Muerte e impunidad en México

Por Sara Lovera  

Con indignación e impotencia, periodistas de todo el país marcharon el 5 de mayo por calles y plazas de diez Estados para pedir que cese la persecución, el hostigamiento y el asesinato de los trabajadores de la prensa nacional. México está considerado el país más peligroso para la prensa en América Latina, según diversas organizaciones. 

Profesionales de la comunicación han sido víctimas de una violencia irrefrenable que cubre con un velo negro a la población mexicana, que en los últimos seis años contabiliza más de 50.000 ejecuciones, 30.000 viudas, miles de huérfanos y víctimas. No por gusto este ha sido calificado como el peor de los momentos del país.

En ese contexto, con los asesinatos de cinco periodistas (dos mujeres y tres hombres) entre el 29 de abril y el 4 de mayo de este año en el estado de Veracruz -situado en la margen del Golfo de México, frente a Cuba- son más de 85 los profesionales del sector que han sido asesinados en cinco años

Según registros de los organismos civiles y de la Casa de Protección a Periodistas del Distrito Federal, solo en 2012 han sido ultimados 10 periodistas: uno en Nuevo León, una en el Distrito Federal, dos en Chihuahua y cuatro en Veracruz. Adicionalmente, el 29 de marzo se hizo estallar una bomba frente al diario El Expresso de Tamaulipas, y se han reportado 49 agresiones diversas en el primer trimestre de este año.

«Parece una burla todo esto», señaló a SEMlac la periodista Judith Calderón, presidenta de la Casa de Protección a Periodistas (CPP) y dirigente del Frente Nacional de Periodistas por la Libertad de Expresión, instancias burocráticas de protección a estos profesionales, creadas sin resultado alguno.

La dirigente explica que el asesinato a Regina Martínez, el 29 de abril último en Veracruz, sucedió en medio de tres momentos significativos.

El primero, el acuerdo del Congreso para una Ley de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, que todavía no es sancionada por el ejecutivo y que se suma a la existencia de cinco instancias burocráticas que funcionan desde hace cuatro años y que no han conseguido frenar los agravios, puesto que el 97 por ciento de los expedientes permanecen en la impunidad.

Los otros dos hechos son la celebración del 3 de mayo como día internacional de la libertad de prensa, que solo se sumó al luto y la desesperanza, y una inexplicable ratificación del gobierno de que continuará con la política de confrontación frente a lo que se llama crimen organizado.

Los últimos acontecimientos han generado numerosas peticiones, cartas, reacciones de organismos internacionales como Amnistía Internacional, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un frente Cívico en el estado de Veracruz y cartas de protesta de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, la Casa de Protección a Periodistas y los trabajadores de la revista Proceso, en la cual laboraba Regina Martínez.  

Publicado por la Agencia de Noticias SEMLac (Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe), 11-05-2012 

Páginas de origen de las imágenes:
animalpolitico.com/2012/02/rfs-reporta-once-periodistas-asesinados-en-mexico-durante-2011
noticias.terra.es/fotos/actualidad/fichafoto.aspx?itemurl=/2012/mundo/0505/fotos-media/ai-pide-a-mexico-dar-seguridad-a-periodistas-tras-muerte-de-fotoperiodistas-01
e at: http://pentathlon-subzona-tlalnepantla.blogspot.com/2012/02/24-de-febrero-dia-de-la-bandera-24-de.html