Las propiedades de las lentes de contacto

Las lentes de contacto son ya un producto muy normalizado y se estima que en España hay 3 millones de usuarios 

[Salud / Tendencias]

 

Muchos de nosotros tenemos la falsa idea de que las lentes de contacto son un invento que no tiene muchos años y no es cierto, Leonardo da Vinci ya trabajaba en ello y le siguió Descartes.

Fue en 1952, con el desarrollo de los materiales tipo hidrogel que se empezaron a fabricar lentillas con este material y, más tarde, N. Gaylord ideó un material híbrido. En la actualidad y gracias a las nuevas tecnologías, las lentes de contacto son cada vez de más fácil uso y mucho más seguras para los ojos.

Las desechables de uso diario, que se llevan un solo día y se tiran, son más cómodas, versátiles y más económicas que nunca. En las tiendas de reconocido prestigio que trabajan desde Internet se pueden conseguir lentillas baratas online como pueden ser las lentillas Acuvue que combinan tecnologías innovadoras para que los usuarios puedan tener una visión clara y cómoda, conservando la buena salud ocular.

 

Diferentes tipos de lentillas

Actualmente existen lentes de contacto para el astigmatismo, para la vista cansada (presbicia), para graduaciones complicadas, para el control de la miopía o para pacientes con ojo seco, y pueden ser blandas o semirrígidas.

Las lentes multifocales dan una buena visión de lejos y de cerca y cada vez son más usadas por pacientes de más de 40 años, aunque muchas personas con vista cansada desconocen su existencia.

Las lentillas estéticas se usan para intensificar el color de los ojos o para cambiarlo.

 

Las lentillas bionicas o lentillas ‘inteligentes’, además de corregir problemas de visión pueden ayudar a ver mejor de noche, prevenir enfermedades y detectar problemas. Ya existen prototipos de lentes que miden niveles de glucosa, ácido úrico y otras variables, y además son capaces de suministrar medicación.

Otro de los aspectos de las lentillas biónicas es que, dentro de poco tiempo, pueden convertirse en pequeñas pantallas que reproduzcan imágenes y se podrían conectar con otros dispositivos.

 

Las lentes con un filtro óptico protector

Es de destacar que las lentes con un filtro óptico protector incorporado, han sido desarrolladas por Celia Sánchez Ramos, doctora en Ciencias de la Visión y profesora e investigadora en la Universidad Complutense de Madrid, que ha estado investigando durante ocho años cómo evitar los daños producidos por la luz en el ojo.

La investigadora ha buscado evitar el daño en la retina que se produce cuando el ojo envejece por estar expuesto a la luz. Es un filtro de color amarillento que se puede implementar sobre cualquier tipo de lente. La patente ha sido vendida a diferentes países como EE.UU., China y Australia.

 

Consejos en el uso de lentes de contacto:

> Lavarse las manos con jabón antes de tocar las lentillas.
> Limpiar las lentillas diariamente con los productos específicos para ello.
> Guardar las lentillas en el estuche siempre con líquido nuevo.
> Cambiar el estuche portalentes una vez al mes.
> No mezclar líquido nuevo con líquido usado o viejo.
> No lavar nunca las lentillas con agua del grifo o ducha.
> No usar lentillas cuando se vaya a la piscina, sauna o spa.
> No dormir con los lentes de contacto puestos.


Las lentes de contacto son ya un producto muy normalizado. Se estima que en España hay 3 millones de usuarios de lentes de contacto y, de los mismos, el doble de mujeres que de hombres. Con respecto a la edad, el 48% de los usuarios de lentes de contacto tiene entre 18 y 34 años y un 23% tiene entre 45 y 65 años.

 

Equipo Torrese

Página de origen de la imagen:
Radio Panamá