Mesa redonda con directoras de periódicos del estado español

 

Colegio de Periodistas de Catalunya, Barcelona (España)
Mesa redonda con directoras de periódicos del estado español
29 de octubre


Todas las fotografías: ©2012 Marisa Ferrer P.

Para celebrar el 20 aniversario de la Asociación de Periodistas de Catalunya (ADPC) ésta ha organizado una mesa de debate sobre la conciliación y la discriminación en la dirección de las cabeceras de periódicos en España.

En la mesa –Laura Espinar, directora del periódico «Lanza» de Ciudad Real; Pilar Gassent, directora del digital «República.com»; Anna Muñoz, directora del «Diari de Terrassa»; Ángeles Rivero, directora de «La Nueva España» de Asturias; Magdalena Trillo, directora del periódico «Granada Hoy»; Arantzazu Zugasti, directora del periódico «Notícias de Gipuzkoa»; y mediante vídeo Montserrat Domínguez, directora del digital «Huffingtonpost.es».

Carolina Barber, presidenta de la Asociación de Periodistas de Catalunya, ha moderado el debate.

Con respecto a la dirección de periódicos vemos que de los 149 existentes, sólo 12 están dirigidos por mujeres. Los horarios larguísimos de las redacciones hacen difícil conciliar la vida laboral con la familiar, y éste es uno de los problemas a solucionar y que, en algunos casos como el de Arantzazu Zugasti, parece solucionado ya que según sus palabras “a las 21:30 ya estoy en casa”Laura Espinar también se puso como objetivo que todos salieran del periódico a una hora prudente.

Montserrat Domínguez agradece especialmente la ayuda que le han prestado las personas asalariadas que ha tenido en su casa, que le han permitido seguir haciendo su trabajo como periodista, ayudándola con sus hijos y con el hogar.

Todas han estado de acuerdo que la profesión de periodista conlleva hacer renuncias, algunas confiesan que antes de aceptar el cargo tuvieron muchas dudas, especialmente por la forma en que fueron elegidas. En algún caso, siendo subdirectoras, al pasar a ser directoras, tenían que cubrir el trabajo de los dos cargos (“dos al precio de una”).

Con lo que respecta a la competitividad, en un hombre el ser competitivo, querer escalar en la profesión, se visualiza como una virtud; en cambio la competitivad en una mujer no se ve con buenos ojos y los adjetivos que se le dedican son muy negativos.

Todas también han estado de acuerdo en el gran paso que se ha dado con la incorporación de la mujer en las redacciones, aunque queda mucho camino por andar porque la presencia de las mujeres en los medios no ha cambiado mucho la perspectiva en dar las noticias. La visión de género cuesta mucho de implantar.

Equipo Torrese, Barcelona, 29-10-2012