusimy-mayo-2015-550-8

Quedamos a las siete en la terraza del Sandor. Allá, ante un par de cañas y unas patatas fritas, vemos desfilar durante una hora un sinfín de modelos ‘primavera-verano’, y también algún que otro ‘otoño’. Compruebo que todo sigue, más o menos, igual. Hoy las nuevas generaciones comparten las sillas de mimbre con los ‘jóvenes de ayer’. Sin embargo, los cachorros perpetúan el mismo tono dorado de sus cabellos (bueno, no todos),  el mismo bronce en su cara, el mismo look (adaptado, eso sí, aunque no dejan de ser variaciones sobre un mismo tema ‘ad aeternum’), el mismo pelo lacio, y el mismo pelo ondulado (ellos y ellas). Desfilan sin cesar ejecutivos, no sé si agresivos, pero sí con cara de pocos amigos; parejas de la tercera edad impecables los dos y muy, muy delgadas ellas; jóvenes paseando a sus perros, de raza, naturalmente; mayores también con mascotas, pero reparo en que, en esta franja de edad, tienen menos pedigrí; zapatillas de deporte en un porcentaje escalofriante, combinadas tanto con ropa ‘casual’, como…¡con americana azul marino! (sí, y aunque parezca increíble). Y runners, muchos runners. (Y una mujer muy maquillada, y que habla sola, recorre la acera por quinta vez). De pronto advertimos que en esta pasarela más de un veinte por ciento del personal es muuuy alto.

«Dicen que es cosa de la alimentación durante la etapa infantil», le deslizo a Leo.
Y así, casi sin darnos cuenta, caen las ocho. El cielo sobre la Plaça Francesc Macià anuncia que acaba la tarde. Bienvenida sea la noche y sus misterios. Nos han prometido un ‘Fashion Event’ muy especial: ‘Francesc Macià in Love. El Arte de la Seducción’. «Un mundo pensado para que encontremos nuestro lado más provocativo», dicen. Pues allá vamos.

yusimy-mayo-2015-550-6
Fotografías: ©2015 Leonor Sedó

El evento, organizado por Yusimy & Are You, se celebra en un fantástico local sito en el número tres, primer piso, de la emblemática plaza. Nos recibe Yusimy Chovell, directora de Yusimy Events, agencia de eventos, marketing y RRPP, azafatas, modelos y asesoría de imagen. Nos explica que la marca cuenta con una cartera de más de 50 clientes de prestigiosas empresas, tanto nacionales como extranjeras, entre ellas la premiadísima ‘Master’s Gin’, su último fichaje. Igualmente apunta que, en colaboración con GIMPERA Models, han creado una ‘Fashion School’: un novedoso y efectivo sistema de formación para todas aquellas personas que quieran abrirse camino en el mundo del modelaje. Una de sus particularidades es que se trabaja con niños a partir de 14 años: «Pero siempre de acuerdo con los padres. Primero nos entrevistamos con ellos y después con los chicos. No nos vale que acuda a nosotros un joven y nos diga aquello de ‘quiero ser modelo’. Sólo si vemos que tienen aptitudes, nos ponemos a trabajar».

Tras el cava Miró de bienvenida, y después del obligado photocall, nos dirigimos al salón principal.
El numeroso público charla animadamente y se interesa por los artículos que se allí se exponen. ‘Orion’, ropa sexy para hombre y mujer, nos ofrece prendas atrevidas y lúdicas, así como complementos de todo tipo: antifaces, lubricantes, zapatos imposibles para una noche especial, pompones, ropa interior de escándalo, esposas, fustas y látigos… Un carrusel de abalorios para nuestros encuentros más íntimos.

Me detengo ante una curiosa colección de tangas para hombre: tanga-pájaro, tanga-cerdito, tanga-muñeco de nieve… Y el tanga-alce, diría yo que para los más dotados.

yusimy-mayo-2015-550-4
Fotografías: ©2015 Leonor Sedó

Mientras admiro las muestras, un asistente me susurra: «Hay que poner salsa en nuestras vidas».
-Pssí… Pero es que estos no me convencen demasiado y…
-Mi hijo me regaló uno como ese por mi cumpleaños y nos partimos de risa.
-Sí.
-¡Pero no me lo he puesto nunca! (¡ja, ja!)
-Ya.
-Bueno, pues aquí hay otras cosas que quizás te gusten más. A mí este rollo no me va, aunque puede que a ti…sí.

Se trata del espacio que ocupa el tan en boga BDSM (Bondage, Disciplina, Sadismo y Masoquismo).

-Pues… ¡qué quiere que le diga!

Cambiamos de ambiente.

En la estancia contigua le están planchando el pelo a una joven con unas ‘Iso Beauty’, de fabricación americana «¡y con sólo 48 W de consumo!», me aseguran. Me acerco un poco más y observo fascinada una melena morena, interminable, interminable… Los representantes de la marca me animan a comprobar sus bondades: el pelo queda perfecto, tanto para conseguir un liso asiático, como para crear ondas de sirena. Lo que resulta increíble es que no abrase la cabellera. Y aún, en las peores condiciones de humedad (rocían el mechón con agua), la forma se mantiene intacta. Ni rastro del tan odiado encrespamiento. Una y otra vez se deslizan las planchas basculantes, de la raíz a las puntas, de la raíz a las puntas… a lo largo de la melena de Glauca.

Al fondo, una tarima, un sofá plateado y focos profesionales.

yusimy-mayo-2015-550-2
Fotografías: ©2015 Leonor Sedó

«Es para la sesión de ‘bodouir’ de las nueve. Las fotos las hará Sergi Pérez Fernández», nos anuncia una de las organizadoras del evento

-¿Y qué es el ‘bodouir’?

-Fotos sensuales. No se enseña nada, pero se insinúa. Vamos a invitar al público a que suba y a que se haga fotos sugerentes

-¡Fantástico!

-Después la doctora y escritora Francisca Aina Sastre*, nos hablará de su libro: «Dulceees y afrodisíííacosss: del postre a la seeeeducciónnn» y… ¡con recetaaas para animaaar nuestra vida sexuuualll!

-¡Vaya!

-Y, como habréis visto, todo ello acompañado de un cava estupendo, un gintónic insuperable y unas fresas afrodisíacas, que serán el complemento perfecto para una velada inolvidable.

-¡Qué bien!

Me asomo al balcón con vistas a la plaza. Los coches dan vueltas, y vueltas, y más vueltas…

yusimy-mayo-2015-550-5
Fotografías: ©2015 Leonor Sedó

Por fin, llega la hora del tan esperado ‘bodouir’.
Sergi, el fotógrafo especialista en esta técnica, anima al público a montarse en el sofá de plata. Al principio reina la timidez, pero al cabo de unos segundos la cosa se pone en marcha. Primero se atreven las mujeres, luego algún hombre y, al final, también dos parejas. Las instrucciones de Sergi consiguen relajar hombros, sacar pecho, entornar los ojos, poner ‘morritos’… ¡Y hasta consiguen inmortalizar algún ‘pico’!

Tras la sesión, un hombre y una mujer alunizan en la tarima para ofrecernos una demostración de sevillanas sensuales.
El azar ha querido que entable conversación con Verónica, responsable de ‘Go&Style’. Una mujer delicada y serena que me dice que, además de ser editora de moda, ha bailado flamenco profesionalmente durante 18 años y que ella, de sevillanas, entiende un rato.

«Fantástico! ¡Pues ya me harás una crítica del baile de la pareja que yo, de sevillanas, nada de nada», le digo.
«Están bailando muy sensualmente. En las sevillanas, el hombre siempre resaltará los movimientos de la mujer, y él lo hace», observa Verónica.

-¡Como en el tango!

-Sí, exactamente. En las sevillanas, como en el tango, el hombre complementa los movimientos de la mujer.

-Si dos personas, aunque no se conozcan de nada, se ‘entienden’ bailando ¿garantía de que también se entenderán en la cama?

– (¡Ja, ja!) ¡Sí, claro! El ritmo en la cama es un ritmo similar al ritmo del baile.

Se une a nosotras Jennifer, la chica de la melena oceánica a la que planchaban el pelo.

«¿Y qué ritmo es eseeee?», se interesa Jenni.

«Pues así». Verónica simula cabalgar. «Es como si montaras a caballo. También sé mucho de caballos», añade la improvisada amazona.

«¡Claro! (¡ja, ja!) ¡Así! ¡Así! ¡Tacatac! ¡Tacatac!…» Verbaliza Jenni para mostrarnos la doma.

Jordi, que también se ha unido al grupo, contempla sonriente la escena y, aunque no añade ningún otro detalle que enriquezca un poco más el ejercicio, parece que el movimiento le divierte.

Después de taconeos y posturas eléctricas, los sudorosos danzantes descienden de la tarima envueltos en una lluvia de aplausos.
yusimy-mayo-2015-550-3-ok
Fotografías: ©2015 Leonor Sedó

Durante el descanso me entero de que Jenni es una escritora tinerfeña en busca de editor. Que su libro, al que aún le falta pulirlo un poco, se titula: «Cómo cambiar el mundo según yo».
Hablamos de su tierra y de su gente, de su tempo pausado y alfabeto suave, y también de sus maravillosos paisajes. Le cuento memorias de allá y me demoro. Pero ya no hay tiempo para más, y me apeo del Teide. Son casi las diez.
Acaba de llegar Francisca Aina Sastre, doctora en Neurociencia y especialista en Medicina Estética, Nutrición y Antiaging.
El equipo de Yusimy nos invita a pasar a la sala de conferencias.

«Dulces y afrodisíacos: del postre a la seducción» es un libro sobre divulgación científica y cocina afrodisíaca, más concretamente basada en los postres, en dulces y algunas bebidas con estimulantes naturales de la función sexual, y que ya va por la segunda edición.
Se dan a conocer temas (con base científica demostrada), relacionados con la química del amor, las bases biológicas del enamoramiento, el papel de la belleza en la atracción sexual, los beneficios del sexo para la salud, consejos para conseguir una sexualidad longeva, la importancia del olfato en la química de la pasión, cómo conseguir un ambiente seductor, el origen del acto de besarse y de cómo puede influir en la salud, entre otros.

El libro incluye una lista de afrodisíacos naturales y el secreto de la SANDIAGRA ®, producto alimentario que se elabora a partir de una parte de la sandía que normalmente se desecha: la cáscara blanca. En el 2008 un grupo de investigadores de la Universidad de Texas reveló que esta parte de la sandía tenía los mismos efectos que los fármacos usados para la disfunción eréctil tales como la Viagra. El único problema era cómo ingerirla sin dificultad. En este volumen se explican maneras de disfrutar del producto, principalmente en forma de postre. Al parecer, el aminoácido que favorece la estimulación genital al ingerir la SANDIAGRA sirve tanto para ellos, como para nosotras.

yusimy-mayo-2015-550-7
Fotografías: ©2015 Leonor Sedó

También nos enteramos de que la voz, cuyo tono depende de los niveles de testosterona, influye en que alguien nos guste más, o menos; que un primer beso puede significar el éxito o el fracaso en una relación; que la dopamina (un neurotransmisor cerebral que se relaciona con las funciones motrices, las emociones y los sentimientos de placer) reside en el cerebro, pero también en el chocolate, y de que las feromonas (sustancias químicas secretadas por los seres vivos con el fin de provocar comportamientos específicos en otros individuos de la misma especie) juegan un importante rol en el complejo mundo de la seducción.
Tras los consejos para mantener viva la llama del amor, la experta nos ha animado a preparar recetas con las cáscaras blancas de la sandía, sin olvidar algunos detalles como propiciar un ambiente agradable y, sobre todo, disfrutar del buen sexo y en buena compañía.

Me asomo de nuevo al balcón. Quizás sólo sea un espejismo pero diría que el tiovivo gira a un ritmo más lento. Puede que haya comido demasiadas fresas con chocolate.
Son casi las once.

Me despido de mis amables anfitrionas y de mis nuevos amigos: ‘Ha sido un placer’.

Es un placer salir a la calle a esa hora.  ‘La calle desierta, la noche ideal…‘.  ‘Tac, tac’ (que no ‘tacatac, tacatac’). ‘…bleading me, leading me, going home’. Mis tacones me llevarán hasta mi casa. Y no le daré más vueltas.  

 

 

tacones-300

 

 

 

 

 

 

Marina Torné
marina.torne@gmail.com

Barcelona, 07-05-2015

 

____________________

*Francisca Aina Sastre, es Doctora en Neurociencias, por la Universitat Autònoma de Barcelona, Máster en Neurociencias por La Universidad Pierre et Marie Curie de Paris, Diplomada en Nutrición Dietética y Terapéutica por la Universidad de Paris, Máster en Medicina Biológica y Antienvejecimiento por la Universidad de Alcalá de Henares, Experta en Medicina Psicosomática y Psicología de la Salud y Experta en Medicina Estética, con publicaciones científicas en revistas de alto impacto.