Guía rápida para gestionar la imagen de marca

Por Miriam Rius*


 


Para gestionar de forma eficaz nuestra propia Imagen de Marca Personal (IMP), hay que poner en marcha una estrategia que consta de dos partes fundamentales.


La primera consiste en un proceso de reflexión a través del que descubrir quiénes somos, qué queremos y quién puede ayudarnos a conseguirlo. Seguidamente, pasaremos a la acción, buscando la máxima visibilidad y utilizando para ello todos los medios a nuestro alcance. Y siempre, revisando y reajustando para asegurar la eficacia en todo lo que hacemos.  No es complicado pero… vayamos por partes.


Esta primera fase de reflexión, debe contemplar cuatro puntos principales y darles respuesta:


1. ¿Quién soy? ¿Qué me diferencia? – Puede ser lo más difícil de este proceso. Se trata de descubrir dónde aporto valor y qué me hace diferente.


2. Fijar mis metas: ¿A dónde quiero ir? – Tener claro la dirección en la que quiero avanzar. Saber a dónde me dirijo es imprescindible para acertar el camino.


3. Acotar mis mercados – Es importante establecer cuáles son mis pequeños mercados, esos grupos que pueden ayudarme -ya sea directa o indirectamente- a conseguir mis objetivos. Es a ellos a quienes debo enfocar mis esfuerzos de comunicación. Si quiero ser todo para todos, no seré nada para nadie.


4. Evaluar mi actual posicionamiento – Y sabiendo todo lo anterior… ¿en qué punto del camino estoy ahora?


En cuanto a la segunda fase, la que implica ponerse en acción, consiste en:


1. Comunicar – Esta es la parte más práctica (que desarrollaré en detalle próximamente para no alargarme demasiado ahora). Trata de conseguir visibilidad transmitiendo los mensajes y utilizando locales que mejor proyectan mi IMP (por ejemplo, mi propio aspecto, mis palabras, mi presencia en Internet o mi relación personal y digital con las personas y organizaciones que forman los entornos en los que me muevo). En este punto, pueden resultar muy útiles e inspiradores los Principios Básicos de las Relaciones Públicas definidos hace ya varias décadas por Arthur Page, que se resumen en «hacerlo bien y hacerlo saber» y se concretan en:


a) dí la verdad; b) pruébala con hechos; c) escucha a tu cliente; d) gestiona pensando en el futuro; e) realiza tus RRPP (en nuestro caso, comunica) como si toda tu empresa dependiera de ello y f) mantén la calma, la paciencia y el buen humor.


2. Revisar y reajustar – Debo estar atento a las consecuencias de mis acciones y al resultado de mi estrategia. Si no son los deseados (o los que había previsto), tengo que reajustar mi plan de actuación.


Crear y mantener una adecuada Imagen de Marca Personal es una tarea a largo plazo, en la que todo suma (o resta). Como decía Lluís Bassat en su Libro Rojo de las Marcas: «Las marcas son como catedrales. Se construyen a lo largo de los años por distintas personas, diferentes generaciones, pero con un objetivo común. (…) En una catedral, al igual que en una marca, cualquier elemento, por insignificante que parezca, influye directamente en el resultado final. Desde el primer contrafuerte hasta la última gárgola.»


Para acabar este resumen, y siguiendo con el símil de las catedrales, enumero a continuación los pilares en los que se fundamenta la IMP:


• autenticidad
• peculiaridad
• visibilidad
• cuidado del detalle
• coherencia
• visión a largo plazo


Como dice Andrés Pérez Ortega, el primero en España en hablar de Marca Personal: «Crear una marca personal consiste en asumir el control de los procesos que la influyen en la forma en que los demás te perciben y gestionarlos estratégicamente para ayudarte a conseguir TUS objetivos»



Barcelona, 19 de mayo de 2011.
* Resumen de la Charla sobre “Imagen de la Marc Personal” que dí en ESADE (Barcelona, España).
http://myriamrius.blogspot.com/


Páginas de origen de las imágenes:
el-buskador.com/galeria/img-wallpapers-camino-en-el-valle-9095.htm
millonariosonline.com/como-lograr-el-exito-diario-en-su-negocio-de-redes-de-internet-marketing-en-5-sencillos-pasos/