Parque Natural de Monfragüe – Reserva de flora y fauna mediterráneas

 

[Viajes]

 

En Extremadura encontramos el Parque Nacional de Montfragüe donde están representadas el 80 por ciento de las especies protegidas de España. Además es paso obligado para las aves procedentes del África subsahariana y del Norte de Europa, que encuentran un valioso acomodo en estas suaves sierras donde crecen encinas, alcornoques y acebuches. En plena provincia de Cáceres, rodeado de extensas dehesas y bañado por las aguas del Tajo y el Tietar, se halla el Parque Nacional de Monfragüe –los romanos lo bautizaron como Monsfragorum o Monte Fragoso–, que pasa por ser una de las más importantes reservas de flora y fauna mediterráneas.

Su frondosa vegetación ofrece ricos contrastes: en las solanas surgen por todas partes manchas de matorral, formadas por madroños, acebuches y jaras, y en los terrenos más umbríos y húmedos crecen quejigos, brezos y madroñeras. Rodeando este vergel hay grandes espacios donde se ha logrado un extraordinario equilibrio entre el hombre y la preservación natural: las dehesas. Estas enormes despensas de alimento tanto para el ganado como para los animales son el mayor ejemplo de lo que se ha dado en llamar “desarrollo sostenible” y una de las razones por las que Monfragüe ha obtenido de la UNESCO la declaración de Reserva de la Biodiversidad.

monfrague2Provisto de ropa cómoda y buenos prismáticos, el viajero tiene una cita con la rica fauna del parque. La comunidad más numerosa y visible es la de los ciervos que aparecen solos o en manada en cualquier tramo del recorrido. En la transición del verano al otoño, Monfragüe ofrece el espectáculo de la berrea, el bramido del cérvido macho que marca la ceremonia del celo, un estruendo espectacular que se produce sobre todo al amanecer y en la puesta del sol y que se acompaña de persecuciones y enfrentamientos entre los ciervos más machos de la manada. Jabalíes, corzos, muflones y cabras montesas son otros mamíferos con tarjeta de residencia.

Para el aficionado a las aves éste es un paraíso, la mayor reserva europea de rapaces, con un buen número de águilas imperiales ibéricas y la mayor concentración de buitre negro del continente. En el Cerro del Gimio o el mirador de la Portilla del Tietar, sorprende la cantidad de nidos de buitres leonados, alimoches o búhos reales. También se dan cita toda la gama de águilas –real, calzada, perdicera, culebrera…–, y junto a los embalses es fácil ver a las elegantes cigüeñas negras, cormoranes, garzas e infinidad de pájaros autóctonos o de paso hacia otros lugares. El parque ofrece además un interesante recorrido cultural, con las pinturas rupestres del Salto del Gitano, la calzada romana de Villarreal o el puente neoclásico del Cardenal. Sobre un roquedo están las ruinas del castillo de Monfragüe, desde cuya atalaya se puede divisar un panorama imponente.

 

 


Dionisio Pérez Sanz
Artículo publicado en el nº 208 de la Revista muf@ce. http://www.muface.es/


Páginas de origen de las imágenes:
minube.com 
juntaex.es
ojodigital.com
elmundo.es

__________________________

 
Datos prácticos:

Información: Centro de Información Parque Natural de Monfragüe. Villarreal de San Carlos. Tel.: 927 199 134. www.monfrague.com.

Cómo ir: El parque tiene una docena de entradas distintas, aunque si se va desde Madrid por la autovía de Extremadura el acceso más lógico es la salida del km 200. Almaraz Sur –Presa de Arrocampo– Serrejón.

Alojamiento: Hotel Spa Aguas de Serrejón. Un auténtico templo del relax en plena naturaleza. Magníficas instalaciones y un completo spa: sauna, baño de vapor, jacuzzi, chorros y tumbonas a distintas temperaturas. Ofrece interesantes descuentos para profesores y funcionarios.

Guías recomendadas: Reserva de la Biosfera de Monfragüe (Everest) y Extremadura Guía Total (Anaya Touring Club).

 

 

 

 

 

 

 

2 – 26-05-2014
1 – 27-05-2009