Frenado el 40% de cuota de mujeres directivas en las empresas europeas

 

Por Teresa Carreras*



Pleno Parlamento Europeo, Estrasburgo: La división dentro de la Comisión Europea frena el proyecto de imponer el 40% de cuota de mujeres directivas en las empresas europeas.

Motivos de fondo y de forma han impedido que prosperara la iniciativa de la vicepresidenta y comisaria europea de Justicia, Viviane Reding.

La propuesta comunitaria que pretendía imponer cuotas de género en los consejos de administración de las empresas europeas se ha aplazado en la reunión que la Comisión Europea celebra una vez al mes en Estrasburgo coincidiendo con la sesión plenaria del Parlamento Europeo. Había división de opiniones en el Colegio de Comisarios y Comisarias ya que a los que estaban en contra de las cuotas se sumó una advertencia de los servicios jurídicos en el sentido de que la Legislación europea no podría aceptar una imposición de cuotas tan fuerte. Estos han sido motivos suficientes para que la propuesta de Viviane Reding de que de cada diez sillas de los consejos de administración cuatro sean para mujeres se haya retirado para volver a ser presentada próximamente en otro proyecto modificado a la baja.

Reding trabajaba en la idea del 40% de cuota femenina en los órganos directivos, para el año 2020 después de que las instituciones europeas hubieran invitado a las empresas a autorregularse y, hasta ahora, y la presencia de mujeres sólo haya llegado al 13’7%.

La misma vicepresidenta reconoció a los periodistas que no había habido acuerdo. Pero, afirmó tajante, «no renunciaré». «No estoy decepcionada, continuó, puesto que las mujeres han esperado por algo así más de cien años, así que no viene de unas semanas». Reding que utiliza a menudo las redes sociales para comunicarse envió un mensaje con los nombres de los miembros del Colegio que se posicionaron a favor y en contra. Curiosamente el bando de las más reacios fueron las mujeres Comisarias. Sólo una, la titular griega de pesca, Maria Damanaki se posicionó a favor. Mientras que la alta representante para la política exterior y de seguridad común, Catherine Ashton, la comisaria de interior, Cecilia Malmstrom, la de la Agenda Digital, Neelie Kroes y la de la Acción por el Clima, Connie Hedegaard votaron en contra.

A favor estuvieron el presidente de la comisión, el vicepresidente Almunia, el titular de economía, Olli Rehn, y el de industria, Antonio Tajani. Este último dijo «las cuotas son sólo un instrumento para alcanzar un objetivo».
La Iniciativa de Reding tiene la oposición explícita del Reino Unido, Holanda, Bulgaria, Letonia, Estonia, Lituania, República Checa, Hungría y Malta.

Ya hace dos años que Reding planteó la autorregulación en las empresas pero los hombres no han querido ceder su papel mayoritario y dominante en los consejos de administración de las empresas. Las diputadas españolas Esther Herranz, del PP e Iratxe García, del PSOE tuvieron reacciones divergentes. Mientras la primera afirmó que «no se debe obligar a las empresas a contratar a alguien por ser hombre o mujer», la segunda encontró el desacuerdo «decepcionante y un símbolo de que la Comisión es liberal y de derechas».

 

* Para la Agencia de Noticias La Independent (http://www.laindependent.cat), jueves, 25 de Octubre de 2012 

Página de origen de la imagen principal:
management.iprofesional.com/notas/147331-La-Union-Europea-reduce-la-cuota-femenina-en-las-juntas-directivas