El cuerpo de las mujeres (Il corpo delle donne) – o la sistemática humillación de...

 

[Mujeres Hoy]


Se ha presentado en Barcelona (España) el documental de 25 minutos de duración Il corpo delle donne1. La idea de hacer este documental como herramienta de denuncia surgió de Lorella Zanardo2. Este ensayo visual compuesto de fragmentos de programas procedentes de la televisión italiana, tanto pública como privada, está dedicado a la imagen y el papel de la mujer que actualmente se ve en los medios.

Mujeres con casi nada de ropa arrodilladas encima de una mesa como figuras decorativas, con exiguos bañadores y contorsionadas en el suelo donde los primeros planos son sus pubis y sus pechos, otras saltando y chillando como guapísimas descerebradas o aceptando y riendo las bromas de mal gusto de los presentadores.

Como Lorella constató, estos programas humillantes para la mujer son lo habitual en la TV italiana a cualquier hora del día, sin respetar el horario infantil ni mucho menos los derechos de la mujer tan duramente conseguidos. Y lo peor es que el público los encuentra normales y que el 60% que los consume son público femenino.

Casi a todas horas del día se pueden ver programas donde la mujer es ridiculizada, humillada y motivo de burlas por parte de los presentadores.

Desde una mujer con poquísima ropa arrodillada dentro de una caja transparente sonriendo y riendo las bromas del presentador durante todo el programa, hasta guapas jóvenes duchándose en los platós, o subidas en planchas en movimiento donde tienen que adoptar posiciones rayanas en la pornografía para no caerse, o, a petición del presentador, hacer movimientos bruscos en los que se les pueden ver los pechos. Todo ello aderezado con sonrisas tontas y gestos de niñas más tontas aún.

Todas aparecen siempre un paso por detrás del presentador y sin micrófono y si lo usan es para parecer estúpidas (según el guión que tienen que seguir).

Quizá la peor visión es una joven, también con poca ropa, colgada de un arnés entre jamones dando vueltas y riendo tontamente a la que finalmente, un hombre, le imprime con un tampón un registro en cada nalga.

Curiosamente casi la totalidad de las «mujeres-decoración» o «esculturas vivas»  son muy jóvenes. No se ven caras de mujeres maduras y las que aparecen en pantalla están casi todas retocadas mediante cirugía. Así estas
mujeres sin expresión, con el labio superior extremadamente grueso (llamado labio de pato: el labio superior se sube y parte de la encía aparece como labio), pómulos y frentes con relleno, estiramientos increíbles y narices en serie, son las mujeres maduras que vemos (si no se retocaran seguramente no las contratarían). Todas siguen el mismo modelo, que según creen es el que les gusta a los hombres.

Así se está formando un imaginario irreal al que, especialmente las adolescentes, quieren imitar. Mujeres con su identidad y personalidad anuladas. Lo realmente extraño es que no haya un movimiento de protesta por parte de las mujeres ante el trato denigrante que están recibiendo.

Lorella Zanardo junto con Marco Malfi Chindemi, en 2009, decidieron gravar en vídeo secuencias tan normales en la TV italiana y “colgarlas” en Internet para darlas a conocer al mayor número de personas posible y grabarlo en DVD para mostrarlo en las escuelas secundarias para hacer reflexionar a los jóvenes sobre la irrealidad que se les
muestra como algo normal y cotidiano.

La reacción ha sido sorprendente, más de 4 millones de visitas a su sitio web e invitaciones para presentar el documental en escuelas secundarias, en universidades, ante grupos políticos, asociaciones de mujeres y en programas de discusión.

Según Lorella “El documental es sobre las imágenes, sobre la representación; no sobre las personas”. Añade que “Muchas imágenes recuerdan la sumisión de algunas películas pornográficas, y que otro
punto importante es que faltan caras de mujeres adultas”
.

Lorella Zanardo cree que llevando este documental a escuelas e institutos para que los jóvenes vean cómo se está tratando a la mujer en los medios puede ser muy útil para intentar que la imagen de la mujer vuelva a ser lo más cercana posible a la realidad y que la mujer misma rechace ser vista y tratada como una muñeca: bonita pero hueca. “He recibido miles de cartas de profesoras y profesores de escuela diciendo que la TV italiana está creando diariamente modelos falsos y no
saben cómo contrarrestarlo”
.

Ha dicho que el tema de las mujeres en Italia no está resuelto porque la revalorización de la mujer no interesa a nadie en este país. La esperanza está en que, por lo que ha visto en las presentaciones del documental en escuelas e institutos, los adolescentes italianos tienen un pensamiento más europeo.

En la presentación del documental, además de Lorella Zanardo, han estado Gemma Nicolás, Directora del Centro de Información y Recursos de las Mujeres (CIRD); Virginia Luzón, profesora de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona); Núria Ribó, periodista de radio y televisión; y Giusi Garigalli, traductora e intérprete.

Virginia Luzón ha comentado que la imagen que transmite la TV española de la mujer es mejor que la que transmite la TV italiana. Según estudios realizados en su departamento en la TV española se pueden ver tres tipos de mujer: la imagen normalizada de la mujer y protagonista de la acción en diferentes programas y series; otra distorsionada, donde pasa a ser objeto de valor y su imagen es objeto sexual, o una mujer “remodelada” por la cirugía estética (p. e. el programa “Cambio radical”); y la mujer “invisible” cuando, por ejemplo, no aparece en las noticias importantes sobre política o negocios de los informativos. Según  Virginia, en deportes se ha avanzado un poco, actualmente aparece un 7% . En la TV catalana desde que su directora, Mònica Terribas, en 2009, pasó un comunicado interno donde se solicitaba que se dejaran de hacer comentarios machistas sobre la indumentaria y el físico de las mujeres deportistas, se han dejado de hacer.

Virginia reclama que la mujer sea más visible en los informativos.

Nuria Ribó, que ha vivido el mundo informativo de la televisión desde finales de los años 70, indica que se han producido muchos cambios desde entonces. «Hay muchas presentadoras de informativos tanto jóvenes como más mayores, incluso embarazadas, y en las redacciones de informativos de radio y TV, en producción, realización y montaje, hay un porcentaje muy alto de mujeres».

Ha hecho referencia a que en los programas de entretenimiento con más audiencia de las televisiones privadas y públicas españolas se pueden ver a muchas mujeres de cierta edad, no sólo guapas como en la TV italiana.

Con respecto al mundo de la ficción, hay diferentes series protagonizadas por mujeres y “está teniendo mucha aceptación el papel de mujer tipo “Rambo”, guapa, violenta y, en ocasiones, cruel».

Núria incide en que la imagen de la mujer en los medios está muy atada al ámbito doméstico. «Cuando se entrevista a una mujer política o empresaria siempre se menciona su vida familiar y se le pregunta cómo va a compaginar el cuidado de sus hijos con la política o con su profesión, cosa impensable de preguntar a un hombre. De la misma manera se controla mucho la vestimenta, si repite vestuario (en el caso de famosas), si nunca lo repite, cómo se maquilla y se peina y si le sienta bien o mal. En el caso de la mujer profesional hay una especie de `normas’: vestir con seriedad, no tipo `artistas’”

La opinión de la periodista es que “es más importante el contenido que la forma de ir vestidas”. Acabó su exposición reivindicando que cada una puede vestir como quiera y le venga en gana, y puede hacer con su cuerpo lo que quiera, si es su deseo, y nadie tiene derecho a impedirlo o criticarlo.

El visionado del documental a muchas nos creó cierto dolor y una gran sensación de impotencia al ver que aún falta tanto camino para llegar a una igualdad efectiva que creíamos casi alcanzada y que, justo al lado de nuestra casa, vemos que está aun muy lejos de ser realidad. Nos ha dejado también una gran inquietud y ganas de hacer alguna cosa para demostrar que la mujer además de un cuerpo es una mente, unos sentimientos, una profesional, una creativa, una persona. ¿Pero por qué aún en el siglo XXI tenemos que demostrar que somos personas???

 

Leonor Sedó
Directora de www.39ymas.com y miembro de la XIDPIC.CAT (Red Internacional de Periodistas y Comunicadoras de Catalunya)
Barcelona, 03-11-2011

Imagen principal: esseredonne.it/?page_id=37
Fotografías: ©2011 Marisa Ferrer P.

_________________________

1.Título original: Il corpo delle donne
Traducción: Chiara Bagnoli
Una idea de: Lorella Zanardo e Marco Malfi Chindemi
Dirección: Lorella Zanardo, Marco Malfi Chindemi y Cesare Cantù
Textos: Lorella Zanardo
Montaje: Cesare Cantù
Voz: Lorella Zanardo
Cámara: Nicola Buffoni
Página oficial: http://www.ilcorpodelledonne.com/

2. Lorella Zanardo
nació en Italia el 16 de diciembre de 1957. Es empresaria, escritora y miembro del comité de WIN, organización internacional con sede en Oslo que promueve el intercambio de experiencias laborales entre mujeres.
Trabaja como consultora y profesora de cuestiones relacionadas con el feminismo.