Claves para la entrevista de trabajo

 

[Empresa – Recursos

 

Claves para enfrentarse adecuadamente a una entrevista de trabajo


Antes de la entrevista

> Recabe información sobre la empresa y el puesto de trabajo que pretende ocupar.

> Reflexione acerca de las características que ha de tener la persona que lo ocupe, porque esa es la imagen que debe dar.

> Durante la entrevista tiene que demostrar que reúne las características adecuadas para ocupar el puesto al que aspira. Tiene que ser capaz de ‘venderse’ a sí mismo, mostrando todo lo bueno que tiene. No se ha de limitar a los aspectos meramente técnicos, sino que se ha detener también en los personales. Por ello, conviene que lleve preparada la siguiente pregunta: ¿cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos débiles?, pues es una de los interrogantes que se repite en casi todas las entrevistas.

> Adapte su imagen (forma de vestir, peinado, etc.) a las exigencias del mercado laboral o a ese puesto de trabajo concreto que desea conseguir.

> Procure dormir bien la noche anterior para poder afrontar la entrevista con mayor entereza.

> Intente estar tranquilo y confíe en sí mismo. Piense que si le han llamado para una primera entrevista es porque de antemano su perfil les interesa. Además, si no tiene confianza es imposible que transmita a alguien esa idea.

> Si la entrevista se concierta por teléfono no olvide apuntar el nombre de la persona que la va a realizar. Así sabrá por quién ha de preguntar y podrá dirigirse a ella por su nombre.

> Prepare una lista mental con las cosas que necesita saber acerca del puesto de trabajo. Llegará un momento en el que el entrevistador le dé la oportunidad de preguntar.


Durante la entrevista

> Sea puntual. Es conveniente que incluso llegue unos diez minutos antes de la hora fijada para adaptarse al lugar y tener tiempo de serenarse.

> Cuidado con los nervios. Aunque un cierto nerviosismo es normal, los nervios son el reflejo de nuestra inseguridad, nos traicionan, nos bloquean y no nos dejan dar la imagen que deseamos.

> Camine con confianza y extienda la mano al saludar.

> No se siente hasta que el entrevistador se lo indique.

> No mastique chicle.

> Coloque sus pertenencias a un lado o en el suelo, pero nunca sobre el escritorio del entrevistador, al menos sin pedir permiso previamente.

> Evite actitudes tales como morderse los labios o mover bruscamente y de forma repetida las extremidades. Y aunque su actitud ha de ser amistosa y educada, nunca ha de ser despreocupada.

> Al hablar, mire a los ojos, así da la impresión de que tiene seguridad en sí mismo, y tenga cuidado con las muletillas.

> Actúe de forma natural y no se esfuerce por aparentar ser alguien que no es, pues es muy difícil que resulte creíble.

> No muestre reparos para hablar de sí mismo. Lo mejor para ello es que no se limite a contestar con monosílabos.

> Sea honesto. Si hay algo que no puede contestar en el momento, dígalo claramente, ya que si el entrevistador percibe que está intentado esconder información perderá credibilidad.

> Muestre interés por el puesto de trabajo. Quien tiene delante ha de entender que es algo que va a hacer con gusto y que tiene la motivación suficiente.

> Escuche las preguntas y dé respuestas claras y concisas, sin divagar ni titubear. En ningún caso, trate de monopolizar la conversación.

> Cuando el entrevistador le dé la oportunidad, hágale las preguntas que considere oportuno sobre el puesto y la empresa.

> Al finalizar, estréchele nuevamente la mano y agradézcale su tiempo. Es el momento propicio para preguntarle cuándo le van a comunicar la decisión que hayan tomado.


Después de la entrevista

> Una vez terminada la entrevista, evalúela. Para ello, resalte los puntos positivos y los negativos, apunte los aspectos que ha de mejorar en sucesivas entrevistas y guarde el nombre de la empresa y de la persona que le hizo la entrevista y la fecha en la que se realizó.

Y si es su hijo quién ha de hacer la entrevista…

> Déle ánimos e inspírele confianza en sí mismo, la va a necesitar.

> Si necesita ayuda, oriéntele a la hora de analizar sus puntos fuertes y débiles.

> Trate de quitar presión. Ya está él lo bastante nervioso como para que usted le añada más tensión.

> Cuando vuelva de la entrevista, escúchele. Necesita desahogarse y analizar la situación.

> No le reproche nada. Lo mejor es que aprenda de sus errores.

> Y si no es el escogido, evite utilizar frases que den una percepción de fracaso. Hay más empresas y más oportunidades.

 

Equipo Torrese

 

Ver:

Preparar la entrevista de trabajo – Estrategias y tipos de lenguaje 

Maquillaje y forma de vestir en una entrevista de trabajo

 Entrevista de trabajo

¿Cómo ha de ser un Curriculum Vitae?  

Carta de presentación

Cómo leer un contrato de trabajo

Sección Empresa  


Página de origen de la imagen:
entrevistadetrabajo.org/crea-un-ambiente-adecuado-en-la-entrevista-de-trabajo.html

 

 

 

 

 

 

 

4 – 18-11-2015
3 – 31-10-2013
2 – 30-08-2012
1 P. 08-03-2009