Soja, isoflavonas, fitoestrógenos y menopausia

 

[Activa tu salud]  

 
La menopausia suele ir asociada a síntomas como sofocos, irritabilidad, palpitaciones, sequedad vaginal, retención de líquidos e incremento del riesgo de padecer osteoporosis, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer. En diferentes estudios se ha puesto de manifiesto que en las mujeres asiáticas se da menos incidencia de estas alteraciones. Ello es muy posible que sea debido al gran consumo de soja que realizan a lo largo de la vida.

 

Propiedades de la soja

Las habas de soja contienen isoflavonas, filatos, lecitina, saponinas, fitosteroles, inhibidores de proteasas, minerales, vitaminas, fibra y ácidos grasos; que actúan en el organismo de forma sinérgica y equilibrada. La soja tiene también propiedades reguladoras del metabolismo.

En el mercado existen diferentes productos con algunos de los componentes de la soja, como p.e., las isoflavonas. Lo que ocurre es que la soja es un alimento que tiene equilibrados todos sus componentes y si tomamos sólo el concentrado de algunos de ellos, este equilibrio desaparece.

Tomar una parte de los componentes de la soja en comprimidos es una alternativa sustitutoria, pero no es lo mismo que consumir soja.

Lo ideal sería incorporar esta legumbre dentro de una dieta variada. Los productos tradicionales fermentados de soja son: miso, tempeh, natto, shoyu y tamari; el tofu es un producto procesado y menos saludable.

El Edamame (los granos verdes de soja inmaduros) contiene menos toxinas de las que se encuentran en los granos maduros, y por tanto, se pueden comer de vez en cuando. Estos productos se pueden consumir de la misma forma que se comen en Asia, en pequeñas cantidades usadas como condimento, no como comida principal.

Tengamos en cuenta que los brotes de soja, no son saludables ya que la germinación a corto plazo incrementa los antinutrientes de la soja. En contraste, la germinación a largo plazo más la fermentación los disminuye, eliminándolos casi por completo.

 

Isoflavonas

Las isoflavonas son sustancias químicas vegetales. Existen más de 1000 variedades diferentes, pero en la soja es donde se hallan en mayor concentración: 100 gr de soja pueden contener hasta 300 mg de isoflavonas.

Se ha comprobado que las más efectivas para combatir algunos de los efectos de la menopausia son: la daidzeína, la gliciteína y la genisteína. Son sustancias que actúan como reguladores hormonales, o sea, que son capaces de ejercer como estrógenos cuando el nivel de estas hormonas es bajo en el organismo. Al mismo tiempo actúan como antiestrogénicos cuando los niveles son altos.

La toma de extractos de isoflavonas aisladas debe hacerse con precaución y bajo control médico. Los especialistas no recomiendan su consumo en dosis altas a mujeres posmenopáusicas con tumores de origen hormonal, ya que no existen suficientes estudios sobre los efectos de su ingestión a largo plazo.

 

Los fitoestrógenos

Los fitoestrógenos son compuestos químicos que se encuentran en los vegetales y son similares a los estrógenos humanos. Su actividad química es parecida a la de las hormonas animales y están en pequeñas cantidades de alimentos como cereales, legumbres, hortalizas y granos de soja.

En la naturaleza existen diferentes fitoestrógenos: los lignanos (semillas de lino, cereales integrales y legumbres), los cumestanos (alfalfa, lentejas y frijoles), y los indoles (verduras de la familia de la col).

Las propiedades hormonales de los fitoestrógenos se le atribuyen a un grupo de compuestos conocidos como isoflavonas. Parece ser que uno de estos compuestos, la genisteína, produce varios efectos benéficos, como el aumento de la densidad ósea.

Hay que tener en cuenta que su relevancia para la nutrición está en proceso de investigación. Resulta difícil diferenciar la verdadera causa de los efectos positivos, dado que la ingestión de estos compuestos también está relacionada con los hábitos alimentarios.

Aunque se venden como suplementos alimenticios saludables, los alimentos son la fuente más segura para su ingesta.

 

Antes de automedicarnos aunque sea con complementos alimenticios naturales, debemos consultarlo con un especialista.

 

Equipo Torrese  

Página de origen de la imagen:
noticiasrurales.com.uy

 

Ver:
La soja y sus múltiples cualidades  
Propiedades de las vitaminas   
Propiedades de algunos aceites   
Propiedades de los minerales  
Propiedades de algunas semillas  
Propiedades de las sales minerales    
Antienvejecimiento – Productos naturales  
Dieta a partir de los 40 años  
La menopausia y la salud de los huesos
La menopausia y la salud – Dossier indispensable 
Tratamientos en la menopausia 
Envejecimiento – Causas y cuidados    

Magnesio y potasio para reforzar el organismo 
Multiplica tu energía por cinco – Germen de trigo, lecitina, algas, levadura de cerveza y el polen 

 

 

 

 

2 – 26-08-2016
1 – 22-02-2015